Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Rocio, una verdadera hembra

era una estuidiante de 18 años del cual me hice su amigo y todas las mañanas la llevaba a su colegio en mi vehiculo hasta que un dia acaricie su pelo su rostro y no se resistio ya en una proxima ocasion la bese tenia unos labios muy frescos y sabrosos otrpo dia ademas de besarla le mande mi mano entre las piernas y toque su vagina q estaba bien humeda le meti los dedos en su chepa y tenia un olor riquisimo todo quedo alli hasta que nos pusimos de acuerdo en irnos cierto dia a un hotel ella al parecer ya habia tenido por alli un par de experiencias sexuales y me di cuenta al momento de tenerla en la cama era un poco torpe en sus movimientos tambien estaba un poco nerviosa la bese alocadamente la manosee le mame su vagina hasta dejarla casi seca le mame su ano y ella gemia y su cuerpo se contorsionaba como una especie de espasmos tanto era el placer de ella que se orino en la cama y luego cogi mi verga y se la meti en su chepa ella casi gritaba de placer eyacule dentro de ella pero luego le hice mamar mi pene fue una tarde maravilosa de placer y ella se hizo adicta al sexo esos episodios los contare en otra ocasion

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


9 comentarios en “Rocio, una verdadera hembra

  1. PUTA DE MIERDA COMO NOS PUEDES ALENTAR CON TUS CUENTOS DE POCA MIERDA PENDEJA TE DEBERIAS DEDICAR A SER VENDEDORA DE PALOMITAS EN UN PUERCO ESTABLESIMIENTO DESEX SOP

  2. Estas historias son bien arrechadoras, yo también he tenido experiencias bien ricas; con mi cuñada tuvimos un encuentro bien rico; desde que nos conocimos, me miró con cierta picardía y me di cuenta que le gusté, con el tiempo íbamos con su hermana a visitarla a su apartamento, allá con la disculpa de hacer pipí, entraba al baño y buscaba en el canasto de la ropa sucia…sus calzoncitos y me los lamía; me forraba mi verga con esos calzoncitos mojados por mi saliva y me masturbaba imaginándome que penetraba la panochita de mi cuñada hasta que me derramaba a borbotones sobre sus calzoncitos, con delicioso olor a su panochita.

    Un día logré verla desnuda y desde ese día me prometí comérmela algún día; una vez se torció un tobillo y la enyesaron, eso me permitió irla a visitar a su apartamento; estaba acompañada por una amiga y empezamos a hablar, esperé todo el tiempo necesario hablando pendejadas, hasta que su amiga se fue, tan pronto nos quedamos solos, me arrimé al sofá

  3. oye waey aprende a escribir bien una historia algo para ek se me pare la verga si supieras yo me e cogido a tres tias y una cuñada por el simple hecho
    de ke mi pene mide 19 cm y unas dicen sus secretos
    y mueren por estar conmigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*