Regalo de cumpleaños / Cuarta parte

No pude aguantar mucho la ansiedad de como había terminado la noche anterior, pero tambien sabía que ALEJANDRA dormiría hasta pasado el mediodía, o sea que esperé como hasta las dos de la tarde para llamarla.
Cuando me atendió estaba muy alegre  por lo que supuse que todo había salido bien, y acordamos encontrarnos al anochecer para que me contara todo con lujo de detalles, NOS ENCONTRAMOS EN CASA, me dijo.
Puntualmente a la hora acordada, estaba en casa de ALEJANDRA, toque el portero electrico y ante la pregunta QUIEN ES ? contesté CARLOS MARIO, a lo que contestó ADELANTE MARILAI.
Que contraposición con la noche anterior, es como que ahora era todo al revés. Subí al ascensor y cuando llegue al piso me estaba esperando en la puerta del elevador. La abrió y apareció una espectacular figura con pantalones y blusa, el pelo recogido y sin alhajas, minima pintura, zapatos de taco bajo y una coqueta boina gris sobre su pelo largo y sedoso.
Nos besamos y entramos. Tan pronto cerró la puerta me preguntó ¿TENES TIEMPO? O ¿TE TENES QUE IR ENSEGUIDA?, a lo que respondí, tengo por lo menos tres horas, no hay problema.
Ella constestó, ENTONCES JUGUEMOS UN RATO, a lo que accedí. Sin muchas palabras me indico su placar, y solo dijo ELEGÍ.-
Me desnudé con ansias pero con la tranquilidad de las experiencias pasadas. Elegí un conjunto de bombacha y corpiño fucsia, una peluca pelirroja, una mini negra, el portaligas era negro y las medias tambien, los zapatos rojos haciendo tono con el cinturón y la cartera, y la blusa tambien era colorada.
Cuando sali, Alejandra se puso a aplaudir, y me dijo, solo falta una adecuada y leve dosis de pintura, por lo que  me senté en una silla y ella se colocó rimel en las pestañas, me pintó los labios, tambien los ojos y colorete en las mejillas. AHORA ESTAS LISTA MARILAI.
Apagó casi todas las luces, y me invitó al sillón donde en la penumbra y con un cigarrillo encendido, sirvió dos whiskys, me abrazó y besó y comenzó su relato.
Tan pronto como te fuiste, ALEXA empezó a darle pòr el culo a MARY, mientras CELESTE, sacó el cajón el guante de fist fucking, o sea el que permite poner el puño en culo.
Entre todas atamos las manos y las piernas de MARY  a la cama, ambas al respaldar, cosa que quedara con las piernas levantadas y dejando a la vista su gran ojete. CELESTE, untó la zona con lubricante y comenzó con un dedo, MARY, se quejaba negándose, pero tan pronto tuvo el primer dedo dentro, se calló y empezó a excitarse y gozar, luego fueron dos, luego tres dedos, vino el cuarto, y el pulgar y comenzó a pujar hasta introducir el puño.
Tan pronto pasó el puño el guante fué devorado por el agujero de MARY,y CELESTE lo introdujo como 35 cms. dentro de su culo.
Despues, ALEXA, comenzó a orinar en la boca de MARY, y ahí su excitación fué total al punto que acabó sobre su propio cuerpo. Cuando CELESTE dejo el guante, lo utilicé yo, dijo ALEJANDRA, y si bien mi mano es un poco más grande que la de CELESTE no tuve problemas para introducir el puño con cierta facilidad.
Mi curiosidad subía de tono, cosa que ALEJANDRA notó, sobre todo por mis preguntas, y me dijo ¿ que te parece si cuando nos vamos a Mar del Plata, debutas conmigo haciendote un fist fucking?, a lo que respondí, NO SE, ella muy canchera, dijo, DEJALO, YA VEREMOS CUANDO SE PRESENTE LA OPORTUNIDAD, a lo que asentí, pero la semilla estaba planteada, los dias siguientes no podía sacar de mi cabeza la propuesta de Alejandra, y mi excitación fue la base para varias pajas en soledad.
Pero sigamos, ALEJANDRA me comentó que mientras se recuperaba el culo de MARY, empezaron a jugar a la botellita, la que salía primero ponía el culo, y la que salía segunda se la cogía. ALEJANDRA  perdió en primera ronda con CELESTE,  pero se recupero porque despues se cogio dos veces a ALEXA y una CELESTE. Para ese entonces el culo de MARY se había contraído lo suficiente y fué ALEXA quien se la cogió como para terminar la noche.
Y BUENO, AHORA NOS TOCA A NOSOTROS, MEJOR DICHO A MARILAI, VAMOS  A LA CAMA AMOR, fue la orden de ALEJANDRA, a la que no me resistí para nada y comenzamos a besarnos. Poco a poco ALEJANDRA, llevó mi cabeza a su hermosa pija y en instantes, mi boca no podia albergar semejante tamaño, ella para incentivarme presionaba mi nuca de forma que tocara el fondo de mi garganta, provocandome en ocasiones algunas arcadas.
Me fué sacando toda la ropa a excepción del portaligas y las medias, y me hizo sentar sobre su erecta verga. lentamente se fue introduciendo toda dentro de mi culo, hasta que ALE de un impulso hacia adelante termino de meterla. Alli empezó el movimiento, yo subia y bajaba sobre una hipotética montura de cierto brioso corcel que me iba penetrando el culo. Yo notaba como ella se iba calentando, y más cuando me volcó sobre la cama, su pija se salió, ella entonces me acomodó boca abajo y se tiró sobre mi, tan pronto como se aseguró que la punta estaba dentro del agujero del culo, impulsó con fuerza, y comenzó con un ritmo brutal, mientras con su lengua jugueteaba en mi oreja y cuello, ella segui y de pronto sentí dentro mio un chorro de líquido calliente, había acabado y sin forro. Eso me paralizó, y Ale notó la situación, pero me tranquilizó que ella se cuidaba mucho, en realidad era como que queria ser convencida por sus palabras, aunque en el fondo sabía que eso no me daba! ninguna seguridad.
Al verme tan desolada, por la situación vivida, ella me acurrucó en sus brazos y mientras me tranquizaba, ,me acariciaba el pelo que la larga peluca volcaba sobre mis hombros.
Por mi parte, sentía como el semen de ALEJANDRA se escaba de mi dilatado ojete y chorreaba primero mis nalgas, luego mis piernas, pero en realidad me sentía mal.
Alejandra me ayudó a bañarme y despues a vestirme con mi ropa. Antes de salir me pregunto VAMOS A MAR DEL PLATA EL FIN DE SEMANA? a lo que asentí con mi cabeza, BUENO ENTONCES MAÑANA HABLAMOS, SOLO TENES QUE PREOCUPARTE POR IR, DEL RESTO ME ENCARGO YO.
Nos dimos un beso y me fui pensando en lo que había pasado, y en lo que seguro pasaría en Mar del Plata, pero eso se lo cuento en la próxima que será la última parte de este relato originado en un regalo.
marilai_69@yahoo.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*