El nacimiento de Raquel

Todo ocurrio una tarde. Yo me solía conectar a un chat de travestis y transexuales. No con idea de ser una de ellas sino para ver si ligaba y poco vacilaba y podía llegar a follarme a una chica con pene. Aún así siempre me ha excitado la idea de ser follado por una chica (travesti o transexual).

Así que como solía hacer me conecté con idea de excitarme. Enseguida me localizó una chica que se hacía llamar Sara. ME dijo que era un chico que le gustaba vestirse de mujer, maquillarse, depilarse, que vivia a 500 metros de mi casa. Enseguida me excité mucho. Ella tenía webcam y aunque yo no me invitó a verla vestida de mujer. Llevaba un bikini a rayas que le sentaba muy bien.

Desconectó la cam. Ella me dijo que buscaba una amiga como ella. Alguien que la comprendiera y se vistiera con ella. Estabamos charlando cuando me dijo que iba a cambiarse. ME gustó la idea de vestirme de mujer así que me fui al armario de mi hermana y me puse un conjunto de tanga y sujetador negros. Me gustaba ver mi falo saliendo de las braguitas.

Cuando me sente al ordenador se había vuelto a conectar y me dejaba verla en bragas y sujetador. Le comenté que me había vestido de chica y que me gustaba. Entonces Sara me bautizó como Raquel.

Sara vivía sola así que me invitó a su casa. Me gustaba la idea de ser dos nenas, vestirnos juntas y ponernos cachondas juntas. Me vesti con mi ropa habitual pero mi idea era sentirme mujer. Y me presenté en su casa. La puerta estaba abierta y entré. Desde el fondo oí una voz que me invitaba a pasar. Allí estaba Sara. Con una blusa ancha y una falda negra. Botas de Licra negras. Un maquillaje no excesivo y una peluca peliroja.

– Hola raquel así vestida no te ves muy femenina, ven conmigo y vamos a remediarlo.

Le seguí a su habitación. Éncima de la cama había selecciondo ya mi ropa. Un cojunto de lencería rojo con ligueros, una minifalda roja, y un top blanco ajustadito. Estaba a cien. Entoces Sara me dijo que me desnudara para transformarme en Raquel. ASí lo hice y ella me depiló entera, me me maquilló y me pintó los labios. después me ayudó a vestir metiendo dos protesis en el sujetador.

Me miré al espejo y me gustó mucho lo que ví. Estuvimos charlando como dos amigas hasta que Sara me dijo que había quedado con dos amigos para dar una fiesta. Al principio me asusté pero luego me excitó la idea.

El timbre sonó y entraron dos chicos de unos 34 años. La verdad es que estaban muy buenos. Uno, Jose, era moreno y alto, el otro más bajito y rubio se llamaba Javi.

Sara trajo algo de comer y beber puso música y los cuatro charlamos hasta que por el efecto del alcohol y la música lenta, me ví bailando con Javier.

Mientras ví como Sara estaba besandose con José. Esa estampa me ponía a cien. Javier empezó a meterme mano y tocaba el culo y me susurró:

-Voy a hacer que tu primeravez sea inolvidable, cariño.
-Deseo ser mujer-

Ya tenía las dos manos en mi culo cuando yo e mpecé a besarle. Para entonces Jose se había quiatdo los pantalones y recibía en la polla el masaje de Raquel.

Javi y yo nos sentamos al lado de la otra pareja mientras yo le despojaba de su ropa. Mientras tanto noté otras dos manos en mi polla. Era Sara que me estaba metiendo mano. Javi y Jose se percataron y como stabamos muy excitados los cuatro y decidimos ir a la habitación para hacer una orgía.

Sara y yo nos quitamos las faldas y los tops y nos quedamos en ropa interior. Ellos se desnudaron del todo. Tenían unas vergas bastante normales unos 15 ó 16. Sara me dijo:

-Chupasela a Javi. Le gustas mucho.

Me agache poniendome a ccuatro patas y le lamí la punta del miembro, a la vez que le mastrubaba. Pocoa poco lo fui lamiendo entero , hasta que me lo metí en la boca. Mientras Sara y Jose hacían un 69. Ella le comia la polla y el su divino agujerito.

Yo seguía en mis menesteres y de vez en cuando miraba para arriba para ver la cara de Javi. Parecía que lo estaba haciendo bien.

De pronto noté como alguien apartaba mi tanga del culito. Era Sara que empezó a lamerme mi ano para prepararlo, mientras josé había empezado ya penetrarla. Yo seguía mamado la verga de Javi como una desenfrenada. Después Sara empezó a meterme los dedos. Primero uno, luego dos, hasta que pudo introducirme tres. Me excité tanto que me corrí en el tanga.

De pronto Jose Salió del culo de Sara. Y esa fue la señal para que todos cambiaran la posición. José se puso delante y me dió su polla para comersela, la cual no rechacé, Javi se puso detrás y me empezó a penetrar.

Muy despacio porque sabía de mi condición de virgen. Esperaba a que mi ano se acomodase a su verga. Hasta que la tubo toda dentro y empezó a bombear en mi culo. primero despació pero poco a poco fue incrementando el ritmo. Sara mientras tanto se acomodó debajo de mi y empezó a lamaerme la polla. Primero por encima del tanga y luego recogiendo el semen de mi corrida anterior.

Sabía que todos ibamos a llegar al climax. Yo noté un chorro de liquido caliente en mis entrañas y entonces me corrí de nuevo en la Boca de Sara, josé hizo lo mismo sacando su verga de mi boca y hechano toda su leche sobre mi cara.

Quedamos los tres exahustos durante una media hora. Después yo me duché me vestí de chico y me encaminé a casa.

Después de eso he seguido quedando con Sara, con javier y con jose y también con otros chicos.

Un besito a todos.

Raquel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*