Archive for enero 11th, 2007

Mi primera vez violado

Jueves, enero 11th, 2007

Esta es la historia de cómo pasé de ser un joven normal de una familia de la alta sociedad a ser una puta callejera. Mi nombre es Sada, y trabajo en moteles donde se me paga bien por hacer toda clase de suciedades. Pero hace algunos años era un adolescente normal, todo un hombre que soñaba con casarse y tener hijos. Me gustaban las mujeres y al entrar en la adolescencia esperaba encontrar una chica con la cual fornicar; pero había algo en mí que me hacía sentir inseguro: era mi cuerpo. Primero, mi pene era muy pequeño y difícilmente se excitaba aunque me esforzara en ello; estaba también el resto de mi cuerpo, desde mi rostro de facciones delicadas hasta mis piernas femeninas, todo era como el cuerpo de una niña. Tenía mucha vergüenza de que mis compañeros o alguna chica se diera cuenta de ello. Una noche en que estaba solo en mi cuarto decidí ver una película porno: en la peli aparecía una hembra vestida de bailarina, ella comenzaba a bailar vallet mientras unos hombres oscuros se movían alrededor de ella. A cada movimiento de ella, ellos se acercaban más, intentando tomarla, cuando la logran sujetar ella intenta zafarse desesperada, pero ellos son más fuertes y la retienen a la fuerza; entonces, uno de ellos lleva su mano al pecho de la bailarina y le rasga el vestido dejando al aire sus hermosas tetas. No tardan en desnudarla por completo y la sirven en una mesa donde empiezan a follarsela. A pesar de que las imágenes me excitaban mi aparato apenas si se ponía duro. Decepcionado, apagué y me acosté a dormir. Pero en medio de la noche soñé con la misma escena; esta vez, era una sirvienta francesa, muy hermosa vestida con un traje corto, delantal y una falda que dejaba ver unas piernas bellísimas envueltas en nylon. Unos hombres la observan y deciden poseerla; a pesar de que ella intenta evitarlo es dominada y desnudada por la fuerza. Una vez empezaron a penetrarla por todos sus agujeros me fijé en su rostro, y descubrí con horror que ella no era cualquier hembra… era yo, vestido como una sirvienta dándole placer a esos hombres. En ese instante desperté sudando y cubierto de esperma, me di cuenta que ese sueño me había hecho eyacular en grandes proporciones. En ese momento quedé horrorizado pensando en el sueño y en lo vívido que había sido. Lo peor es que se siguió repitiendo en formas similares durante varias noches más; a pesar de que lo evitaba siempre tenía sueños en los cuales una mujer era violada, pero al final sentía que yo era ella y que finalmente disfrutaba del acto. Siempre terminaba eyaculando en mi cama. Pero finalmente vendría mi primer acto con un hombre de verdad, a pesar de que cierta parte de mí lo deseaba, no entendía cómo, pero a pesar de que aborrecía a los hombres, el pensar en que uno se fijara en mi culo me ponía duro el pene. Así que un día mis padres y yo viajamos a un pequeño poblado lejos de la ciudad, allí teníamos una gran casa de campo que pensamos utilizar. En cuanto llegamos se presentó el hombre que cuidaba de la casa el resto del año: era fuerte y tosco, un campesino y aspecto malvado que me dirigió una mirada extraña en cuanto llegué; pensé que le desagradaba, pero en verdad esa mirada estaba llena de lujuria. Al caer la tarde mis padres recibieron una llamada en que los solicitaban en la ciudad para algo importante; les dije que por mí no se preocuparan y que podía quedarme sólo, pero ellos no confiaban en mí y le pidieron a ese hombre a quién llamaré Ra, que me cuidara durante la noche y los dos días que ellos tendrían que estar en la ciudad. Yo opté por dormir en la alcoba principal donde mis padres tenían una gran cama y un televisor, Ra debía quedarse en el primer piso en el cuarto de servicio. Cerca de las 12 de la noche estaba yo medio dormido cuando él entró en mi cuarto, estaba completamente desnudo y encendió una lámpara. Se acostó a un lado de la cama y levantó las cobijas, con unas tijeras empezó romper mi camisa y mis pantaloncillos dejándome desnudo. Se empezó a masturbar y a manosearme el culo lo que me hizo despertar; se imaginarán mi sorpresa y turbación al verme sin ropa, en la cama y al lado de ese hombre frotándose su enorme verga. Él rápidamente me dijo que me relajara y comenzó a decirme cosas obscenas, como que yo tenía el cuerpo de una señorita y que me haría mujer esa misma noche. Yo no veía como escapar y la turbación que sentía me impedía moverme; él se levantó y trajo unas cosas en una bolsa: allí había una peluca y maquillaje. Me ordenó que me pusiese la peluca y me maquillase bien. Él era muy fuerte y cuando me negué me apretó los genitales con tal fuerza que me hizo gritar. Hice lo que me ordenaba y al ponerme frente al espejo casi me desmayo: tenía al frente a una preciosa morena de cuerpo largo y bien formado aunque sin tetas, de enormes ojos y labios gruesos, suficiente para excitar a cualquier hombre. Mi aparato se puso duro en cuanto me vi trasformado en una hembra; luego el me puso en la cama y colocó un canal porno en la tele. Me hizo ver la película mientras me acercaba su miembro a la cara, me pidió que se lo mamara pero yo sentía asco de hacer eso, entonces el me empujó a un lado y abriéndome la boca a la fuerza me metió su barra caliente entre la boca haciendo que se lo mamara. Al tiempo que yo veía que le hacían lo mismo a una chica en la pantalla. Luego se montó encima mío y me besó en la boca metiéndome su lengua, yo no podía moverme y sus manos se aferraban a mis muslos; luego empezó a levantar mi culo poco a poco y sentí la cabeza de su falo en orificio, yo sabía lo que venía y tenía miedo porque sería mi primera vez. Sentí mucho dolor en cuanto empezó a entrar esa vara caliente de carne, razgandome el culo hasta los intestinos. mientras él entraba y salía yo sentía espasmos por todo el cuerpo, él me decía que yo lo deseaba y que las putas como yo debían satisfacer a los hombres. Su enorme miembro se movía con cada vez, más rapidez, sentí que me iba a correr en cualquier momento, finalmente el sacó su pene y estalló en mi cara con enormes chorros de leche caliente, y yo no pude evitar eyacular también, pero él tomó mi leche en su mano y me la hizo beber toda. Allí quedamos los dos tirados después de que me había roto la virginidad. Después vendría más sexo lo que me llevaría a convertirme en una puta viciosa.

purpura [arroba] hot-shot.com

Una experiencia inolvidable

Jueves, enero 11th, 2007

Hola, esto que a continuación voy a relatar me sucedió cuando tenia aproximadamente 17 años. Desde chico (Como casi todos) me encantaba vestirme con las ropas de mi madre, el ponerme su medias me excitaba de sobremanera aunque fuese muy chico.

Tal vez esto se debió a que mi hermana me vestía de niña en forma de juego y a un abuso sexual que tuve por parte de alguien de mi familia que marcó mi vida para siempre por que en realidad lo disfrute con ese miedo pueril y desconcertante de la niñez. Se puede decir que crecí como un chico normal, he tenido muchas chicas muy guapas y nunca he tenido ninguna atracción por los hombres, pero si crecí con una fuerte crisis de identidad sexual, que seguramente se dio por mi enorme calentura.

Como nunca tuve un encuentro sexual con ninguna de mis chicas y el único que había tenido y disfrutado mucho había sido el de mi familiar; inconcientemente me empecé a excitar con la idea de tener un pene largo y grueso entre mi boca y  mis nalgas.

Por supuesto, seguí vistiéndome con ropas de mi madre cosa que tome como un travestismo fetichista hasta un día que cambio todo eso.

Estando en la preparatoria conocí a Arturo, era un tipo alto, robusto, con el cual lleve una muy buena amistad, nos gustaba rentar películas pornográficas y verlas en mi casa hasta que un día entre juego me pidió que se la mamara, discutimos entre broma y broma para ver quien se la mamaba primero a quien, yo pensé que solo era una juego tonto hasta que el me dijo que si yo lo hacia, el también en realidad lo haría, eso basto para que me escurriera  de sobremanera, había pasado mucho tiempo desde aquel abuso que disfrute tanto y ya no aguantaba las ganas de repetir una experiencia como esa; mas tardo en decirme que yo en tener su enorme gruesa verga entre mi boca.

Así fue como empezó aquel jueguito, veíamos películas pornos y después yo se la mamaba súper sabroso hasta que decidí que me penetrara, yo estaba súper caliente, lo recosté sobre la cama y me senté muy despacio en esa enorme carne  y cuando sentí la punta dentro me deje caer de un solo golpe, me doble del dolor pero por fin tenia una verga dentro de mi, comencé a cabalgarlo lentamente y el muy suave me acariciaba mis nalguitas, era el paraíso, subía y bajaba y era completamente feliz.

De este modo siguió el juego en encuentros ocasionales en mi casa, entonces fue cuando empecé a fantasear que me penetrara pero yo vestida de mujer, ahora mi calentura se basaba únicamente en coger con el, me había encantado la verga.

