Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Nuevas sensaciones / 1ra parte

Hará unos tres meses os relaté una de las mejores experiencias de mi vida, prometiendo contar su continuación cuando ésta sucediera. El relato se llamaba Mi mejor experiencia oral.

Hace un mes aproximadamente disfrute de su continuación, pero la llegada de las fiestas navideñas me ha impedido redactarlo antes (demasiado jaleo en casa para navidades y demasiada gente alrededor para escribir tranquila). Aquí tenéis la primera parte de su continuación, en breve escribiré su desenlace.

Os recordaré que soy un chica que aburrida en su matrimonio buscaba experiencias nuevas. Conocí un chico mediante una web de contactos con el que concerté una cita… y me llevó al séptimo cielo. Como convenimos que si contaba mi experiencia con él en la red nos volveríamos a encontrar, al verla publicada cumplió su promesa y concertamos una nueva cita.

Estaba algo nerviosa, porque sabía que si quedábamos de nuevo me sodomizaría tal y como me dijo. Al final decidí hacerlo, realmente quería experimentar nuevas sensaciones, estaba aburrida de siempre lo mismo con mi marido (mete-saca 5 minutos y punto final).

Decidimos dedicar una noche entera a nuestros cuerpos. Me tomé un día libre y le dije a mi marido que tenía un viaje de trabajo. Alquilamos una habitación en una casa rural, en la zona pirenaica, lejos de mundanal ruido y de cualquier persona conocida. Me recogió en su coche al salir del trabajo y salimos de Barcelona rumbo al los Pirineos.

Al llegar subimos a la habitación para dejar el equipaje antes de cenar. Mientras dejaba mi neceser en el armario, me cogió por las cintura y me susurró al oído “¿Que tal un aperitivo antes de la cena”?. Cerré los ojos y me dejé llevar. Su boca comenzó a besar mi cuello mientras sus manos acariciaban mis senos por encima de mi jersey.  Una de sus manos bajo hacia mi entrepierna, y se metió por debajo de mi falda, acariciado mi sexo por encima de mis braguitas. Al sentir su mano en mi entrepierna mi coño empezó a humedecerse mojando mis bragas. Me dio la vuelta e introdujo su lengua en mi boca, buscando la mía, mientras sus manos agarraban mis nalgas por encima de mi ropa interior. Introdujo una de ellas entre mis braguitas y mis nalgas, recorriendo con uno de sus dedos el surco de mis nalgas, al llegar a mi esfinter se detuvo acariciándolo suavemente mientras me susurraba al oído “Prepárate porque esta noche sentirás mi polla aquí dentro”.  Se me pusieron los pelos de punta al escuchar estas palabras… y también me puse mas mojada de lo que estaba, mojando mis bragas aún más si cabe.

Me sentó sobre la cama y se puso de rodillas delante de mí, me levanto la falda y comenzó a pasar su lengua y sus dedos por la parte interna de mis muslos. Aparto mis braguitas para dejar mi raja húmeda al descubierto, lanzándo su legua sobre ella. Eché mi cabeza hacia atrás suspirando de placer, al volver a sentir su lengua sobre mi coño (Os he de recordar que es un experto en el uso de la lengua…).  No sé el tiempo que estuvo recorriendo cada pliegue de mi sexo, creo que perdí la noción de todo.

Me quito las bragas y la falda, echándome sobre la cama con las piernas bien abiertas y mis rodillas flexionadas. Su lengua comenzó a excitar mi clítoris, mientras sus dedos empezaron a introducirse. mi vagina. Yo estaba deseando volver a tener su polla en mi boca, saborearla y exprimirla hasta que soltara su leche dentro de ella, pero el placer que me estaba dando me impedía hacerlo.  Al cabo de un rato  me corrí entre convulsiones y gemidos, mientras él saboreaba la humedad que salía de mi sexo.

Mi hizo dar la vuelta y me puso de rodillas encima de la cama mientras me decía: “Esta noche quiero probar tu entrada trasera, así que vamos a empezar a prepararla”. Me levanto la falda y abrió mis nalgas. Empezó a acariciarme el ano con su lengua mientras con una mano me acariciaba el coño.

Sentí que ponía algo frío y viscoso en mi esfinter, le dije “¿Que es eso que me pones?”, y me respondió “Es un lubricante anal, especial para la ocasión, quiero que lo pases lo mejor posible”.

Empezó a extenderlo por mi ano, mientras me lo  acariciaba con suavidad. Con uno de sus dedos empezó a presionar mi ano, mientras me decía, “Relájate y siente como tu culito se acostumbra a mi dedo”. Notaba como su dedo se introducía cada vez más profundo dentro de mi recto. Mientras lo hacía su me follaba el coño con los dedos de su otra mano.

Empezó a meter y sacar su dedo de mi ano lentamente, yo notaba como mi recto se adaptaba a su dedo, noté como introducía otro de sus dedos. Me dijo “ya te caben dos, esta noche te lo abriré del todo”. Comencé a sentir una sensación de placer, tanto por sus movimientos en mi  ano como en mi coño. Al cabo de unos minutos me llegó otro orgasmo, la sensación de tener el ano penetrado hizo que fuera más intenso que el primero.

Descansé unos minutos, le hice ponerse de pie delante de mí y  le saqué la polla. “Ahora te toca a ti”, le dije mirándolo a los ojos. Tenía  el pene en plena erección. Saqué de mi  bolso  un metro de modista que me había traído. Me miró sorprendido, le dije: “Es que  quiero saber el tamaño exacto de lo que me va a sodomizar esta noche”. Lo medí, “15 de circunferencia por 15 de largo… ¿estas seguro que me cabrá?” exclamé mientras le meneaba la polla rítmicamente.

Continué chupándole la polla, paseando  mi lengua por toda ella, jugando con su glande y acariciando sus huevos con mi mano. Empecé a meneársela rítmicamente con mi mano mientras le chupaba el glande. En pocos minutos su semen inundo mi boca. Lo saboreé con una sonrisa mientras lo miraba a los ojos.

Nos arreglamos un poco y bajamos a cenar, me dolía un poco el ano, aunque estaba deseosa de probar su polla dentro de él… pero eso lo contaré en la segunda parte de la narración.

Al igual que en mi primer relato, le pregunté si  quería que publicara su correo. Se quedó un momento pensativo y me dijo que lo pusiera, pero que dejara claro que si alguien estaba interesado en hablar  con él le escribiera contándole el motivo de su interés… por lo visto le agrego mucha gente al MSN, y mas de la mitad eran tíos. Si quieres escribirle su correo es chupa_clitoris@hotmail.com. Si simplemente le  agregas lo  más probable es que no te haga ni caso.

Espero que os haya gustado esta primera parte, en breve espero poder relatar el desenlace.

Saludos

Paola.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*