Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi segundo encuentro con Alionka

Hola amigos de sexycuentos, me complace sobremanera relatarles mi segunda experiencia con los enemas, con Alionka, aquella mujer atractiva, que le aplique dos enemas, semanas atrás en la clínica donde trabajo. Resulta que nos encontramos en un centro comercial y tomamos un café, charlamos de muchas cosas, de los hombres, de la ropa, del trabajo y por supuesto de los dos enemas de la otra noche, me conversó que lo que sintió la otra noche, la había dejado un poco aturdida, que nunca antes había sentido una experiencia así y eso la tenia un poco confundida.
Yo también le confesé que su trasero me había atraído, me había erotizado, a vez que ella me escuchaba y me miraba profundamente a los ojos, debo aclarar que Alionka y yo nunca hemos tenido un experiencia lésbica, pero esta vez nos habíamos erotizado, sentíamos ambas algo raro, una atracción sexual. Ella me dijo que sintió una sensación placentera cuando la penetré con la cánula del enema, y después cuando sintió el chorro de agua en su recto, yo por mi parte le confesé que nunca antes me había resultado excitante ver el ano a una mujer, ya que por mi trabajo como enfermera siempre tengo que ponerle enemas a hombres y mujeres, pero esta vez sentí algo diferente. Le confesé también que me agradó mucho su trasero bien formado y fue excitante separar sus nalgas para untarle vaselina en el ano.
Sin perder mas tiempo, le propuse ponerle otro enema en mi departamento,y que deseaba que ella también me ponga un enema a mi.
Fue entonces que nos paramos de la mesa y nos dirigimos a una farmacia para comprar un bolso de enema y dos cánulas, además de lubricante KY. Al llegar a mi apartamento tomamos un refresco, y la invite a que se desnudara y se ponga una toalla, mientras yo calentaba un poco de agua con jabón e iba preparando el enema.
Estando todo listo, me dijo que estaba nerviosa y yo me ofrecí a darle un masaje con VASENOL en crema por su espalda. Ella se acostó desnuda boca abajo en la cama, repartí crema en todo su cuerpo, en su cuello, espalda, nalgas, piernas y la planta de los pies, yo temblaba de ver su cuerpo desnudo mientras le daba un masaje :
— Sabes que me gusta tu trasero, Ali, tienes unas nalgasas y bien formadas… mi reina… eso es, relájate.Mientras le daba masaje a su zona anal, de vez en cuando dejaba deslizar mi dedo en su ano y ella se quejaba un poquito, y también gemía.
— Ahora mi amor…tranquila que voy a introducirte la cánula en tu culito…
eso es… así despacito… no te muevas… rico… verdad…
— Si Cecilia rico se siente… ah… ahora suéltame el agua… por favor Ceci..
En eso solté el agua tibia en sus entrañas y ella jadeó.
— Umm..que rico…! que rico se siente…..!
Después fue al retrete, mientras yo preparaba el segundo enema, esta vez para mi, estaba ansiosa de recibir el mio. Cambié la cánula y esperé que Alionka salga del cuarto de baño.
—Ahora me pondrás un enema a mi Ali, yo te indicaré los pasos a seguir…
Primero me acosté boca abajo desnuda, separé yo misma mis nalgas, y le pedí que untara lubricante en mi ano, me arrechaba saber que Alionka estaba viéndome el ano, y sentía su dedo, dándome masajes circulares alrededor de mi zona anal.
Ella me dijo: ahora te voy a meter el dedo un poquito si… así como tu lo hiciste conmigo…sientes..?
Ahora méteme la cánula… despacito… me vayas a lastimar… gírala un poquito… eso es… empuja… por favor… ah … ahh… que rico… hacía mucho tiempo que no me habían puesto un enema..
Sentí el chorro de agua en mi recto, y era como si me estuvieran follando por el ano !
Debo contarles que Alionka me contó que nunca había tenido sexo anal, pero yo si he tenido el placer de tener la polla de mi enamorado en mi trasero…y es riquisimo.
Cuando regresé del retrete, le dije que estaba toda mojada mi vagina, que estaba arrecha y ella solo se sonrío un poco, y me pidió que le ponga otro enema, a la vez que se volteaba boca abajo, y podia admirar sus bien formadas nalgas.
Separé sus nalgas, mientras lubricaba con KY su poto, le meti un poco el dedo y ella saltó, me dijo que sentía el ano un poco irritado.

La irritación que sientes te la hago pasar en un momentito mi amor….
Fue entonces que separe sus nalgas, le pase mi lengua por su ano, le inroduje la lengua en el culo, como loca, parecía que el mundo se me acababa…! ella se retorcía en la cama.., y se llevó ambas manos a la vagina, y se frotaba con fuerza.
—Umm como me has arrechado Cecilia ..! ahh… umm… ahhh… me estoy corriendo..! que ricooo…!
Al poco rato la volteaba para hacer un 69…me coloqué encima de ella, poniendo mi trasero en su cara, mientras yo separaba sus labios vaginales y pasaba mi lengua como brocha en su coño totalmente mojado, después de un rato me incorporé, me dirigí al cajón de mi cómoda donde guardo un consolador…de esos que muchas chicas usan. Le separé las piernas se lo introduje en la vagina hasta hacerla gritar de placer.
Después le pedí que me penetrara con el consolador y ambas experimentamos orgasmos intensos.

Al poco rato le pedí que se volteara, que la iba a penetrar por el ano, para iniciarla en el sexo anal. Ella abrió los ojasos. y obedeció, no sin antes pedirme que se lo hiciera despacito.
Lubrique el consolador que es un poco grueso y la coloqué sobre sus rodillas y le metí un rato mas la lengua en el ano.
Después empujaba de a poquitos el consolador en su potito…
— Ay..ay..despacito por fa… ay… ahh… ahhh… ya siento que está entrando… sacalo … sacalo… despacito, y lo vuelves a meter.., eso …es… umm..!
Era super excitante penetrarla por el ano, y empecé a mover el consolador en su culo un poco mas seguido, sin lastimarla
— Ahh..Cecilia… siento que me enderezas los intestinos..! —fue lo que me dijo y siempre lo voy a recordar
Al final nos recostamos con toallas cada una y coversamos largamente y descansamos un par de horas.
Alionka y yo somos conscientes que esto fue un caso aislado, a ella tanto como a mi nos gustan los hombres y tenemos enamorado, pero esto que nos paso aveces nos asusta un poco pero lo tomamos con calma, por lo pronto saldremos a bailar y tomar algo el fin de semana con unos chicos interesantes.
Gracias por la atención prestada a mi relato.
De seguro que hay entusiastas eróticos de los enemas..!
un beso y un abrazo… CECILIA

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


2 comentarios en “Mi segundo encuentro con Alionka

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*