Fue entonces cuando una prima llego de visita a mi casa, a ella le encantaba usar ropa muy sexy pues su cuerpo se lo permitía y al saber que saldrían de la casa para un viaje, no tarde para contactar a Arturo, esa noche fue muy especial.

Arturo llego cerca de las ocho de la noche, como siempre vimos una película y comencé a chupársela, suave, lento desde los huevos hasta la cabecita que emanaba esa babita tan rica, tanto el como yo queríamos coger de una buena vez, pero quise darle tiempo a nuestra cachondes.

Lo lleve de la mano a la recamara, lo desvestí y le seguí dando unas ricas mamadas, estaba que ardía así que me levante hacia el baño y me transforme; había encontrado entre la ropa de mi prima un liguero y unas medias negras de encaje súper sexy, una mini tanguita y un tipo de baby doll transparente negro, use unas zapatillas de de tacón alto de mi madre, cuando me mire en el espejo me quede sorprendida, estaba hermosa,

Así que decidí ponerme algo de maquillaje.

Salí lentamente del baño tal vez un poco apenada pero esto a el le encanto, se quedo boquiabierta, me abrazo y me beso dulcemente, me dijo lo hermosa que estaba y eso a mi me hizo sentir feliz. Nos tendimos en la cama, el comenzó a chupar mis pequeñas chichitas, le acariciaba la espalda con gran pasión y de un solo giro me acomodo de tal manera que quedamos en un formidable 69, yo le chupaba las bolas, recorría su verga con mi lengua y me la metía toda en la boca, el hilo de la tanguita rozaba mi culito y yo me excitaba mas y mas, el empezó a chuparme mi ojito, me lo sobaba y mientras me trataba de meter la lengua acariciaba mis piernas, esa sensación fue deliciosa, me encantó como sentían las caricias de mis piernas envueltas en esas medias, ya no aguante mas y me le monté encima, mi culito estaba súper babeado, y así de un solo golpe me ensarte, esta vez ya no hubo dolor  ya que lo habíamos hecho varias veces pero nunca como ahora. Me encantaba estar ensartada, yo subía y bajaba muy despacio al principio y después desenfrenadamente, el apretaba y abría mis nalgas con tal ricura que estaba apunto de estallar. De repente se incorporo y me cargo, me estaba ensartando de una manera increíble, yo gemía y gritaba de placer, era algo enloquecedor, yo no quería que dejara de metérmela, era el paraíso para mi. Un rato después me acomodo en cuatro patas, me estaba cogiendo como una perra, estaba vestida como una perra y me sentía como una perra, era fabuloso, yo apretaba cachondamente mi culito y el gemía y gemía, estaba apunto de venirse, quite el condón y empecé a chupársela, quería exprimirla, probar ese torrente de leche caliente, tragármela, pero en ese preciso momento llego uno de mis hermanos, nos descubrió y ya sabrán la que se armo…

Lo que paso precisamente después fue algo horrible pero nunca me arrepentí pues una cogida como esas jamás he vuelto a vivir, fue deliciosa y me sentí como toda una mujer deseada y penetrada.

Si quieren saber que mas paso después escríbanme y denme su opinión sobre mi relato.

Los espero…

Carolina.

S. L. P.  Méx.

carolina_hellfire@hotmail.com

Natasha

Jueves, enero 11th, 2007

Tengo 27 años, mido 1,68. Soy casado y mi mujer sale mucho por trabajo fuera de la ciudad. Por extraña razón tengo algo de busto que al usar corpiño se marca y me hace lucir un par de tetas duras y paraditas. De más esta decir que desde siempre he gustado vestir de mujer. Esta vez estaba decidido a salir a la calle vestido de mujer aprovechando que mi mujer estaría fuera toda una semana. No sabia que usar. Pensé “no quiero parecer una puta disfrazada”, entonces tome la decisión de salir vestida como una mujer normal e ir a bailar. Tengo el cabello largo hasta los hombros y de color negro. Tengo las caderas bien marcadas y los glúteos redondos y duros por el ejercicio. Mi vientre es plano. Estaba algo complicado pues soy bien peludo. Mi cuerpo esta lleno de bellos por lo cual no me resulta fácil depilarme. Decidí ir a una peluquería y decir que era actor y tenía que transvestirme para hacer un papel de una mujer en un cortometraje.

Tomé una tanga negra de mi mujer y salí vestido de hombre rumbo a la peluquería, además llevaba una mochila con un peto (top) negro, corpiño, zapatos de taco y jeans apretados de mi mujer. Entre era un sábado a la tarde. Una señora me preguntó si deseaba cortarme el cabello. Fue entonces que tome fuerzas y le conté mi plan. Ella entendió perfectamente y que ella conocía mi profesión (actor) ya que me dijo que su hijo también era actor pero que estaba lejos y que no lo veía nunca. Me tomó como si fuera su hijo.
Me hizo pasar a un privado y me pregunto que deseaba hacer. El dije que quería depilarme entero, teñir mi cabello y que me maquillara.

Así fueron pasando las horas. Primero me aplicó cera depilatoria en el cuerpo. Sentía dolor y placer cada vez que me sacaba algo de bello. Me depiló entero y perfectamente por encima de la tanga que llevaba puesta.
Sentía mi piel arder pero el sólo hecho de ver me así me excitaba. Luego me llevo delante del salón de la peluquería y me aliso el cabello y me tiño de rubio. Me sorprendía como me transformaba. Mi tanguita estaba húmeda de tanto placer, estaba cada vez mas emocionada. La señora comenzó a maquillarme y me pregunto como se llamaba el personaje y que debía hacer en la historia. Yo estúpidamente y anonadada con mi nueva imagen le pregunté que de cual personaje me hablaba. Ella dijo del cortometraje y entonces recordé y le que conté que era de una niña que venía del campo a estudiar a la ciudad. Esta se transformó finalmente en la historia que conté a lo hombres que conocí es semana, pero ya les contaré de eso. Y el nombre del personaje cual es, me preguntó, pensé un segundo y dije NATASHA. En ese instante ya estaba depilada, rubia y maquillada. Me veía completamente bella y distinta. Me puse de pie me mire y mi cabello brillaba… estaba emocionada.

La señora me dijo ..“natasha estás hermosa”, era la primer vez que me llamaban así. Me emocioné cancel sus servicios y me despedí. Ella me detuvo y me dijo que no podía salir así que era una bella mujer vestida de hombre.

Entonces me acordé de la mochila y las cosas que había traído. Le pedí permiso entré al baño y me cambié. Mis piernas estaban suaves y la entre pierna estaba perfectamente depilada para que ningún bello se escapara de la tanga. Me puse el jeans y los zapatos de taco. Tome el corpiño y el peto (top) me miré y caí en llantos era toda una mujer. Sali y la señora se tapó la boca y me abrazó, me miró y dijo deja de llorar natasha estas hermosa, además que se te está corriendo todo el maquillaje. Lo corrigió y me dijo aquí estaré esperando por si necesitas ayuda.

Salí a la calle hecha toda una mujer, la tarde se había ido y ya era de noche. Caminé unas cuadras hasta el auto y sentí como me miraban… eso era la que siempre había querido, bueno y el resto también, la idea no es sólo parecer mujer sino también serlo ¿no?, pero es será parte de mi próximo relato, besos a todos natasha.
Cometarios: solyluna1982_64@hotmail.com

