Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Rumbo a casa

Era la ultima corrida de camiones por la noche, pasaban ya de las once PM y mi salida del trabajo se había demorado por no se que tantas tonterías, , vivo en una colonia en las afueras de Culiacán así que es…o alcanzo el camión o me voy en un taxi que me cobra casi lo que cobra un avión. El camioncito estaba por salir, es uno de esos llamados minis donde sentados caben aproximadamente unas 25 personas y potra cantidad igual parados fui el ultimo en subir , sin duda era como el 60, eso parecía una lata de sardinas.

Arranco el chofer y pensé llegaría a la medianoche a mi casa, cansado porque de seguro en todo el camino no me sentare. Parecía que transportaban presos de una cárcel a otra, esa un camión lleno de hombres salvo tres escolares en uniforme de preparatoriana, falda a cuadros grises y blusa de botones en verde pastel, que estaban justamente sentadas en los últimos asientos del camión.

El chofer apago la luz en el interior de camión que cuadra a cuadra se iba vaciando de gente, estábamos ya cerca de mi casa, en un tramo desolado de la carretera internacional a Sonora, después de ese pedazo de camino entraríamos a nuestra colonia, pero no fue así.

El camión tenia asientos vacíos por fin, éramos menos de veinte que terminábamos el viaje, las tres uniformadas de la prepa, una señora de mas o menos treinta años vestida con ropa de oficina, es decir un pantalón de pinzas y una blusa muy combinada en el mismo color, seis tipos que parecían venir juntos ya que desde que salimos no dejaban de hablar mal del patrón de la obra donde trabajaban, y cuatro hombres , los cuatro con sombrero y mal encarados y ahora que había lugares , por primera vez, los cuatro se sentaron juntos y justo antes de llegar a mi colonia, se acercaron a la puerta para… el mas grande de ellos quito de un trancazo al chofer de su lugar tomo el volante y siguió por el camino desolado de la carretera, nadie reclamo ni dijo nada, todos teníamos miedo, demasiado miedo.

Estaban tres de ellos demasiado entretenidos con el camionero, le quitaron además del dinero su reloj y cartera propia, apuntaron con una pistola 22 al resto de los pasajeros y nos dijeron que por las buenas entregáramos todos los objetos de valor, nadie lo pensó y les entrego sus relojes, dinero y cadenas, casi estoy seguro de que nadie intento quedarse con nada…el miedo reinaba en el camión.

—Tanta bronca para $200.00 pesos… !!— grito el que contaba el dinero…

Detuvieron el camión en un paraje vació y sin mas luz que la de la luna

—A ver uno por uno vengan para ver que esconden—

Pasaron primero los seis albañiles que desde luego no traían nada mas de las monedas que habían dado, después se acerco el matrimonio a la puerta, el fue esculcando minuciosamente y ella? Aun mas, la acariciaron por todas partes pero no paso de ahí, solo buscaban si tenia algo escondido y no encontraron nada… baje yo y quedando solo las jovencitas de la prepa, y juntas les dieron sus mochilas al asaltante y al bajar por la puerta del autobús el tipo mas grande dejo al camionero y tomo a la ultima del brazo, dándole un jalón hacia el.

—desde que me subí no te quito el ojo de encima reina, vas a ver como nos vamos a divertir sin tus amiguitas—

Ella era un poco mas alta que sus amigas, su cabello era muy corto , como lo usan los hombres , tal vez eso hacia ver sus ojos azules aun mas lindos, delgada pero con sus curvas bien pronunciadas y su falda a cuadros la usaba mas arriba que donde principian sus muslos.

El mugroso tipo levanto su falda sin pedir permiso, encontrando un short negro de likra bajo de ella, las demás quisieron subir a ayudarla, pero no les fue permitido por el tipo de la pistola….

—Mira Roberto, trae su bicicletero para que no se le vean los calzones, jajaja, ahora vamos a ver que trae para que no se le vea la pucha!—

Un segundo ladrón lo fue ayudar en el jaloneo y entre los dos despojaron de su blusa a la joven, no dejaron mas que tirones de la camisa del uniforme, la acostaron en el asiento del chofer sin quitarlo a él de ahí y mientras el mas grande le quitaba la falda, el otro la dejo sin brasiere… ahora Carmen solo llevaba su bicicletero y su calcetas blancas en sus pies.

