Saliendo a buscar un ligue

Cuando uno es diferente a los demás en cuanto a gustos sexuales se refiere, vives aislado, entonces armas tu mundo y lo disfrutas al máximo.
¿a qué me refiero?
Ha habido noches en los que he estado sola en casa y con todo el tiempo del mundo para prepararme.
Ese fin de semana mi madre se había ido de vacaciones y tenía el departamento para mi sola, decidí que era momento de dejar salir a Ana Lilia a pasear y tal vez encontrar un galán caliente de mente abierta.
Llegue a casa del trabajo y puse a calentar el agua para bañarme mientras me pinté las uñas de pies y manos y depilé el vello de mi cuerpo.
Una vez hecho esto, me di un baño para quitarme el sudor y estar fresca y oliendo rico.
Salí del baño sintiéndome muy bien, procedí a escoger la ropa que me iba a poner, empecé por la ropa interior: un brassiere rojo y una tanga, así como un liguero del mismo color, medias color gris claro. una vez puesta la ropa interior, me puse unos tubos en el cabello para darle volumen a mi fleco y lucir bonita.
Luego el maquillaje, para ello debía saber que ropa usar para que combinara, decidí usar una falda blanca con florecitas azules y rojas y una blusa blanca lisa.
Ya vestida, maquillada y perfumada, estaba lista para salir. Otro problema, rezar para que al salir del edificio no me encontrara con algún vecino que me reconociera ¡me moriría de la vergüenza! en fin, entreabrí la puerta y me asomé… nadie a la vista, salí, cerré con llave y empecé a caminar por la calle dirigiéndome al metro.
En mi bolsa llevaba boletos para no pasar por la taquilla, abordé y me dirigí hacia la colonia Roma al metro Chilpancingo. De camino sentía las miradas de algunos hombres hacia mis piernas y nalgas ¡me hace sentir taaan sexy y deseada!
Llegando a la avenida Insurgentes empecé a caminar mirando aparadores de ropa y zapatos, son las 10 de la noche y algunos trasnochadores de fin de semana ya están buscando acción, para no tener problemas con la policía, doy vuelta en una de las calles de manera que si alguien se interesa en mí, pueda seguirme. No pasa mucho tiempo cuando se acerca un auto y me pregunta cuanto cobro, no sé que decir… no suelo cobrar por placer, pero si está dispuesto a pagar, ¡pues que pague!
Le digo $400 mas la habitación del hotel, me dice súbete, antes de subir le aclaro que no soy mujer y me dice que o hay problema.
Camino al hotel, acaricia mis piernas y pregunta mi nombre -Ana Lilia- le respondo. -¿y el tuyo? – Andrés. Estamos entrando al hotel y paga la habitación le pido que compre condones, los compra además de un par de tragos que nos llevamos para brindar en la habitación.
Estamos en el elevador y empieza a besarme en la boca, me gusta, no, no me gusta ¡ME ENCANTA! mientras me abraza por la cintura bajando sus manos hacia mis nalgas.
Entramos en la habitación y sigue besándome, prepara los tragos y brindamos, sigue besándome, estamos muy excitados, me despoja de mi blusa y me quita el brassiere con todo y relleno, quedan mis tetillas al natural y empieza a succionarlas y lamerlas mientras busca en una de sus manos mi anito.
Enseguida me quita la falda y exclama -¡Que sexy niña tengo enfrente! y entonces me abraza por atrás y me hace a un lado la tanga, me pongo lubricante para que resbale mejor su pene en mi anito que está muy apretado y que no me lastime, tiene un pene de tamaño normal como de unos 15 a 17 cms. siento la punta en mi entrada, empujando tratando de abrirse paso , me inclino y me apoyo en la cama para abrirme mas y facilitarle las cosas. Logra entrar -Despacio papito, que está muy gorda tu verga. Cuando estoy muy caliente me da por hablar vulgaridades y me excita aún mas.