Me descubrieron / 1ra parte

Jueves, enero 11th, 2007

Hola me llamo Andrea , tengo 22 años, pero aparento tener unos 18, pues me conservo bien a pesar de tener una vida sexual muy activa, mi vida de travesti comenzó hace mucho tiempo cuando yo tení­a tan solo 8 años, me encantaba ponerme la ropa í­ntima de mi madre aunque me quedaba grande, solí­a vestirme con sus panties debajo de mi ropa de niño, incluso usaba sus protectores, pues me encantaba como se sentía su roce con mi piel, quiero aclarar que aunque me gustaba mucho la ropa femenina, yo tení­a una vida normal , como cualquier niño de mi edad, con el pasar del tiempo me gustaba cada vez mas la ropa de mujer y comencé a robarme la ropa de mi tí­a, obviamente lo hací­a de la forma mas discreta posible, pues no querí­a que se dieran cuenta de mi gusto por la ropa de mujer, Terminé la escuela y cumplí­ 12 años de edad y tení­a que ir al colegio, fui a un colegio mixto y me relacione con muchas niñas de mi edad, me querian mucho pues yo siempre estaba con ellas, í­bamos juntas a todo lado y la verdad es que me gustaban muchí­simo mis compañeras, yo no sentía atracción por los chicos, al igual que cualquier chico normal yo buscaba con los hombres solo amistad y nada mas, fui creciendo y ya tení­a 15 años y una novia realmente linda, todo marchaba perfectamente, yo seguí­a con mi gusto por la ropa de mujer y la utilizaba a diario excepto los días de práctica de deportes, por que al finalizar las clases íbamos a las duchas y me podrían descubrir , pero nada se puede hacer contra el destino , un día viernes luego de terminar las clases, un compañero que era 2 años mayor nos invitó a 3 amigos y a mi a su casa para ver películas y jugar video juegos, fuimos: Carlos (el dueño de casa), Iván, Sebastián, Esteban y YO Andrés (así­ me llamaba en ese entonces), todo iba muy bien, vimos una pelí­cula y jugamos un rato, hasta que Sebastián le pidió a Carlos que nos permita utilizar el sauna y el jacuzzi de su casa y Carlos dijo: “Claro, es una excelente idea”, yo no me preocupé por que quedamos en que nos bañarí­amos en boxers, y con un poco de cuidado de mi parte no se notarí­a la tanguita (hilo dental) que llevaba debajo, una vez listos fuimos al sauna, yo preferí­a el jacuzzi pues se sentí­a riquí­simo el golpecito del agua en mis testí­culos y en la espalda, Carlos fue conmigo mientras los demás se quedaron en el sauna, luego de un momento se nos unieron los 3 chicos restantes y entraron al jacuzzi con nosotros, todo estaba bien hasta que Iván se sacó sus boxers estando debajo del agua y nos mostró lo que hizo, luego nos retó a hacer lo mismo, yo fui el único que se opuso pues como se habrán dado cuenta si lo hací­a, ellos me descubrirían y sería su burla para siempre, pero como ellos ya estaban desnudos y yo aún llevaba puestos mis boxers, decidieron sacármelos entre todos y así­ lo hicieron, yo estaba muerto de vergüenza por que ellos se enteraron de mi gran secreto, yo esperaba rechazo de su parte pero ellos en lugar de ofenderme me dijeron que me quedaba muy bien mi hilo , yo quería morirme y salí­ para ir a mi casa pero ellos me detuvieron y me llevaron nuevamente al jacuzzi, me preguntaron que si me gustaban los hombres, yo les dije que NO, que únicamente me gustaban las prendas femeninas pero que no era gay, fue entonces que Carlos me dijo: “Como dices que no te gustan los hombres si nunca has probado uno”, ellos me rodearon y tení­an sus vergas paradas, yo sentí­a muchos nervios, Carlos dijo: “veamos si no te gusta” y mientras los otros 3 muchachos me inmovilizaron, Carlos me bajó la tanguita y comenzó con caricias en mi ano, luego me lo besó y pasó su lengua por el, yo me resistí­a pero realmente me encantó sentir su lengua en mi ano, jugó tanto con ella hasta casi metermela, me dijo: “prepárate ahora te voy a entrar con mi juguete en tu culito”, yo lloraba y le pedí­a que no lo hiciera, ERA 100% virgen pues no lo habia hecho con nadie antes ni siquiera con mi novia, los chicos me sujetaron fuertemente y Carlos puso su verga en la entrada de mi culo, luego presionó fuertemente mientras yo gritaba del dolor, creo que me partió el culo en pedazos, Carlos logro entrar y comenzó a moverse a un ritmo único, desenfrenado, extrañamente comenzó a gustarme el ser penetrado por mi amigo, el me decí­a que moviera mi culo para disfrutar mas, que tenía un culo riquí­simo y que ya no se aguantaba mas y luego de penetrarme mas violentamente se vació en mi culo, llenandome las entrañas de su semen siguió entrando y saliendo hasta que terminó completamente y sacó su verga de mi desvirgado culito que me dolía mucho, Carlos me agradeció y me dijo que era la primera vez que penetraba a alguien y que le encanto mi culo, dijo que mis nalgas eran hermosas y me dio un beso en el ano.
Los demás me soltaron y yo les pedí­ que no le dijeran a nadie lo sucedido o lo de mi secreto, ellos me respondieron que no se lo dirí­an a nadie siempre y cuando les permitiera desvirgar sus vergas en mi culito, yo no sabí­a que decir pues me habí­a encantado la experiencia con Carlos pero no querí­a aceptar mi inclinación homosexual, pero terminé aceptando, salimos del jacuzzi y fuimos a la habitación de Carlos, y estando allí Carlos se acostó en su cama y me pidió que me comiera su verga, mientras Sebastián se preparaba para penetrarme el ano, me puse en 4 y comiendo la verga de Carlos le mostraba abiertamente mi ano a Sebastián quien comenzó a meter su verga suavemente en mi culo, fue delicioso, cuando yo le pedía que pare por el dolor que sentía el se detenía y me trataba muy suavemente , cuando ya lo tenía todo dentro mio comenzó el mete y saca, Sebastián era muy dulce pero tení­a una vergota, se comenzaba a agitar y Carlos mientras tanto ya estaba terminando en mi boca, obligándome a tragar su semen caliente, Iván tomó su lugar y me dio a mamar su verga, que sensación!!!, es increí­ble todo lo que sentí­ ese momento, comencé a disfrutar de la violación y el chantaje de mis amigos, cuando menos lo esperaba, sentí que Sebastián me llenaba de su leche, sacó su verga de mi ano y noté que mi culo se quedó abiertísimo, no se cerraba aún, cuando Esteban me recostó boca abajo y me penetró violentamente, me produjo tanto dolor que grité, pero Iván me llenaba de su leche en la boca y pasmó mi grito, yo seguí chupando su verga hasta limpiarla completamente, Esteban me volteó y puso mis piernas sobre sus hombros y me volvió a meter su vergota en el culo, pero esta vez lo hizo mas suave, entró una y otra vez hasta que se vació en mi interior, ya solo faltaba que Iván me penetrara , se recostó en la cama y me pidio que me suba sobre el y yo así lo hice, me introduje su verga lenta y suavemente hasta tenerla dentro de mi ano por completo, y ahí­ me volví­ una loca, y cabalgue tan desenfrenadamente que Iván no aguantó mas y me disparó su semen, que rico sentí­a yo pero estaba tan agotada que solo les pedí­ que cumplan su palabra me vestí­ y salí­ hacia mi casa, casi no podí­a caminar por el dolor pero fue la mejor manera de estrenar mi culito , ellos fueron mis amantes hasta terminar el cole, y me convirtieron en Andrea, era su puta, y me gustó, claro que me vestí­a completamente de mujer solo cuando teníamos nuestros encuentros sexuales, ya les contare otras cositas en mi siguiente relato.
ANDREA andy936296@hotmail.com

Bukkake para Josefina

Jueves, enero 11th, 2007

Adoro a Josefina desde que la conoci en la calle, a sus trece años. Josefina era en ese momento una travesti muy hermosa, de largos cabellos rubios y lacios que le llegaban hasta la cintura. Su rostro era perfecto: de ojos verdes enormes, custodiados por unas pestañas larguisimas, con unos labios pequeños y carnosos y de nariz pequeña, casi inexistente. El detalle que embellecia a Josefina era que su cuerpo estaba plagado de pecas, lo cual le daba un aire infantil y hacia que tuviera un rostro aniñado. Sus tetas siempre fueron enormes, con unos pezones que se notaban perfectamente por debajo de sus camisetas y t shirts que usaba de manera ajustadisima. De estrecha cintura y culo redondo y bien formado, caminaba de la manera mas sensual que jamas he visto.