—Bájate con tus amigas, parece que no escondes nada jajajajjajajajjajajajajajaaa—
No dijeron que nos subiéramos de nuevo y cada quien ocupaba su lugar, a Carmen no le regresaron su ropa y ella era manoseada cada vez que les daba la gana, —déjenla— grito Luisa la menor de sus amigas, una niña menudita que vestía el mismo uniforme pero con una falda mas larga, esta cubría sus rodillas, era rubia y chaparrita, linda, de una cara linda y llena de coraje por su amiga… ¿quieres que la dejemos? —esta bien, ven y toma su lugar perra, veeen anda.— y de un jalón la integraron a la diversión, de un tirón voló rota su falda y de otro un tercer tipo le quito la blusa, la dejaron vistiendo unos calzones blancos con corazoncitos de colores y un brasiere de color beige…. y riéndose de ella la mandaron a sentar a la parte trasera del camión.

—Y no le piensan entrar al buffet?— les dijo uno de los ladrones a los seis albañiles, que estaban tan calientes como estaba yo sin duda , con la monda parada hasta el tope tomaron a Blanca, la tercera de las señoritas y la sentaron de una en medio de todos ellos…

—NOOOO, no por favor noooooooooooo!—-

Pero nadie la escucho, levantaban su falda y ella la volvía a bajar, cubriendo una pequeño pedazo de lencería azul celeste que apenas cubría su coñito, un pedazo de tela que por su trasera era nada mas que un hilo del color del cielo, subieron de nuevo la falda hasta su pecho y los seis comenzaron a acariciar sus piernas al mismo tiempo, mmmmmhhhh, la pusieron boca abajo y desabrocharon su falda mas de tres manos, la bajaron con cuidado sacándola por sus pies, y todos se reían al mismo tiempo que se tocaban sus bultos provocados por la excitación. El mas sucio de ellos con aun cemento en sus ropas, le mordió una de las nalgas que tenia al descubierto y los demás le sacaron el brasiere antes que la blusa y así medio desnuda la llevaron cargando con las otras dos…

—Le dieron envidia esos calzoncitos señora ¿verdad?, pues si quiere se los hacemos igual—
—Déjenme en paz , déjenos en paaaz!!!—

Y sin hacerle caso la tomaron de las manos y los pies, mientras el hombre de la pistola amagaba a su marido, la llevaron al frente del camión y al acostarla boca arriba, forzaron los botones y cierre de su pantalón sastre, lo jalaron hacia los pies aun con todos los movimientos bruscos que ella hacia para evitarlo. Su esposo fue golpeado mientras por dos de los ladrones, al querer evitar que desnudaran a su mujer…

—Ponte de pie golfa!!!—

Obedeció tratando de cubrir sus calzoncitos que a diferencia de las jovencitas , su lencería era mas grande y amplia , unos calzoncitos de color morado con encaje de mismo color al frente, estaba de pie, y e mas grande de los tipos tomo las panties del resorte por atrás y las jalo hacia arriba escondiéndolas entre sus dos nalgas como si fueran una tanga…

—Servida, ahora te ves como ellas, y no se te ocurra sacártelas de la cola— dijo el tipo de la pistola.

Los seis tipos querían terminar con su excitación, y yendo a la parte trasera del camión levantaron a las tres jovencitas de sus lugares y las desnudaron totalmente a tirones, los seis tenían un pedazo de tela entre sus dedos, cada una fue tomada por dos de ellos a la vez, uno le bamboleaba la chola en el culo mientras al otro se la mamaba convirtiendo un tren de nueve gentes desnudas en el fondo del camión….

—POR FAVOR AAAAAAAAHH AAAAAAAHHH POR FAVOR —

Terminaron dejándole por ropa un charco de semen a cada una, los ladrones no tocaron mas a las muchachas y nos dejaron ahí, llevándose los pedazos de ropa de los uniformes de las damitas, ellas continuaban desnudas llorando boca bajo en la parte de atrás del camión, mientras yo me di cuenta que me había venido en el pantalón.

carlos_rape@yahoo.com.mx

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*