Relato de Natasha

Hola hace algún tiempo que no puedo escribir, mi mujer volvió a salir de la ciudad por trabajo y tendré todo un mes para mi solita como natasha, a esta altura ella ya sabe que me gusta vestir de nena, lo que no sabe es que cuando no está, salgo de nena a la calle y me convierto en la mas puta… a ella le gusta vestirme con su ropa y tomar el rol de varón, antes de partir a su viaje me ofreció tener una cita cambiando roles. Mi cabello es largo por debajo de los hombros, ella me llevó a un peluquería y pidió que me alisaran el cabello e hicieran un masaje, que sorpresa tuve al final del proceso pues quedó justo sobre mis tetitas, largo y liso además de muy suave. Luego al llegar a casa me depiló completa me sentía morir de placer con mi cabello largo, suave y liso y completamente depilada. Solo dejó una pequeña línea de bello púbico sobre mi pene. Me llevo a la habitación y me llenó de cremas y ricos perfumes. Me dijo que me pusiera de pie y comenzó a vestirme. Partió con un porta ligas rosadas unas medias y un brassier con tiritas delgadas también rosadas y una tanguita cola less también en el tono, me miraba al espejo y me veía bellísima. Puso una blusita color blanca sin mangas, una gargantilla de oro delgadita y una mini muy corta color rosada y unos tacos de 17 centímetros blancos. Me quedé helada al verme parecía una hermosa adolescente de 17 años. Me llevó al baño y me maquilló con tonos muy suaves y un delineador para los ojos junto con un labial rosado. Me dijo espérame y se fue a la habitación. Yo me miraba y estaba guapísima, abrí un poco la blusa para que se viera más mi sostén probé cuanto me podía sentar sin que se viera mi tanguita y la verdad es que como me sentara se me veía pues la mini era muuuuuuuy corta. De pronto escuche su voz algo más ronca que me decía “ok nena estoy listo nos vamos”… no entendía nada. La veo llegar y venía con un traje negro mío y con una bella corbata azul. Calzaba perfecto en ella me sentí inmediatamente suya lo tomé del brazo y caminamos hacia nuestro auto me abrió la puerta, la cerro y partimos, me dijo natasha te llevaré a un hermoso lugar. Puso música y prendió un cigarrillo al pasar los cambio pasaba a llevar mi rodilla y yo me recalentaba, pero no hice nada pues soy una señorita y debían venir más sorpresas… llegamos a un restaurante y me dijo ni dudes en decir nada hermosa aquí mando yo y la reserva esta hecha. Bajó me abrió la puerta yo estaba muy nerviosa y tomada de su mano entramos al restaurante. El mozo nos abrió la puerta y le dijo bien venido señor su mesa esta lista. Al pasar el mozo me dijo bienvenida señorita. Ingresamos y nos sentamos a la mesa el (ella) fue muy amble y caballero(a) puso la silla para que me sentara. Pido vino blanco y un plato de salmón con ensaladas. Me dijo que debía ser liviana la cena para poder seguir toda la noche. Tomamos 2 botellas de vino, estábamos bien borrachos. Pedimos frutillas de postre, yo las chupaba antes de morderlas y el (ella) me tocaba con sus piernas las mías, depiladas y envueltas en esas exquisitas panties rosadas. De apoco sentía ya el alcohol en mi cabeza. Me puse de pie y lo besé, mientras lo besaba sus manos recorrían mis nalgas entre la mini y el porta ligas que ya estaba completamente al descubierto. Al terminar de besarlo volvía a mi asiento mientras acomodaba la mini y veía los ojos de los mozos que nos miraban atentamente. Decidí como buena dama ir al baño a retocar el maquillaje. Las miradas de los mozos fueron increíble al pasar entre ellos sentí como sus miembros palpitaban al interior de sus pantalones abría chupado todas esas vergas pero mi amante me esperaba. Entré al baño de mujeres, me senté en el inodoro he hice pis como las nenas, sentí como mi tanguita ya estaba algo húmeda. Escondí mi verga depilada entre la tanguita, me lave las manos puse rouge en mis labios acomodé mi cabello liso y Salí moviendo las caderas lo más que podía, nuevamente los mozos me miraron de pies a cabeza, pero el (ella) ya estaba de pie había pagado la cuenta, se me acercó me beso y acarició delante de todos ellos y no fuimos al auto, ya en el auto algo borrachos, nos besamos, saco de su bolsillo un cofrecito, me dijo “acá hay algo que nos tendrá despiertos bebe”, lo esparció en mi espejito y me dijo aspira, jamás habíamos consumido cocaína, pero era el momento de nuestra aventura. Sentí como mi cuerpo florecía y ya estábamos listos para la acción, y le pedí ir a bailar. Me llevo a una disco y bailamos un largo rato yo era la mas puta del lugar daba igual que se