Hasta el dia de hoy, tres años despues, sigue siendo mi amante preferida entre las travestis de mi ciudad.
Nunca me he cansado de chuparle su exquisita pija y de penetrarla hasta el cansancio. Incluso es tan hermosa y delicada que no tengo reparos en salir con ella a cenar o a ver una obra de teatro. Es mas, considero que me siento orgulloso de saber que es mas hermosa que mas de una mujer que se digna de serlo despreciandola al saber que Josefina es travesti.
La historia que quiero relatar comienza cuando un dia Josefina fue a mi casa y nos pusimos a ver paginas de internet en donde un grupo de jovencitas orientales practicaban Bukkake, tomando vasos y copas llenos de semen y recibiendo en sus rostros decenas de eyaculaciones que las dejaban cubiertas de esperma.
Josefina se intereso demasiado en el asunto y hasta me pregunto de que manera podria ella hacer lo mismo. Le dije que necesitaria unos cuantos hombres que estuvieran dispuestos a eyacularle en su rostro y en todo el cuerpo o que eyacularan dentro de cualquier recipiente que acumulara la leche que largaran para que luego se la bebiera. Claro que al gusto del esperma Josefina lo conocia a la perfeccion. Jamas dejo de tragarse una buena acabada que terminara en su boca y no dejaba gota de semen en su rostro sin que su lengua la atrapara.
Dias despues Josefina me pidio que le organizara una reunion donde pudiera juntar a varios hombres que la llenaran de semen como en los videos que habiamos visto. Estaba dispuesta a hacerlo y a que tambien la filmaran. Decidi ayudarla y participar del proyecto.
Mi primer medida fue encontrar un lugar donde pudieran permanecer varios hombres a la espera de su turno para eyacular sobre Josefina. Pero lo solucione facilmente cuando un amigo me presto una quinta en las afueras de la ciudad. Luego comence a juntar el grupo de hombres dispuestos a hacerlo. Le dije a cada uno de ellos que podria venir con uno o dos amigos de confianza, con lo cual aumentaria la cantidad de participantes. De esa manera llegue a juntar cincuenta y tres hombres dispuestos a regar de leche a Josefina.
El dia acordado fue un dia sabado a la mañana temprano.
Cuando llego el momento de que conocieran a Josefina les comente recien ahi que se trataba de una travesti.
Recibi un par de quejas, pero cuando la vieron a Josefina vestida con una malla color negra y unos zapatos de tacos altisimos, nadie se retiro del proyecto. En verdad Josefina estaba esplendida. Su cabello suelto y su maquillaje le proporcionaban un rostro muy bello. La malla negra ajustaba sus enormes tetas cubriendole apenas sus pezones, ajustandole su miembro de manera perfecta, de modo que apenas parecia que entre sus piernas hubiera una buena pija con sus bellos testiculos.
Luego de las presentaciones comenzaron a formarse grupos de a cinco hombres que ingresaban a la habitacion donde estaba Josefina esperandolos. Todos la rodeaban mientras ella observaba maravillada como iban a apareciendo cinco pijas ante su rostro. Los hombres comenzaron a masturbarse mientras le tocaban sus tetas o la tomaban de sus cabellos pasandole las vergas erectas por su rostro. Ella los dejaba hacer, e inclusive se metia una o dos pijas en su boca. Estaba como enloquecida diciendoles cuanto se le cruzaba por la mente: denmelas todas, quiero ver la leche ya mismo, hasta la garganta.
De repente uno de los cinco de la primera tanda la tomo por la cintura y la puso boca abajo, con su redondo culo bien para arriba. Los demas protestaron porque entonces Josefina dejaba de chuparselas.
Inclusive ella pidio seguir con esa actividad. Pero este joven era fuerte y tenia decididas ganas de penetrarla. Se puso un preservativo en su enorme miembro y luego de lubricarla le introdujo su pija hasta los testiculos. Josefina gritaba de dolor y placer, lo que sirvio para calentar a los otros cuatro que entonces se pusieron delante de ella metiendole todas las pijas en la boca o pasandoselas por el rostro.
Josefina aullaba de placer, su pija colgaba semierecta entre sus piernas y entonces no aguante y dejando la filmadora me meti entre ella y el joven penetrador y comence a chuparsela. A los demas no le importo en los mas minimo. El grandote que la estaba penetrando por el culo saco su pija y anuncio que iba a acabar. La puso a Josefina acostada boca arriba y entonces largo tres chorros de esperma sobre su cara.
Tres mas hicieron lo mismo y finalmente el otro restante y yo largamos nuestra leche sobre el inundado rostro de Josefina que mientras tanto se masturbaba con su pija erecta.
Esa primera tanda fue increible. Todas las eyaculaciones habian ido a parar directamente sobre su rostro. Josefina pasaba su lengua por sus labios y tragaba todo lo que podia, ademas juntaba esperma con sus dedos y se llevaba lo recogido a su boca. Era un espectaculo maravilloso. Los cinco hombres que la habian inundado de leche no paraban de hacer comentarios y de decirle a Josefina que se tragara hasta la ultima gota. Ella asi lo hizo mientras se masturbaba freneticamente tomandose con su mano derecha su pija y con la izquierda juntando semen de su cara. Uno de los cinco entonces se recosto junto a ella y comenzo a chuparle las tetas mientras el que la habia penetrado le tomaba sus testiculos y se los apretaba levemente para luego soltarselos y apretarlos nuevamente.
Josefina gritaba exageradamente, pero algo de real habia en esa especie de dolor y goce al mismo tiempo.
El joven gigante se divertia y se excitaba enormemente con la pija de la travesti. De repente la tomo por la cintura y cargandola hasta el baño la introdujo bajo la ducha y el mismo la enjabono sin que nadie pudiera acercarse. Josefina reia y por momentos gritaba, pero fuera de la habitacion quedaban mas de cuarenta hombres preparados para destrozar a la hermosa travesti. Unos minutos despues salio esplendida para los otros cinco hombres que ya habian entrado al dormitorio.
El giganton, que se llamaba Peter, a partir de ese momento se quedo en la habitacion hasta que el ultimo de los hombres se fue de la quinta un par de dias despues. ?l mismo se encargaba de bañarla y vestirla para cada tanda que ingresaba al dormitorio. Sin dudas que se habian atraido mutuamente y durante las jornadas que duro aquella experiencia la penetro al menos ocho veces, eyaculando en cada una de ellas directo dentro de su boca.
La segunda tanda de hombre fue mas agresiva que la primera, por lo que de entrada uno de ellos la tomo de los cabellos y beso agresivamente a Josefina. Peter se disgusto por esta actitud, pero estaba claro que nada podria hacer contra cuarenta hombres llenos de semen esperando a descargarlo en el rostro de Josefina. A la travesti no le gusto esta actitud agresiva y asi lo hizo saber, pero pronto fue atada de pies y manos por un experto sado masoquista que realizo un excelente trabajo. Josefina lloraba y pedia por favor que la soltaran, pero solo logro excitarnos mas.
Las pijas que comenzo a tragarse eran bastante grandes en esta segunda tanda y los hombres parecian estar muy excitados con la idea de tener a una niña travesti de dieciseis años, hermosa, indefensa y a su plena disposicion.
De pronto todo se convirtio en un ir y venir de hombres que eyaculaban sobre Josefina en cualquier parte del cuerpo que tuviera sin cubrir de semen.
Mientras tanto ella gritaba e imploraba para que la desataran. Sin embargo era en vano, cada uno que entraba olvidaba cualquier norma de romanticismo y de piedad y le hacia lo que se le ocurria. Ya nadie se cuidaba con preservativos y la leche que tragaba Josefina la volvia a largar por su boca con nauseas acompañadas de gemidos y grititos de dolor y placer.
En el fondo Josefina estaba feliz por todo lo que le estaba ocurriendo.
No solamente yo era quien le chupaba la pija, varios de los festejantes se arrodillaban frente a ella y se metian su exhausta verga en la boca a la vez que le metian dedos en el culo que entraban y salian por su agujero mas que dilatado.
A veces algunos de los hombres la daba vuelta y la penetraba mientras los otros no paraban de meterle las pijas erectas en su boca. Esa situacion era hermosa de presenciar y a mi me excitaba sobremanera. Peter y yo a veces le masajeabamos las tetas cuando podiamos meter nuestras manos entre tantas piernas.
Luego llegaba el momento de bañar a Josefina y Peter volvia a llevarla de la cintura hacia el baño. En la tercera ocasion que lo hizo lo acompañe y pude ver de que manera la trataba. Parecia que tenia a una niña entre sus enormes brazos. Josefina entonces se largo a llorar tomando su rostro con sus manos y preguntandose a si misma que era lo que estaba haciendo. Peter la calmaba y le decia que faltaba poco, lo cual no era verdad. Afuera la esperaban varios hombres que todavia no habian participado de la fiesta y otros que ya lo estaban por hacer hasta por tercera vez. Uno de los que alli estaba entonces le metio cocaina por la nariz para que se reanimara y tomara fuerzas y seguir la diversion. Recuerdo que le pedi a este amante un poco de esa cocaina y se la meti por el culo a la travesti para que le hiciera efecto de manera mas directa.
Confieso que me calento tremendamente abrirle bien el culo a Josefina y meterle con mis dedos una buena dosis de polvo hasta el fondo de sus intestinos. Esa decision dio grandes resultados, porque a los pocos minutos ya estaba pidiendo nuevamente mas semen para tragar.
Hacia la noche Josefina estaba destruida. Ya no habia baño ni droga que le diera animo. Entonces todos tomamos un descanso y con Josefina acostada sobre la cama, atada al respaldo con unos pañuelos rojos, comenzamos a masturbarnos y a largar el semen en un copon de cristal que en poco tiempo se lleno hasta el borde. Luego de que Josefina descansara y durmiera unas dos horas, totalmente agotada, pero aun hermosamente bella, se levanto de la cama y se vistio como una colegiala. Se hizo un par de trenzas que ato con unos lazos azules, se puso unas medias rojas hasta las rodillas y se calzo unos zapatos de estudiante que le quedaban perfectos. Una falda corta y una camisa con una corbata color roja completaban su vestuario.
Nuevamente Josefina no hacia otra cosa que excitar aun mas a todos los sementales que alli estabamos. Uno de ellos entonces la obligo a arrodillarse frente a una bandeja que tenia dos rayas largas de cocaina para que las aspirara. La imagen era fabulosa. La joven travesti y colegiala aspirando polvo y con el rostro lleno de lagrimas, con un copon de esperma que esperaba a ser bebido hasta la ultima gota. Aun con su nariz empolvada fue tomada de las trenzas y obligada a tomar del recipiente. Josefina bebia lentamente, deteniendose de a ratos para no vomitar lo que ya tenia en su estomago, que era bastante. Todos la observabamos maravillados del espectaculo. El nivel del semen descendia lentamente hasta que de repente la tome por las trenzas y le dije que no se hiciera la niña inocente, pedazo de puta reventada, que se tomara todo de una vez y que ni se le ocurriera dejar una gota porque entonces las penetrariamos hasta lastimarla. Josefina grito cuando le tire del cabello y se llevo el copon a la boca tomando tres grandes tragos que lo dejaron vacio. Se pasaba la lengua por los labios y se chupaba los dedos de una manera que calentaba hasta el ultimo de los que alli estabamos mirandola. Era claro que todo aquello le encantaba y que lo disfrutaba como la terrible y tremenda puta que era.
Luego de casi un dia y medio de sometimiento, Josefina quedo casi inconsciente cuando Peter la llevo al baño para lavarle el semen que tenia pegoteado desde hacia un par de horas. Realmente ya no estaba en condiciones de seguir, por lo que muchos de los sementales comenzaron a irse, quedando en contacto para proximas fiestas ya fueran con Josefina o cualquier otra travesti. Y la verdad era que mi proposicion de llevar una travesti para la ocasion habia caido muy bien, los habia entusiasmado mas que si hubiese sido una mujer. Muchos de los que habian asistido a esta sesion de bukkake, nunca habian tenido la experiencia de chuparle la pija a una travesti y luego de hacerlo por primera vez me confesaron que les habia encantado.
Josefina estaba muy cansada. Necesito dormir unas cinco horas antes de poder despertarla y una vez que lo hizo hubo que meterle cocaina por la nariz y el culo para siguiera con los siete u ocho que habiamos quedado. Por otra parte nosotros mismos ya estabamos un poco agotados y sabiamos que la fiesta estaba llegando a su fin. La joven travesti tomo fuerzas y se puso de pie con orgullo juvenil, diciendonos que si todavia teniamos leche ya era hora de que la fueramos soltando en su rostro. Se arrodillo frente a nosotros y comenzo a chupar salvajemente cuanta pija se le cruzo por sus labios. Lo hacia de una manera agresiva, gimiendo desesperada mientras ella misma tomaba su verga erecta y se masturbaba freneticamente. Los chorros de semen comenzaron a saltarle sobre el rostro; abria enormemente su boca y dejaba que el semen le llegara bien profundo a su garganta. ?Estaba muy drogada y excitada! Era un espectaculo verla de semejante manera. Despues que cada uno eyaculara sobre su rostro, Josefina quedo como si le hubieran colocado una mascara de cera para tomarle un molde de su rostro. La travesti entonces comenzo a llevarse el semen con sus dedos a la boca y se lo trago absolutamente todo.
La fiesta habia llegado a su fin. Peter la lavo por ultima vez luego de que se retiraran los ultimos que habian aguantado hasta el final de la fiesta. Cuando quedamos solos los tres en la quinta, Josefina se sento frente a nosotros y se largo a llorar desconsoladamente. No la podiamos detener por mas esfuerzo que hicimos. Nos decia que se sentia horrorizada por todo lo que se habia dejado hacer, por las bajezas a las que se sometio y el dolor fisico que se le habia causado. Ella imaginaba otra cosa cuando lo habiamos planeado.
Peter la consolaba abrazandola con sus enormes brazos, confesandole que la amaba, cosa que a Josefina poco le importo. A mi dejo de conmoverme cuando antes de subirnos al automovil, mientras guardaba algunas cosas que habiamos llevado hasta la quinta, alcance a ver a Josefina a traves de la ventana y sin que ella lo percatara, tomar con sus manos uno de los copones que utilizamos para realizar bukkake, meter sus dedos hasta el fondo y sacar unas ultimas gotas de semen que habian quedado alli depositadas. Luego cerro sus ojos y se metio los dedos en su boca chupandoselos con una pasion que me hizo pensar que Josefina era, efectivamente, la puta travesti mas puta, hermosa e insaciable que jamas conoceria en mi vida.carolina_trans2003 [arroba] yahoo.com.ar

