Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Te viole mientras dormí­as

Hola amigos este relato es real al 100%… sucedió durante el regreso a la universidad mi novia y yo ansiábamos salir a tomar unas copas, pero por cuestiones del trabajo y la escuela no era posible. Un día nos fugamos del trabajo con mentiras y fuimos a tomarnos unas copas, comenzamos por charlar de lo común, por recordar lo que habíamos hecho durante nuestra relación el tiempo fue pasando y las copas se fueron consumiendo cada vez más rápido, yo estaba un poco mareado y ella me dijo ya no poder más y me pidió que nos fuéramos a casa salí a la calle y paré un taxi, ella subió tambaleante y a regañadientes le dije al chofer que nos llevase a su casa, de pronto mi novia perdió sentido con la realidad y se quedó dormida en un profundo sueño yo como soy muy caliente no desaproveché la oportunidad de juguetear un poco con sus senos en el trayecto, le hablaba para que se pusiera cariñosa pero no reaccionaba de pronto le dije al chofer que el destino cambiaba, que nos llevara a mi casa.
Llegamos a mi casa, mi novia aún no sé como, bajó del taxi y se sujetó como pudo de la puerta, entramos a casa tambaleantes alegrados por las copas y al llegar a mi cuarto ella se desplomó sobre la cama de un solo golpe me quedé un rato viendo su hermoso y torneado cuerpo, vi sus carnosas nalgas, grandes y redondas, su breve cintura y sus piernas delgadas, de pronto en su sueño volteó y dejó a la vista sus hermosos y grandes senos, como dos tiernos melones ansiosos de ser devorados y sus pezones, como dos cerezas se marcaban sobre su blusa la besé pero ella estaba tan ebria que ni siquiera despertó, un poco desanimado me hice hacia atrás y recordé que una de sus fantasías, como la de casi todas las mujeres, era ser violada !!!
Comencé por bajar su pantalón y descubrí sus ricas nalgas a flor de piel, traía una delicada tanga de algodón, que casi desaparecía entre esas enormidades empecé a sobarle su trasero e hice a un lado el hilo de su tanga y comencé a lamer su delicioso culo y comencé a meterle los dedos uno a uno, y ella no despertaba, puse su tanga hasta las rodillas y abrí sus piernas y lamí su rajita en busca de su botón para activar el placer metía y sacaba mis dedos de sus agujeros una y otra vez pero ella no despertaba
Entonces me incorporé y supuse que si no sentía eso, no sentía nada y que saco mi vergón del pantalón, que la verdad es grande y grueso, que pongo un poco de saliva en la punta y que la embisto de un solo intento por el culo, ella lanzó un ligero gemido pero en su borrachera no alcanzaba a reaccionar eso fue maravilloso, mi verga hasta el fondo de su trasero y un mete saca constante lo hacía más delicioso ella se quejaba muy quedamente, como si lo estuviera disfrutando, la hice como quise, la trate como una zorra cualquiera, la puse de cucharita, misionero, de chivito en anal, y de vez en cuando veía como su culo cada vez estaba más grande y abierto y eso me calentaba más.
De pronto ella comenzó a reaccionar, y me ordenó que se la sacara del culo y se la metiera por delante y ahí comenzó la verdadera diversión comenzamos a gozar al unísono y empezó a gemir como una verdadera zorra en celo, se la metí y me movía al ritmo que ella me pidiera hasta que por fin enterró sus uñas en mi espalda haciendo evidente un exquisito orgasmo que erizo mi piel, yo saqué mi verga y después de unos cuentos jaloncitos me vine sobre su vientre.. la limpié mientras ella me preguntaba que había pasado.
Mientras escribo este relato, ella se está enterando de la verdad, de cómo la usé y de cómo la violé.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*