me vieran las tiritas del porta ligas sosteniendo mis pantíes, pasaba mi cola por su entre piernas mmmm fue delicioso. Hasta que me dijo “Natasha, nos vamos bebe esta noche serás mía”, le miré a los ojos y lo besé me tomo de la cintura y nos fuimos al auto. Yo estaba hecha un loca… en el auto le besé intente buscar entre su entrepierna y claro recordé que era mi mujer vestida de varón y no tenía nada que mamar, el (ella) me dijo “no te preocupes nena te haré el amor y sentirás el placer de ser penetrada”, llegamos a un motel pidió champaña, al interior de la habitación me pidió que bailara para el (ella). Comencé lentamente como toda una profesional movía la cola, tomaba mis tetas, acariciaba mi pubis chupaba mis dedos jugaba con mi cabello. el (ella) comenzó a sacarse la corbata y desabrochar la camisa me pidió que me desnudara. Comencé desabrochando los botones que quedaban abrochados en mi blusa, y me la saqué. Luego comencé a bajar la cremallera de la mini y se la arroje a la cara… me dijo ven nena acuéstate. Lo hice deje mi brassier, la tanguita las panties el portaligas y los tacos me dijo espera un segundo… me senté en la cama y bebí champaña, el (ella) apareció desnudo y lo más sorprendente era que tenia una verga entre las piernas, había comprado un consolador y lo traía por su cadera. Se me acerco y comencé a chapársela era riquísimo recordé su vagina y mientras chupaba pasaba uno de mis dedos por su clítoris, el (ella) comenzó a moverse más y más estaba entrando a calentarse mucho y me pedía que se la siguiera chupando el (ella) tomaba mi cabeza y la metía lo mas adentro posible para que me la tragara toda de apoco el consolador estaba húmedo y caliente, el (ella) me pidió que no sacara los dedos de su clítoris y sentí que se venia cada vez mas rápido una y otra vez sus caderas chocaban contra mi cara y empezó a gemir fuertemente su pene estaba en mi boca entero adentro cuando siento que se viene y comienza a exhalar y un liquido sale por la punte del consolador y no sabia que hacer comencé a tragarme el liquido y descubrí que era delicioso el (ella) me miro a los ojos y me dijo bébela toda nena es par ti la chupe y la limpie lentamente el (ella) seguía con sus movimientos pélvicos y sus mano sen mi cabeza. Le dejé limpia su verguita que aun seguía dura obviamente, el (ella) me dijo vamos que es tu turno. Me puse de pie y camine a la silla donde el (ella) se sentó la verga estaba ahí esperando por mi, el (ella) comenzó a lamer mi culo hasta que sentí entrar el primer dedo, luego dos y tres y cuatro estaba como una loca estremecida entera me tomo por la cintura y me sentó sobre la verga que entro dulce y suavemente. Empecé a amoverme y saltar sobre el (ella) quien con una mano me tomaba las tetas y con la otra la verga y me pajeo hasta que estallé y dejé correr mi semen sobre mis piernas el(ella) tomo mis tetas y las beso, lamió mis piernas me abrazó y nos dormimos acostados uno al lado del otro, era la primera penetración que el (ella) me hacia y me encanto ser su puta. Al día siguiente volvimos a casa, llevábamos puesta las mismas ropas de la noche anterior, yo era natasha aun y ella mi varón. Al entrar al edificio nos vio el conserje, un Joven de unos 18 años, que no entendió nada. Mi varón (mujer) se le acercó y le dijo venimos de una fiesta de disfraces… pero se ve linda no? Le preguntó al muchacho, yo me sonrojé, y el muchacho tímidamente dijo se guapísima. Se llama natasha dijo mi mujer y estará toda el mes sola en nuestro departamento, de vez en cuando ve a ver si requiere de alguna ayuda. El muchacho asintió con la cabeza, nos subimos al ascensor y ella me dijo ok bebe ya tienes a un primer prometido… me beso y acaricio la entre pierna depilada y con el portaligas… ella no sabia que el muchacho no sería mi primera cita.

6 comentarios en “Relato de Natasha

  1. WOW QUE EXCELNTE RELATO SERIA BUENO QUE NOS CONTARAS QUE PASO DURANTE EL MES QUE ESTUBISTE SOLA, SERIA EXCELENTE SABER QUE HICISTE

  2. wuuuauuu mmm me gustaria saber como se siente el contar todas aquellas cosas que te hicieron sentir toda una mujer deseeada jaja me imajino como si estuvieras en las nubes jeje .bonita historia seria chevere si me dejas tu cuenta msn el mio es dani7664

  3. hola soy travesty de closet y bi como tu la verdad me gustaria una esposa como la tuya que aparte de hacerte mujer te ofrece con galanes para que te follen en su ausencia que envidia ojal me pasara felicidades mi correo es
    lety_ardiente@hotmail.com bye y suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*