De niño a toda una mujer

Jueves, enero 11th, 2007

Bueno todo comenzo desde que era un niño , recuerdo que tenia una prima de casi mi misma edad y siempre iba a su casa a jugar , ella vivia sola con su mama un dia ella no estaba en su casa y yo me quede con mi tia , y mi tia tenia q arreglar el uniforme escolar de mi prima y como eramos del mismo tamaño lo probo conmigo y me encanto , en aquella epoca yo tenia 8 o 9 años ,esa fue la 1era ves que me puse una prenda femenina ,

Luego pasaron los años yo vivia solo con mi madre , yo tendria alrededor de 13 o 14 años y mi madre salio en la noche ya q tuvo un compromiso y me quede solo en la casa y me vesti por 1era ves completamente , me puse ropa interior , pantimedias y un vestido mini de color negro ,zapatos altos y peluca ya que mi madre tenia algunas pelucas , me encanto verme asi vestida , 2 o 3 veces mas repeti en vestirme con la ropa de mi madre cuando ella no estaba en casa .

mas o menos cuando tenia 16 años vino una prima que vive en el extranjero y se hospedo en mi casa , un fin de semana mi prma con mi madre se fueron fuera de la ciudad y me probe toda la ropa de mi prima minis , hilos dentales vestidos , jeans , politos etc .

Tiempo despues me empeze a comprar mis cositas , lo primero que compre fue ropa interior y luego mini faldas ya q me alocan

Cuando tenia 24 años mi madre se fue a radicar fuera del pais y me quede sola en la casa , ya cuando estaba en casa andaba vestida de mujer , hasta que un dia conoci una amiga por el chat que era tv con mucha mas experiencia que yo y me invito a su casa para trasformarme en toda una mujer ,

LLege y lo primero que hizo fue depilarme por completa , luego me vestio muy sexy con un portaligas negro , una minifalda negra ,un top negro , me puso uñas postizas , me maquillo por completa y me puso una peluca rubia , se me veia preciosa

Luego empezamos a beber un vino y llegaron dos amigos de ella , seguimos ya tomando los cuatro , hasta que ella se puso a besarse y acariciarse con uno de ellos y el otro amigo me empezo a coquetear a mi , a mi nunca me habian agradado los hombres , pero aquella noche me sentia toda una mujer , y aquel chico me trataba como toda una dama

El me empezo a tocar mis piernas cosa que me calento bastante y me puso mi mano sobre su bulto , lo empeze a tocar , era la 1era ves que tocaba un pene ajeno, el me empezo a meter la mano a mi trasero y me hablaba al oido cosa que me gustaba ,luego le baje su pantalon y lo empeze a masturbar y el me empezo a besar muy fuertemente los labios , y de ahi  me puese de rodillas y empeze a meterme su pene en mi boca , era la primera ves que tenia un pene en mi boca , era mucho mas delicioso de lo que me habia imaginado ,

Estabamos solos en la sala ya que Marcela se habia ido a su recamara con Martin , Sergio y yo estabamos solos en la sala ,
me empezo a levantar la falda y meter sus dedos a mi ano , hasta que me puso de espaldas a el y me empezo a penetrar muy suavemente , era la primera polla que tenia adentro de mi , al principio me dolio un poco , pero mas era el placer .

mia_linda76@hotmail.com

El nacimiento de Raquel

Jueves, enero 11th, 2007

Todo ocurrio una tarde. Yo me solía conectar a un chat de travestis y transexuales. No con idea de ser una de ellas sino para ver si ligaba y poco vacilaba y podía llegar a follarme a una chica con pene. Aún así siempre me ha excitado la idea de ser follado por una chica (travesti o transexual).

Así que como solía hacer me conecté con idea de excitarme. Enseguida me localizó una chica que se hacía llamar Sara. ME dijo que era un chico que le gustaba vestirse de mujer, maquillarse, depilarse, que vivia a 500 metros de mi casa. Enseguida me excité mucho. Ella tenía webcam y aunque yo no me invitó a verla vestida de mujer. Llevaba un bikini a rayas que le sentaba muy bien.

Desconectó la cam. Ella me dijo que buscaba una amiga como ella. Alguien que la comprendiera y se vistiera con ella. Estabamos charlando cuando me dijo que iba a cambiarse. ME gustó la idea de vestirme de mujer así que me fui al armario de mi hermana y me puse un conjunto de tanga y sujetador negros. Me gustaba ver mi falo saliendo de las braguitas.

Cuando me sente al ordenador se había vuelto a conectar y me dejaba verla en bragas y sujetador. Le comenté que me había vestido de chica y que me gustaba. Entonces Sara me bautizó como Raquel.

Sara vivía sola así que me invitó a su casa. Me gustaba la idea de ser dos nenas, vestirnos juntas y ponernos cachondas juntas. Me vesti con mi ropa habitual pero mi idea era sentirme mujer. Y me presenté en su casa. La puerta estaba abierta y entré. Desde el fondo oí una voz que me invitaba a pasar. Allí estaba Sara. Con una blusa ancha y una falda negra. Botas de Licra negras. Un maquillaje no excesivo y una peluca peliroja.

- Hola raquel así vestida no te ves muy femenina, ven conmigo y vamos a remediarlo.

Le seguí a su habitación. Éncima de la cama había selecciondo ya mi ropa. Un cojunto de lencería rojo con ligueros, una minifalda roja, y un top blanco ajustadito. Estaba a cien. Entoces Sara me dijo que me desnudara para transformarme en Raquel. ASí lo hice y ella me depiló entera, me me maquilló y me pintó los labios. después me ayudó a vestir metiendo dos protesis en el sujetador.

Me miré al espejo y me gustó mucho lo que ví. Estuvimos charlando como dos amigas hasta que Sara me dijo que había quedado con dos amigos para dar una fiesta. Al principio me asusté pero luego me excitó la idea.