-Tranquila putita, que apenas está entrando. Empuja un poco mas y saca un poco, así se empieza a mover para irla metiendo poco a poco. me toma de la cadera y me lleva ensartada hacia el espejo – Apóyate ahí – me dice -quiero ver tu cara de placer mientras te cojo.
Yo me dejo hacer, me gusta que me traten como a una puta, pero además Andrés se está portando como un caballero.
Ya estoy sintiendo sus testículos en mis nalgas y su verga totalmente dentro de mí y a el moviéndose de manera lenta… me está matando de placer.
Empieza a aumentar el ritmo de su movimiento, ahora está cogiéndome como un salvaje, siento su sudor caer en mi espalda, me saca la verga y me voltea, rápidamente se quita el condón y hace que me hinque, lo entiendo, quiere venirse en mi boquita pintada de rojo, abro bien mi boca y saco la lengua para recibir su descarga, empieza a convulsionarse, se está viniendo, trae mucho semen, creo que tenía tiempo sin coger, no me cabe en la boca tanta leche, se escurre por mi barbilla y gotea en mi pecho y vientre, lo extiendo con mis manos mientras me trago lo que dejó en mi boca, me levanta y me besa suavemente en la boca, me acerca a la cama y me abraza, platicamos un rato y me pide que le pare la verga con una mamada, encantada, meto su verga en mi boca y empiezo a mamar, mamar es una de mis actividades favoritas, sé que me encanta la verga y también me fascinan los tipos que no se conforman con una sola cogida.
Ya está en total erección, ahora lo veo aún un poco mas grande que hace un rato, me siento sobre el y me dejo caer sobre su verga de un solo golpe, lo escucho gemir de placer con sus manos me levanta un poco y empieza a cogerme mientras me besa en la boca y chupa mis pezones.
Empiezo a venirme en su barriguita y lo siento venirse conmigo, me recuesto sobre él mientras su verga empieza a hacerse pequeña, me besa me acuesto a un lado y descansamos un rato.
después de una media hora me levanto y empiezo a retocar mi maquillaje, me visto y me siento junto a Andrés, quien también está vestido, me pregunta si me lleva a algún lado y le respondo que – si, por favor. le doy indicaciones para que me deje en alguna calle cerca de mi casa y que no sepa donde vivo, me gusta conservar mi intimidad, lástima Andrés coge muy sabroso y no lo voy a volver a ver. Hoy regresé a casa a las tres de la madrugada: cogida, feliz y con cuatrocientos pesos en la bolsa que me ayudarán a ampliar mis cosméticos o mi ropa de mujer.
En fin… llego a casa y me doy un baño para quitarme el maquillaje del rostro y el spray del cabello, me pongo una bata y un bikini azul cielo y me meto a la cama a descansar, mañana no trabajo y puedo ser mujer todo el día y noche.
¡ME ENCANTA!

6 comentarios en “Saliendo a buscar un ligue

  1. interesante….una vez mas lo hiciste wuauu que tal hermosa vida tuya llena de lindas aventuras …me ah gustado mucho esa historia por eso la termine toda .,sige asi amigx se felìz suerte 😉

  2. HOLA ANA LILIA ME ENCANTO TU RELATO,QUISIERA CONOCERTE PARA PODER HACERTE GOZAR Y GOZAR CONTIGO ME ENCANTAN LAS TRAV VIVO EN EL D.F ASI QUE ESTAMOS CERCA MANDAME UN MAIL GRACIAS CORAZON TE MANDO UN GRAN BESO

  3. hola corazon me encanta tu nombre ana lilia y tu relato quisiera poder hacerlo contigo,vivo en el d.f a ver si podemos conocernos , me encantaria hacerte el amor ,mandame un mail gracias de antemano te mando un gran beso

    p.d. soy un caballero de 49 años con barba y altoy algo belludo
    bye besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*