Hoy amanecí­ excitado

Hoy amanecí excitado sexualmente y con muchas ganas de poder disfrutar de una buena verga entre mis manos, dentro de mi boca y obviamente dentro de mi culito, así que tome el teléfono y trate de comunicarme con mi amante travesti para concertar una cita, con tan mala suerte que su teléfono estaba dañado.
Pero no me iba a quedar con las ganas, así que tomé el auto y fui hasta su casa y quedamos que a las siete de la noche nos encontrábamos para ir a hacer el amor.
A la hora en punto pasé por ella y nos fuimos para el motel. Por el camino ella me dijo que viera como estaba de excitada y al bajar la mano, encontré su polla ya erecta y muy húmeda. Mi amante es de raza negra y por ende pueden imaginar el tremendo pedazo de herramienta que tiene. Es un trozo de carne negra de 20 cmts de larga y 5 cmt de grueso, surcada por hermosas venas y con una cabeza aterciopelada y muy grande.
Al sentir esa bella verga en mis manos, no aguanté mas y en un rincón oscuro de la carretera, introduje en mi boca toda esa polla, sintiendo su olor a verga y su rico sabor salado. La chupe un buen rato, hasta que el deseo de tenerla adentro toda fue tan acuciante, que le dije que suspendiéramos y nos fuéramos para el motel. Dijo que si y a toda velocidad salimos para el sito.
Al llegar se desnudó rápidamente, haciendo yo lo mismo y la polla estaba flacida, pero inmediatamente la metí en mi boca y comencé a sentir como iba creciendo dentro de mi .Que delicia el ir recibiendo la sensación de crecimiento y al tenerla todo erecta, me sentí en la gloria y fui recorriendo con mi boca y con mi lengua, cada centímetro de ese pedazo de carne negra, paseando desde el glande hasta los bellos testículos. Poco a poco fui bajando hasta llegar con mi lengua al culito y la introduje en ese sabroso ano disfrutando simultáneamente del el sabor de su verga y de su ano. Mientras yo me deleitaba mamando esa verga y ano, ella introducía su dedo profundamente en mi culo, haciéndome sentir en la gloria al tener el ano lleno de dedos y la boca llena de verga. Luego, nos besamos apasionadamente y simultáneamente con una mano acariciábamos la verga de cada una y con la otra, la introducíamos en el ano de la otra. Ummmmm, que delicia. Luego me volteo y puso la verga en mi culito, el cual no pedía sino que lo ensartaran, lo cual hizo lentamente, dilatando el esfínter poco a poco y matándome de placer, haciéndome sentir toda una mujer al recibir esa hermosa y poderosa polla. Me sentía como una zorra, como una puta y como una perra al estar totalmente ensartada por esa poderosa verga.
Luego, por un buen rato, me follo así, suavemente, llevándome a niveles de placer inigualables al hacerme sentir totalmente penetrada ya que con las manos me abría las nalgas y lograba una penetración total, hasta el punto que sentía en mi ano el roce de su vello púbico, señal de que la penetración era total. En mi delirio, gemía de placer, pidiendo que me diera más, que me llenara el culo de leche, que me lo llenara de verga, que me metiera las pelotas, que me hiciera su perra, que me hiciera su puta, en fin, que me hiciera sentir una mujer con el culo lleno de polla .Ya  con el ano dilatadísimo por la follada que me había dado, me introdujo su lengua en el culo, haciéndome temblar de placer, al sentir su lengua penetrando mi ano, haciéndome gozar como loca de placer.
Al no aguantar más, a gritos, pedí que me diera su leche en la boca, lo cual hizo con prontitud, llenándomela con chorros y más chorros de espeso y  delicioso semen, sintiendo con gran gusto, los espasmos de su pene al llegar al orgasmo. Ya con el semen en la boca, lo puse en mi mano y mientras con la boca bebía los últimos restos del cremoso semen, la leche que tenia en la mano me la froté en el culo, sintiendo la maravillosa viscosidad del semen en el ano. Le pedí que me ensartara nuevamente y lubricado como estaba de leche, la penetración fue deliciosa y alli lo dejo, hasta que se puso flácido y se salio. Inmediatamente me abalance sobre la polla y con la boca la limpié minuciosamente hasta dejarla bien limpia, disfrutando así de los tres sabores…de la polla, de la leche y del culo.
Luego me voleo y, teniendo el culo lleno de leche, nuevamente me chupo el culo en forma indescriptible, alcanzando nieveles de placer nunca imaginados. Luego unidos en un ferviente beso, eyacule en su boca, besandonos posteriormente y bebiendo del semen de cada una en la boca del otro.
Fue divino!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*