El timbre sonó y entraron dos chicos de unos 34 años. La verdad es que estaban muy buenos. Uno, Jose, era moreno y alto, el otro más bajito y rubio se llamaba Javi.

Sara trajo algo de comer y beber puso música y los cuatro charlamos hasta que por el efecto del alcohol y la música lenta, me ví bailando con Javier.

Mientras ví como Sara estaba besandose con José. Esa estampa me ponía a cien. Javier empezó a meterme mano y tocaba el culo y me susurró:

-Voy a hacer que tu primeravez sea inolvidable, cariño.
-Deseo ser mujer-

Ya tenía las dos manos en mi culo cuando yo e mpecé a besarle. Para entonces Jose se había quiatdo los pantalones y recibía en la polla el masaje de Raquel.

Javi y yo nos sentamos al lado de la otra pareja mientras yo le despojaba de su ropa. Mientras tanto noté otras dos manos en mi polla. Era Sara que me estaba metiendo mano. Javi y Jose se percataron y como stabamos muy excitados los cuatro y decidimos ir a la habitación para hacer una orgía.

Sara y yo nos quitamos las faldas y los tops y nos quedamos en ropa interior. Ellos se desnudaron del todo. Tenían unas vergas bastante normales unos 15 ó 16. Sara me dijo:

-Chupasela a Javi. Le gustas mucho.

Me agache poniendome a ccuatro patas y le lamí la punta del miembro, a la vez que le mastrubaba. Pocoa poco lo fui lamiendo entero , hasta que me lo metí en la boca. Mientras Sara y Jose hacían un 69. Ella le comia la polla y el su divino agujerito.

Yo seguía en mis menesteres y de vez en cuando miraba para arriba para ver la cara de Javi. Parecía que lo estaba haciendo bien.

De pronto noté como alguien apartaba mi tanga del culito. Era Sara que empezó a lamerme mi ano para prepararlo, mientras josé había empezado ya penetrarla. Yo seguía mamado la verga de Javi como una desenfrenada. Después Sara empezó a meterme los dedos. Primero uno, luego dos, hasta que pudo introducirme tres. Me excité tanto que me corrí en el tanga.

De pronto Jose Salió del culo de Sara. Y esa fue la señal para que todos cambiaran la posición. José se puso delante y me dió su polla para comersela, la cual no rechacé, Javi se puso detrás y me empezó a penetrar.

Muy despacio porque sabía de mi condición de virgen. Esperaba a que mi ano se acomodase a su verga. Hasta que la tubo toda dentro y empezó a bombear en mi culo. primero despació pero poco a poco fue incrementando el ritmo. Sara mientras tanto se acomodó debajo de mi y empezó a lamaerme la polla. Primero por encima del tanga y luego recogiendo el semen de mi corrida anterior.

Sabía que todos ibamos a llegar al climax. Yo noté un chorro de liquido caliente en mis entrañas y entonces me corrí de nuevo en la Boca de Sara, josé hizo lo mismo sacando su verga de mi boca y hechano toda su leche sobre mi cara.

Quedamos los tres exahustos durante una media hora. Después yo me duché me vestí de chico y me encaminé a casa.

Después de eso he seguido quedando con Sara, con javier y con jose y también con otros chicos.

Un besito a todos.

Raquel

La primera vez que me deje cojer por mi amigo Facundo

Jueves, enero 11th, 2007

Mi historia es la siguiente, me llamo Martín, tengo 25 años y para todo el mundo soy heterosexual, siempre salí con chicas como todos mis amigos, incluso mantuve hasta hace muy poco una relación de noviazgo bastante larga. Pero en mi interior siempre albergué algunas fantasías homosexuales. Pensé que era algo pasajero, pero con el correr del tiempo, estos pensamientos se volvían mas frecuentes. A tal punto que desde que me separe de mi novia, casi siempre que me masturbaba terminaba pensando en que hacia el amor vestido de mujer con otro hombre. Los primeros tiempos intenté reprimir esas imágenes, pero me dije que si me daban placer no había por que hacerlo. Fue entonces que empecé a disfrutar mis fantasías en las que me entregaba a un hombre por completo, la idea de dejarme coger usando lencería me encendía unas calenturas que no podían ser, recuerdo la ocasión que masturbándome me lleve por vez primera un dedo hacia el ano, mi excitación fue tan grande al sorprenderme haciendo eso, que me dije “si, tengo que probarlo, quiero sentir mi cola penetrada”. Humedecí con saliva mi dedo y lo introduje despacio, solo la primer falange. Esa sensación era muy placentera pero lo que realmente me excitaba era el hecho de estar haciéndolo, era un paso más. Estaba tan caliente que enseguida metí todo el dedo y empecé a moverlo despacio disfrutando cada centímetro que tenía adentro, no pasó mucho tiempo para que tuviera un orgasmo espectacular.

Cuando me mudé a mi propio departamento continué con mis fantasías, pero gozando de mayor libertad, me depilé completamente y conseguí ropa interior de mujer que usaba en la intimidad, hasta compré un pequeño consolador, me encantaba verme al espejo, tenia realmente un cuerpo muy lindo; pero la verdad es que nunca pensé que sería capaz de animarme a tener relaciones con otro hombre en la vida real. Eso fue hasta el día en que un amigo me llamó avisándome que pasaría por mi casa en un rato, yo estaba en medio de una de mis sesiones de onanismo y con la calentura a tope, y cuando colgué el teléfono pensé “¡como me gustaría que Facundo me hiciera la cola!” Yo tenía puesta una tanga blanca que me ajustaba bastante y disimulaba mis genitales, sus encajes me calentaban particularmente, me hacían ver muy femenino, la subí para que me quede bien metida y busque unos jeans que me hacían buena cola y con los que Facundo me cargaba frecuentemente, diciendo que me daban forma de mujer, decidí dejarme el sostén del conjunto y me puse un remera blanca que tenía a mano para taparlo, solo lo hice para excitarme y pensando en que despacharía rápido a Facundo para seguir con mis jueguitos, pero cuando mi amigo llegó yo estaba que volaba de ganas y empecé a hacer cosas que nunca me hubiera imaginado. Ni bien llegó y le di la espalda, Facundo lanzó uno de sus chistes sobre mi cola y en vez de hacerme el enojado como siempre le sonreí, empecé a buscar cualquier excusa para dejarle mi culo a la vista. Yo estaba como loco, me excitaba muchísimo exhibirle así el orto a un hombre y cuando Facu, después de una serie de chistes dijo “como te marca la colita ese pantalón” yo no aguanté mas y casi temblando le dije “hacemela… te juro que no se entera nadie, por favor”. Facundo me miró sorprendido, pero hacia un rato que los dos estábamos jugando, no era solo yo, entonces me arrodillé frente al sillón donde estaba sentado y empecé a besarle el pene por encima del pantalón, note como se le ponía duro y desabroche sus botones. Me sentí en el cielo cuando busque con mi mano debajo del bóxer y su pija quedo expuesta, dura y caliente, dejando salir las primeras gotas de líquido pre seminal apenas a unos centímetros de mi cara. Creo que nunca había visto otro pene que no fuera el mío, mucho menos tocado uno. Abrí la boca y empecé a lamérsela despacito con toda mi lengua afuera, sus fluidos resbalaban por mis labios y yo creí que me moría, por lo que estaba haciendo y por que él, me dejaba hacérselo, yo estaba con las piernas bien juntas y la espalda arqueada, con la cola parada como una gatita en celo y sentía como la bombacha se me encajaba hasta el fondo. Facundo me dijo “comela toda” y empujó mi cabeza hacia el, metiendome todo el pito en la boca, se movía despacio y sentirla entrar y salir rozando mis labios era increíble, le practiqué una larga sesión de sexo oral y tuve que hacer un esfuerzo gigante para dejar de chupársela, pero yo quería ir hasta el final. Mientras lo pajeaba puse mi mejor cara de puta, la que tenia en mis fantasías y hacía mucho que soñaba con que alguien viera, y le dije “ahora, hacemelo por atrás ¿si?”. Solo mi calentura superaba mis nervios, no lo podía creer, me estaban por coger, le estaba pidiendo a mi amigo que me la meta. Mientras Facundo se incorporaba yo me saque el pantalón muy sensualmente mostrando mis piernas depiladas y mi ropa interior de mujer, quedé vestido solo con mi remera blanca que era algo corta, mi ajustada tanguita de encaje y unos soquetes también blancos. Estaba muy excitado de mostrarme en bombacha frente a un hombre. A facundo le gustó “Mira que linda nenita que resultaste” me dijo mientras me besaba la nuca y me tomaba por las caderas apoyándome su pito duro en mis nalgas “¿O ya sos una mujer y te lo tenías guardado?”

Totalmente fuera de mi por las ganas de dejarme coger le respondí “No, me tenés que inaugurar la cola, ¿Me va a hacer debutar?¿Me vas a hacer tu mujercita?” le dije ya actuando decididamente como una mujer mientras me quitaba la remera y descubría el pequeño corpiño que llevaba puesto debajo.

