Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Fantaseando con Britney Spears

El siguiente es un relato ficticio, inspirado en una persona real, lo que de ninguna manera quiere decir que esto haya ocurrido. Es mas, esto no ocurrió jamas, salvo en la imaginación del autor del relato, y debe ser entendido como una situación ficticia.

…estoy en una habitación con las paredes acojinadas de rojo (tipo manicomio), y el suelo estaba alfombrado del mismo color; en el cuarto flota un ambiente sensual, casi erótico y cálido. Me encuentro sentado en una esquina de la habitación en un sillón del mismo color en una pose muy relajada con las piernas abiertas y con solo un boxer encima.
Del otro lado de la habitación en la esquina frente a mi, se encontraba Britney Spears; Esa hermosa hembra de cabello rubio con sus piernas hermosamente torneadas, su cuerpo hermoso, esbelto y cálido, y sus senos erectos grandes y redondos. Ella traía su pelo suelto y tenia puesto un uniforme de colegiala con su blusa tipo ombliguera bien escotada y su minifaldita tableada. Estaba sudando y traía en las manos una regla que se la recorría por todo su cuerpo y que al parecer le provocaba placer.
Empezó a caminar hacia mí de una forma sensual mientras lamía la regla. Mi verga se empezó a poner dura al ver que ella se dirigía hacia mí; Cuando por fin estaba frente a mi se acostó boca abajo sobre mis piernas, me dio la regla y se levanto la faldita mostrándome todo su hermoso y bien parado culito que tenia puesto unas pequeñas braguitas blancas y me dijo:
– i was a bad girl, please, Punishedme –
Yo no pude contenerme así que deje la regla y con mi mano empece a acariciarle ese culo bien duro que tiene, y con la otra la sujete del uno de sus hombros; empezó a gemir con las caricias que recibía, y así estuve unos tres minutos acariciándole el trasero hasta que me dijo;
– please punishedme, come on-
Entonces empece a azotarle el culo una y otra vez, la estaba volviendo literalmente loca de placer, a cada azote que yo le daba, ella gemía, hasta que llego un momento en el que ella me dijo: stop
y me detuvo la mano, se arrodillo frente a mí, vio el bulto que traía debajo por unos segundos y me quito el boxer que traía puesto, vi como los hermoso ojos que tiene se le abrieron cuando vio el tamaño de mi espectacular miembro, se puso en cuatro patas y poso sus húmedos y calientes labios en la cabeza de mi pene, empezó por darle unos tiernos besitos hasta que vio que me comencé a retorcer de placer, fue ahí, cuando empezó por tragarse toda mi virilidad, y empezó por chuparla vigorosamente inicie a gemir y ha decirle perra, pero como no sabe español… lo único que ella entendía es que lo estaba haciendo muy bien
Oh britney, oh como sabes satisfacer, oh perra, lame mas, ¡mas! Que rico-
Britney manejaba muy bien la lengua, lo hacía tan rico, sus lengüetadas eran extraordinarias, de repente sentí como me sujetaba la verga con las dos manos e intensificaba el ritmo y como mi verga se iba hinchando más; sentía que estaba a punto de venirme, así que la agarre de los cabellos para que dejara de chupármela, pero Britney no quería era tan golosa que se aferro bien y empezó a hacerlo más rápido y duro:
– oh Britney, oh cabrona, por favor, te lo suplico… oh para-
Y cuando estuve a punto de correrme… ahh Britney se detuvo. Suspire y mire a la desgraciada, ella se lamió los labios y volvió a ver mi verga y se mordió el labio inferior. Di un suspiro de alivio por no haberme venido y enseguida tome fuerzas y le pregunte:
-¿Britney are you virgin?-
Britney se volvió a morder el labio y me contesto de una manera inocente:
-No-
Entonces le dije:
-I want fukc you-
Britney no dijo nada, solo sonrío tímidamente como una colegiala y me hizo señas con las manos para que me acercara a ella, me dijo:
-Dont worry i dont gona eat you baby –
Me aproxime a ella y me senté a su lado, ella se me subió encima y empezó a besarme yo empece a deleitarme acariciando sus duras nalgas ella empezó a quitarse su blusa dejando sus hermosos y juguetones pechos al aire, yo no pude contenerme al ver esos magníficos pechos contoneándose así me dispuse a chuparle esos erectos y rosados pezones mientras ella me los ofrecía. En medio de ese juego erótico de lamidas ella empezó a quitarse la faldita; mientras, a cada lenguatetazo que yo le daba ella daba un gemido de placer y se contorsionaba de una manera erótica, de repente ella se detuvo y me miro, yo me detuve y enseguida Britney me acostó en el suelo alfombrado y se coloco encima de mí agarrándome los brazos y así imposibilitándome realizar cualquier movimiento, lo único que traía puesto eran las pequeñas y lindas braguitas; ella trataba de ser una hembra dominante, así que trato de hacerme suplicar, y comenzó a tallar su delicioso sexo húmedo con mí ya duro y a punto de venirse falo como era de esperarse esos embates eróticos hincharon aun mas mi ya gorda verga y empece a suplicarle:
– o-o-h B-bri-britney, oh por… por favor detente-
Britney solo se limito a sonreír de una forma dominante y siguió con su sexual masaje. Cuando ya no creí poder aguantar y ya venirme, fue en ese momento que Britney se detuvo:
– oh, p-pe-perra, oh Britney eres toda una puta experta. –
ella solo volvió a sonreír me sujeto de los cabellos y se sentó, dirigió mi cabeza hacia su vulva aun cubierta por la tela de sus braguitas y me dijo:
-lámeme nene-
En ese momento sin pensarlo empece a mamarle y chuparle la vagina y su entrepierna, inmediatamente comencé a quitarle su ropa interior y tuve una maravillosa imagen de su sexo: era una vagina hermosa y de un aspecto juvenil y fresco, además de que no tenia toda una selva de vello espeso solo tenia una ligera, delgada y clara capa de vellos, sus labios mayores estaban hinchados a mas no poder, su clítoris estaba erecto y duro y sus labios menores estaban dilatados y palpitando, y de su orificio vaginal salían sus líquidos que comencé a chupar y lamer. Britney comenzó a retorcerce de placer:
– oh, baby, oh, yes, yes sigue, sigue baby lámeme todo, a arrgh-
Continúe lamiéndole sus labios y seguí con su clítoris chupándoselo lamiéndoselo, y mordiéndoselo salvajemente para que estallara de placer.
Y así siguió Britney, hasta que me detuvo y se acostó boca abajo separando sus lindas y duras nalgas para mostrarme su apretado y cerrado hoyito anal; y haciendo un gesto de su lengua como lamiendo comprendí el mensaje, inmediatamente le separe las nalgas y comencé a lamerle su hoyito. Britney inicio a gemir y a jadear; podía sentir como gracias a mis lamidas se le ponía el borde de su hoyito mas apretadito e hinchado, Britney comenzaba a sudar y a ponerse mas caliente, aprovechando que le estaba lamiendo el ano, empece a ensalivárselo mas hasta dejárselo como si lo tuviera lubricado, y me dispuse ha hacer lo que muchos desearían: Poseerla por el ano, así que le separe más sus nalguitas, apunte la cabeza de mi pene a su hoyo y… ¡splohs ¡ la penetre
– ¡Aaarrgh! –
Fue lo que lanzo Britney cuando sintió mi enorme barra en su apretadito ano
-No please quiero seguir siendo virgen-
No me importo lo que dijo y seguí dándole de adentro hacia fuera, una y otra vez; su ano estrecho y cerradito provoco que mi pene empezara a estimularse mas y mas:
-Oh Britney, Oh, sigue apretando Ooh-
Cada embestida que yo le daba la excitaba mas y a mí me ponía mas caliente el saber que la estaba poseyendo por un agujero que lo tenia virgen, sin embargo lo virgen se le notaba, pues como lo tenia cerradito me friccionaba mas mi virilidad acercando mas el momento de mi venida.

