Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Capitulo 7: Un viaje muy placentero.

Luego de revisar el barco, subimos he izamos velas.

Ya en alta mar comenzó de nuevo…

Primero tendrás que mejorar tu resistencia (hablaba sin dejar de caminar de un lado al otro, con los dedos de sus manos enlazados a su espalda)

Para eso tendrás que levantarte temprano y correr varios pertins.

¿Pertins?, que es eso.

Bueno, es una medida de distancia, un pertins seria como recorrer el largo de este barco unas cincuenta veces.

Eso seria… un kilómetro…

Así que un pertins seria un kilómetro (dijo ella) bueno, deberás correr diez pertins o kilómetros por día.

Diez… Kilómetros… (Porque dios, que ice para merecer esto…)

Urara (dije tratando de desviar la conversación, tal ves se le olvide el tema)

Sabes, desde que nos conocimos, jamás me hablaste de tus padres, como son.

Bueno, mi padre es el hombre mas amable del mundo, el enviudo cuando tenia treinta y volvió a casarse, ahora esta casado con una mujer mas joven que el, el tiene cincuenta y seis años y ella treinta y cuatro.

El es director y dueño de una academia de hechicería me dijiste, y tu madrastra a que se dedica.

¿Madrastra? (pregunto ella)

Si, la esposa actual de tu padre.

Bueno, ella no hace nada, solamente cuida de el.

Y ella también es hechicera.

No, ella no posee dones para la hechicería.

Y tenes hermanos, hermanas.

No, soy su única hija, han intentado por mucho tiempo concebir pero sin resultado.

El tiempo pasó pronto, y sin darnos cuenta ya estaba oscureciendo.

Ella fue al camarote y me pidió que la espere aquí, al rato aparece con un traje de cuero diminuto, estaba formado por dos piezas, la superior, que cubría solamente unos centímetros por arriba y debajo de sus pezones, los cuales notaba erectos y la parte inferior.

Bueno, esta se encajaba en su concha y la marcaba perfectamente, la rodeaba y apretaba, lentamente se dio vuelta y me mostró la parte de atrás, allí parecía que no hubiera nada, simplemente se le metía por el culo, quedando completamente cubierto por sus nalgas.

Completo el giro y estando de frente a mi nuevamente se arrodillo, coloco las manos en el suelo y comenzó a avanzar hacia mi en cuatro paras, como una gata, una hermosa gata en celo.

Yo me comencé a quitar la ropa y ella me dijo que no, que ella lo aria.

Entonces me quede sentado, con las piernas estiradas y las manos apoyadas sobre la cubierta, a mis costados.

Cuando llego hasta mi, comenzó a besarme y a quitarme la ropa, primero la prenda superior, y mientras la deslizaba hacia arriba, besaba mi estomago subiendo por mi pecho hasta mi cuello y finalmente mi boca.

Allí se entretuvo un rato, yo quise acariciarle un pecho y ella no me lo permitió.

Comenzó ha bajar mientras desprendía los botones de mis pantalones, siguió besando mi estomago a la vez que comenzó a quitármelos, llego a la raíz de mi pene y lo beso, siguió besando todo alrededor de el, hasta que llego a la unión de mi pene con mis bolas.

Termino de quitarme los pantalones y el supuesto calzoncillo que llevaba, sin dejar de besar mis bolas.

Comenzó a lamerlas y a chuparlas, primero se colocaba una en la boca y la chupaba con ganas, luego la dejaba completamente empapada en saliva y continua con la otra, comenzando a masturbarme.

Muy lento subía y bajaba su mano, se notaba mi pija dura y llena de venas, parecía que iba a explotar.

Siguió chupando mis huevos por un rato, después comenzó a lamer el tronco de mi vega, solamente lo lamía, por todos lados, luego lo besaba mientras me apretaba las bolas con una de sus manos y con la otra seguía masturbándome.

Corrió hacia atrás su mano dejando expuesta esa punta roja e hinchada, que escurría líquidos sin cesar.

La introdujo en su boca y comenzó a succionar, parecía que deseaba beber el contenido de mis huevos directamente sorbiéndolos por el agujero de mi pija, como una bombilla de un mate.

Cuanto mas chupaba mas elevaba mis caderas, llegando ha estar apoyado solamente sobre mis pies y manos en el suelo.

Se metió toda mi pija en su boca y la comenzó a chupar, la llenaba de saliva, esta se escurría por la comisura de su boca y cada vez que se la sacaba de la boca la saliva se escurría a chorros por mi verga.

En un momento se quito la parte inferior del bikini y se acerco más a mí, aplastando sus tetas contra mi pecho y comenzó a moverse, a franelearme, rozaba con su culo mi pija, movía su cadera hacia atrás y la rozaba con su concha, siempre evitando ser penetrada.

Se gira, colocándose de espaldas a mi y agarra mi pija dura y adolorida de ganas de coger y se la mete despacio en su concha, solamente la punta, la mete, la saca, la mete, nuevamente la saca, siempre doblando sus piernas haciendo descender sus caderas.

Luego desciende lentamente, y se la va metiendo despacio, centímetro a centímetro, hasta que por fin la tiene adentro por completo, decido intervenir y la tomo de las caderas.

La levanto de las caderas hasta sacársela casi por completo y la vuelvo ha bajar con violencia, ella grita, yo lo hago de nuevo, una y otra ves, la elevo y luego la bajo con violencia, metiéndosela toda una y otra ves, rápido mucho mas rápido cada vez.

Ella sigue gimiendo, grita, ahora puede gritar con toda libertad, yo también grito, pero le grito a ella.

Completamente excitado, toma puta, trágatela toda perra, sentila yegua, te voy a partir en dos.

SIII, SIII, gritaba desaforadamente, mas, mas duro, quiero sentirla adentro, dale, ponémela mas fuerte, SIIII.

Con un grito final MAAASSSS, ella acabo, yo termine con un, TOOOMAAAA PUTAAA.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*