Facundo me hizo hincar frente al sillón en el que recién había saboreado su pija. Con las rodillas en el piso, me incliné hacia adelante sobre el asiento del sillón, ofreciéndole mi cola todavía virgen a Facundo, el se puso detrás de mi y empezó a acariciarme el culo. Me dio su dedo anular para que lo lamiera y yo lo hice. Con movimientos circulares empezó a humedecer mi ano y en un segundo ya tenia su dedo dentro mío. “Así… así… metelo todo” empecé a gemir y a mover mis caderas. Facundo quito el dedo después de un rato de masturbarme y sentí como me apoyaba el pito entre las nalgas que yo mantenía separadas con mis manos, lo frotaba y yo sentía que no aguantaba mas.

“Cojéme… por favor cojéme ” le suplique. No hay vuelta atrás pensé, ya sentía la punta del glande empujando en mi culo, dilatándome el ano, desvirgándome. El corazón se me salía y mil cosas me estallaban en la mente al mismo tiempo. Yo me quedé inmóvil y Facundo empujó una vez más “Aaah” un gemido de dolor se me escapó “shhh, ya entró” me dijo el, y empezó a moverse despacio, solo apenas. Poco a poco me la fue metiendo entera y yo comencé a moverme con él. Me ardía y dolía un poco, su pene era mas grande que mi consolador, pero sentirme así, con el culo abierto y penetrado delante de mi amigo me encantaba, se lo estaba entregando en ese momento, mi posesión mas cuidada, mi condición de hombre, me sentía su mujer y eso me enloquecía de calentura. Facundo ya estaba dentro mío por completo y yo podía sentir sus testículos contra mis nalgas con cada empellón. Ya no me importaba nada y gemía como siempre había deseado. “Ah, Ah, ah, ah… ¡cojeme! ¡cojéme fuerte!

“¿Te gusta mi pija?¿Te gusta que te garche?” me decía Facundo y como yo notaba que estaba muy caliente y le gustaba que me comporte como una mujer le respondía “Sí, así, metemela toda…así” “Soy tu puta, haceme lo que quieras, por favor… ah… ah”. Facundo empezó a moverse más rápido y fuerte, yo empujaba con fuerza mi cola hacia atrás y ya no gemía, sino que tenía que contenerme para no gritar de placer. Acabó dentro mío y al sentir su semen caliente inundándome y chorreándome por el culo y las piernas, tomé conciencia de que me había dejado coger, que era puto y que era pasivo, esto me excitó aun más, y al verme a mi mismo en cuatro vestido de mujer abriéndome el culo con las manos y con la verga dura de mi amigo dentro, ya no pude contener mi orgasmo por más tiempo y acabé como nunca lo había hecho.

Quedamos los dos sin poder creer del todo lo que había pasado, pero sabíamos que había pasado en verdad y lo mas importante, que lo habíamos disfrutado a pleno. Hablamos de lo que paso, yo seguía vestido solo con la lencería y me encantaba como se sentía mostrarme así a Facundo. Era la primera experiencia de ese tipo para ambos. Ahora es nuestro secreto. Un secreto muy excitante que compartimos y cuando Facu puede escaparse de su novia pasa por mi departamento y revivimos esa tarde. Le encanta que use un body negro con mucho encaje, cavado y con breteles muy finos que el mismo me compró. Todo es muy excitante, cuando me avisa que va a venir a mi casa y yo me preparo para él me siento como una nena, y cuando por fin me penetra me hace sentir en el cielo. No hay otra sensación mejor que sentir toda su pija metida en mi culo parado para él, me encanta dejar que me haga lo que quiera, como cuando eyacula en mi cara y yo con mi boca abierta me desespero por tragar toda su leche caliente. Ahora estamos a pleno, incluso nos sacamos fotos mientras hacemos el amor y estamos pensando en ir a un hotel saliendo de mi casa ya travestido. Prometo contarles mas detalles de mi relación con Facu en otros mensajes, Un beso y si hay alguien que esta pensando y duda en iniciarse, no lo piensen mas, la experiencia de entregar la cola es hermosa, lo van a adorar.
Martín.

Sebastian se da el gusto

Jueves, enero 11th, 2007

Hola me llamo Sebastián y soy de Junin, provincia de Buenos Aires, Argentina. Tengo 19 años, soy de estatura1.67, ojos verdes, castaño, pelilargo, culoncito y piernas fuertes por el patinaje, afeminado en mis rasgos, labios de mujer, tengo novia, pero nunca pasó nada ni siquiera un beso en la boca. Lo que me pasó fue en noviembre del 2.003, yo tenía ganas de viajar solito y me di el gusto y me fui a Mina Clavero, Córdoba, diciéndole a mi tía que me iba a encontrar con unos amigos en un camping, quería estar solo, en un alto del micro me quedé de compras en Villa mercedes San Luis, compré ropa interior femenina, pero muy puta, mucha cola less medias caladas zapatillas de mujer color blanquitas y rositas, mediecitas, pantalón con calce de mujer tela suave y fina algo sueltitos, pero con el movimiento se notaba la cola y muchos desodorantes femeninos y perfume Anaís, Anaís, tenía pensado vestirme de tal forma que la cola se luzca y llame la atención, pero no de mujer simplemente sospechas, y debajo de mis pantalones color cremita mis medias de red blancas con una bombachita blanca que desaparecía entre mis nalgas blancas, turgentes y redondas ( tengo una cola que es motivo de comentarios por parte de amigas de mi tía, como compañeras de patinaje llegaron a decirme en tono de broma que esa cola debía terminar en manos de un hombre, cosa que en el momento me enojó, pero después me hizo la fantasía) y arriba un top apretado por debajo de una remerita negra con una franja vertical clarita en el centro de la espalda que terminaba justo donde empieza mi culo.

Estando ya en el camping de Mina Clavero me metí en el vestuario y una vez vestido como les dije salí a buscar una casita para alquilar, para esta época no hay nadie en este pueblo vacacional por lo que tenía a mi elección, hecho un chico delicadito, pero con actitud varonil me dirigí hacia una casita relativamente humilde donde decía que se alquilaban cabañas, golpeo las palmas, eran aproximadamente las 11 AM, y me atiende un hombre de unos 35, de aspecto desaliñado, barbita, despeinado con algunas piezas dentales menos, fibroso peludo y de 1.80 cm, morochon que trabajaba en la extracción de áridos según me contara, por eso el físico musculoso, pero flaco, con su tonada cordobesa me preguntó que andaba buscando y yo le pedí un lugar donde hospedarme, se me quedó mirando fijo y yo empecé a experimentar una quemazón en el pecho, cosquilleos en las piernas y nalgas, y un tambor en mi cabeza que no era otra cosa que los latidos de mi corazón, y todo por que me permití pensar que si quería podría llegar a coger con ese hombre y nadie jamás sabría, entonces abrí más mis ojos con expresión de sumiso, pero nada exagerado y enrojecí mis labios, cuan mostré sonriente y más señorita en el modo de hablar cosa que a él lo hizo sonrojar, le pregunté si era casado y me dijo que si que su mujer estaba en Catamarca con su familia cuidando a su padre y que había quedado solo desde hace un mes y medio y la cosa iba para largo, vi una foto de su mujer y era la típica gorda sin cola, pinta de huevo con patas, y me sentí hermosa, me mordí el labio inferior y parándome contra una pierna sacando el glúteo para ese lado le dije mientras me ponía las manos en la cintura, “tu mujer está loca en dejar semejante macho solo, acá las mujeres te deben llover”, me sonrió y me dijo que no, que tenía los huevos duros de no coger, y yo le dije que era un delito eso, semejante hombre solo, entonces me preguntó de mi, le dije que tenía novia, pero que no había pasado nunca nada ni siquiera un beso, y me increpó que no podía ser que nunca había besado y yo le dije que no que era virgen y que me gustaría que alguien me enseñara a conseguir un beso, entonces me dijo si querés te enseño Sebastián, y yo le dije si, pero pasemos a la casa que acá en el patio nos pueden ver y le dije que “mira si piensan que yo soy tu hembrita” y le sonreí.

Cuando paso me guía con su mano temblorosa en mi cintura, me mira fijo con sus ojos negros y me dice “vos agárrala de la cinturita así ves” y yo le digo “hay que fuerza Luis” le dije con suavidad “tiene que saber quien es el macho” yo lo miraba para arriba sentía su respiración en mi cara con su olor fuerte a transpiración y yo con olor a jazmín, puse mis manitos en su pecho peludo y le susurré entrecortado por un suspiro ahogado “Luis, no le cuentes a nadie que me enseñaste lo que es un macho”, se me quedó mirando y me dijo pásame las manos por el cuello y yo lo hice temeroso, como aturdido y de golpe me empezó a besar respirando fuerte por su nariz, me resistí un poco, pero pronto me dejé llevar, me comió a besos la boca, el cuello mientras yo le implorara que se detuviera de pronto metió sus manos en punta por dentro de mi pantaloncitos y dejó mis nalgas al aire a la vez que yo daba un gritito de putita y paraba la cola y lo besaba, me masajeó los cachetes hasta dejármelos con sus dedos marcados, se mojó con saliva la yema de su dedo mientras me metía la lengua en mi orejita, me separó totalmente las nalgas poniéndome la cola en pompas y me acarició el ano, yo tiré mi cabecita hacia atrás y gemí de placer, me mordisqueó la nuca haciéndome sollozar de placer y le pedí que sea suave, que era virgen, me giró me mordisqueó la nuca de nuevo mientras me masajeaba con sus dedos el ano, sus besos fueron recorriendo mi espalda arqueada me dejó las nalgas almibaradas con su saliva y se perdió en mi orificio hasta hacerme caer de rodillas. Lo desnudé me pasó su bulto por la cara, tenía el calzoncillo mojado en donde le daba la punta de su pija fuerte y venosa le bajé los calzoncillo con olor a macho y liberé ese miembro venoso palpitante semi erecto con una gotita de semen en su orificio y mientras le acariciaba las piernas peludas lo engullí, lo devoré con mi boca, se erectó totalmente dentro de mi boca, le acaricié y chupé sus testículos, me apartó para no acabar dejándome con la boca roja y abierta esperando su verga y con la cola parada esperándolo a él, entonces me puso de pie contra la pared y mientras me decía cosas en el oído y me mordisqueaba empezó a penetrarme.