Cuando quise pararla no pude, por mas que me quería despegar de ella no podía, sentía como su ano se cerraba mas alrededor de mi verga, haciéndola una deliciosa trampa.
– Britney por favor, para, stop, ¡stop!- Le decía con desesperación,
Estaba esclavo de Britney por su ano, que hoyito más poderoso que era capaz de atrapar a un macho. Britney seguía ensartando su ano en mi pene gozándolo con un placer sádico al ver mis suplicas, entonces cuando pense que no soportaría mas y que esta vez me correría, Britney se detuvo. Suspire nuevamente aliviado, sentía como mi verga palpitaba y veía como las venitas que tenia se hacían mas grandes, la tenia toda adolorida, grande y gorda, en ese momento le dije con aire vengativo:
-Puta Britney, te voy a desflorar todita, me vas a suplicar que deje de metértela-
En ese instante la tome de la cintura y la monte sobre mi y ella abriendo sus piernas quedó sentada sobre mi miembro lentamente le metí la verga hasta que mi cabecita topo con su intacto himen, fue ahí cuando lanzo un ligero gemido, la mire a los ojos, y ella a mi, como diciendome que no lo hiciera, y súbitamente la penetre de una manera salvaje y brutal que le hizo soltar un grito de dolor, pero cuando empece a sacárselo y a metérselo, instintivamente, ella enredo sus piernas en mi cintura, e inmediatamente después empezó a lanzar gemidos de placer y a jadear; sus senos se mecian de arriba abajo por mis embates, que imagen tan inocente de ella; su vagina recién desflorada se iba haciendo cada vez mas ancha dejándola saborear toda la inmensidad de mi falo, era delicioso sentir que estaba dentro de Britney y como la estaba convirtiendo en una hembra de verdad:
– Ooh, yes, oh baby come on OOOOOOOOHHH Babyy
Give me more, give me more oh you are a realy man-
Eran los gritos que me decía Britney lo cual me excitaba mas
-Oh Britney, sigue así, apriétame mas, mas, asi hazlo así, oooh-
– Oh daddy, give me more daddy, ooooooh, give me more-
Mis continuas embestidas provocaban que Britney se rindiera más rápido, pero yo no me quedaba atrás, ella hacia que me agotara más rápido, que buena batalla me estaba dando. En esos momentos empece a sentir como Britney y yo nos veníamos
-¡ Ooh daddy, ooh dadyy, oh daDDYYYYYYY!-
Mi verga toda cansada pero fuerte tiraba la leche a borbotones, no podía creer que me estaba viniendo dentro de ella, mis ojos estaban en blanco mientras sentía un delicioso orgasmo y mi verga seguía tirando semen, pude sentir como Britney sucumbía a espasmos de gozo mientras se ponía a llorar de placer.
Cuando por fin nos separamos sentía mi pene todo adolorido, apenas y me podía mover, Britney me había acabado completamente como semental. creo que no voy a poder darle mas pelea al menos por hoy, al menos eso pensaba hasta que Britney se puso encima de mi con ganas de hacerlo otra vez:
– Please baby one more time-
Eso me demostró la supremacía de Britney Spears como una hembra dominante cuando se trata de sexo, o al menos en mis fantasías.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*