Yo temblaba, las piernas se me doblaban, tenía como espasmos e muchísimo y casi ahogado de excitación y éxtasis empecé a acabar de forma rara con mi pene semi erecto, como con cierto ardor y cosquilleo en la base del pene, mi eyaculación fue como deslizante no sentí contracciones porque tenía semejante pija en la cola, esto me hizo sentir una verdadera putita, después de estar tumbados el encima mío casi dormitando su pija se salió de mi ano, me sonrió y me besó de nuevo y me dijo hacéte unos mates (bebida argentina tradicional) yo le dije que si y me dijo y alquilas o no, todo el tiempo que pueda Luis, me quedé un mes, hice de comer, lavé la ropa, los pisos, lavé calzoncillos, lo aguanté borracho y mimoso, y lo disfruté en cada rincón de esa casa y en los horarios más diversos, y acá estoy en Junín juntando monedas para irme de nuevo este año si mi novia o mi tía no se oponen.

Tienen mi MSN para contarme si les gustó o estuvo mal lo que hice, no se que hacer plis. Un besito.

Autor: Sebastián sebisflor ( arroba ) hotmail.com

Regalo de cumpleaños / Cuarta parte

Jueves, enero 11th, 2007

No pude aguantar mucho la ansiedad de como había terminado la noche anterior, pero tambien sabía que ALEJANDRA dormiría hasta pasado el mediodía, o sea que esperé como hasta las dos de la tarde para llamarla.
Cuando me atendió estaba muy alegre  por lo que supuse que todo había salido bien, y acordamos encontrarnos al anochecer para que me contara todo con lujo de detalles, NOS ENCONTRAMOS EN CASA, me dijo.
Puntualmente a la hora acordada, estaba en casa de ALEJANDRA, toque el portero electrico y ante la pregunta QUIEN ES ? contesté CARLOS MARIO, a lo que contestó ADELANTE MARILAI.
Que contraposición con la noche anterior, es como que ahora era todo al revés. Subí al ascensor y cuando llegue al piso me estaba esperando en la puerta del elevador. La abrió y apareció una espectacular figura con pantalones y blusa, el pelo recogido y sin alhajas, minima pintura, zapatos de taco bajo y una coqueta boina gris sobre su pelo largo y sedoso.
Nos besamos y entramos. Tan pronto cerró la puerta me preguntó ¿TENES TIEMPO? O ¿TE TENES QUE IR ENSEGUIDA?, a lo que respondí, tengo por lo menos tres horas, no hay problema.
Ella constestó, ENTONCES JUGUEMOS UN RATO, a lo que accedí. Sin muchas palabras me indico su placar, y solo dijo ELEGÍ.-
Me desnudé con ansias pero con la tranquilidad de las experiencias pasadas. Elegí un conjunto de bombacha y corpiño fucsia, una peluca pelirroja, una mini negra, el portaligas era negro y las medias tambien, los zapatos rojos haciendo tono con el cinturón y la cartera, y la blusa tambien era colorada.
Cuando sali, Alejandra se puso a aplaudir, y me dijo, solo falta una adecuada y leve dosis de pintura, por lo que  me senté en una silla y ella se colocó rimel en las pestañas, me pintó los labios, tambien los ojos y colorete en las mejillas. AHORA ESTAS LISTA MARILAI.
Apagó casi todas las luces, y me invitó al sillón donde en la penumbra y con un cigarrillo encendido, sirvió dos whiskys, me abrazó y besó y comenzó su relato.
Tan pronto como te fuiste, ALEXA empezó a darle pòr el culo a MARY, mientras CELESTE, sacó el cajón el guante de fist fucking, o sea el que permite poner el puño en culo.
Entre todas atamos las manos y las piernas de MARY  a la cama, ambas al respaldar, cosa que quedara con las piernas levantadas y dejando a la vista su gran ojete. CELESTE, untó la zona con lubricante y comenzó con un dedo, MARY, se quejaba negándose, pero tan pronto tuvo el primer dedo dentro, se calló y empezó a excitarse y gozar, luego fueron dos, luego tres dedos, vino el cuarto, y el pulgar y comenzó a pujar hasta introducir el puño.
Tan pronto pasó el puño el guante fué devorado por el agujero de MARY,y CELESTE lo introdujo como 35 cms. dentro de su culo.
Despues, ALEXA, comenzó a orinar en la boca de MARY, y ahí su excitación fué total al punto que acabó sobre su propio cuerpo. Cuando CELESTE dejo el guante, lo utilicé yo, dijo ALEJANDRA, y si bien mi mano es un poco más grande que la de CELESTE no tuve problemas para introducir el puño con cierta facilidad.
Mi curiosidad subía de tono, cosa que ALEJANDRA notó, sobre todo por mis preguntas, y me dijo ¿ que te parece si cuando nos vamos a Mar del Plata, debutas conmigo haciendote un fist fucking?, a lo que respondí, NO SE, ella muy canchera, dijo, DEJALO, YA VEREMOS CUANDO SE PRESENTE LA OPORTUNIDAD, a lo que asentí, pero la semilla estaba planteada, los dias siguientes no podía sacar de mi cabeza la propuesta de Alejandra, y mi excitación fue la base para varias pajas en soledad.
Pero sigamos, ALEJANDRA me comentó que mientras se recuperaba el culo de MARY, empezaron a jugar a la botellita, la que salía primero ponía el culo, y la que salía segunda se la cogía. ALEJANDRA  perdió en primera ronda con CELESTE,  pero se recupero porque despues se cogio dos veces a ALEXA y una CELESTE. Para ese entonces el culo de MARY se había contraído lo suficiente y fué ALEXA quien se la cogió como para terminar la noche.
Y BUENO, AHORA NOS TOCA A NOSOTROS, MEJOR DICHO A MARILAI, VAMOS  A LA CAMA AMOR, fue la orden de ALEJANDRA, a la que no me resistí para nada y comenzamos a besarnos. Poco a poco ALEJANDRA, llevó mi cabeza a su hermosa pija y en instantes, mi boca no podia albergar semejante tamaño, ella para incentivarme presionaba mi nuca de forma que tocara el fondo de mi garganta, provocandome en ocasiones algunas arcadas.
Me fué sacando toda la ropa a excepción del portaligas y las medias, y me hizo sentar sobre su erecta verga. lentamente se fue introduciendo toda dentro de mi culo, hasta que ALE de un impulso hacia adelante termino de meterla. Alli empezó el movimiento, yo subia y bajaba sobre una hipotética montura de cierto brioso corcel que me iba penetrando el culo. Yo notaba como ella se iba calentando, y más cuando me volcó sobre la cama, su pija se salió, ella entonces me acomodó boca abajo y se tiró sobre mi, tan pronto como se aseguró que la punta estaba dentro del agujero del culo, impulsó con fuerza, y comenzó con un ritmo brutal, mientras con su lengua jugueteaba en mi oreja y cuello, ella segui y de pronto sentí dentro mio un chorro de líquido calliente, había acabado y sin forro. Eso me paralizó, y Ale notó la situación, pero me tranquilizó que ella se cuidaba mucho, en realidad era como que queria ser convencida por sus palabras, aunque en el fondo sabía que eso no me daba! ninguna seguridad.
Al verme tan desolada, por la situación vivida, ella me acurrucó en sus brazos y mientras me tranquizaba, ,me acariciaba el pelo que la larga peluca volcaba sobre mis hombros.
Por mi parte, sentía como el semen de ALEJANDRA se escaba de mi dilatado ojete y chorreaba primero mis nalgas, luego mis piernas, pero en realidad me sentía mal.
Alejandra me ayudó a bañarme y despues a vestirme con mi ropa. Antes de salir me pregunto VAMOS A MAR DEL PLATA EL FIN DE SEMANA? a lo que asentí con mi cabeza, BUENO ENTONCES MAÑANA HABLAMOS, SOLO TENES QUE PREOCUPARTE POR IR, DEL RESTO ME ENCARGO YO.
Nos dimos un beso y me fui pensando en lo que había pasado, y en lo que seguro pasaría en Mar del Plata, pero eso se lo cuento en la próxima que será la última parte de este relato originado en un regalo.
marilai_69@yahoo.com.ar