Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Recordando buenos tiempos

Todo empezó cuando mi amigo de la infancia y de casi toda la vida me invitó a que saliéramos los dos a recordar viejos tiempos, dejando las mujeres en casa. El tenía 32 años, Ana su bonita mujer 28.
Mi mujer tiene 34 preciosos años y yo tengo 35.

Recordamos los buenos tiempos cuando golfeábamos y salíamos con chicas pasándolo bomba.

Hasta que ambos sentamos cabeza y nos liamos con las que son nuestras mujeres y cada uno fue haciendo un poco su vida por su cuenta.
Fuimos a los garitos en los que nos movíamos de jóvenes, pero ya habíamos cambiado y los garitos también. Cuando nos metimos en el coche a decidir donde ir, para entonces ya llevábamos un montón de copas, nuestras conversaciones se hicieron cada vez mas picantes hablando de nuestras mujeres que por supuesto ambos conocíamos bien ya que salíamos a menudo las parejas a cenar, incluso llegamos hacer un viaje juntos por Europa. Ellas se llevaban muy bien. Como iba contando empezamos a profundizar en nuestras intimidades, yo comenté que a Rosa mi mujer le encantaba el morbo y los juegos de sumisión y dominación, y que como le faltaba a ella imaginación siempre acababa yo haciendo de dominador, y que esto se ha implantado como costumbre. El se quedo alucinado y como muy interesado, decía que creía que la suya le pedía algo diferente como algo de ese estilo ser sometida, que también él era muy morboso pero que como le pasaba a mi mujer decía que no le salía y eso que su mujer le pedía a veces que le tratase mal incluso que la humillara, lo que pasa —él argumentaba— que no le salía.

Yo le dije que con la mía todo empezó con juegos muy morbosos en la que yo me hacia pasar por otro o en el que era un policía y ella una ladrona y de ahí a una esclava y yo el amo. Cuando dije esto él comentó que eso es lo que más le pondría seguro a su mujer. No se porque pero para entonces me imaginaba a Eva con su media melena morena ojitos azules alta , delgada, piel blanca, sus muy pequeños senos (se los vi en la playa) … me la imaginaba íntegramente desnuda frente a mi… mi polla empezó a crecer a lo bestia. Mientras Juan también reconocía que se había puesto muy bruto y que le contase que le obligaba hacer a mi mujer. Le decía que mucho del morbo tenia que ver el como la tratabas que vocabulario usabas, vaya coñito, lo tienes empapado guarra, a ver tu culo, enséñamele. Colocarla de rodillas… aunque antes hay que ir mas despacio, obligándola a no llevar ropa interior… ¿tu recuerdas el viaje por Europa ? le pregunté, pues en todo el viaje no usó bragas. Se le escapo un JOODERR seguro que recordó muchos instantes claves en los que estuvo muy cerca del sexo desnudo de mi mujer.

Tan caliente iba que sugirió ¿ porque no nos vamos a un puticlub? cosa que dicho de paso nunca habíamos echo… Arrancamos el coche y con el calentón nos fuimos al primero que vimos en la Ctra. de la Coruña. Nos pusimos aun más brutos y además nos soplaron 30 euro por dos whiskys. Al entrar en el coche, Juan muy excitado, empezó a decir que como o que le tenia que exigir a su mujer para que se transformase en esclava, le dije que primero tiene que gustarle el tema y si le gusta , lo que le propongas lo aceptara. Se hacia tarde y seguíamos con un calentón tremendo eran las tres de la mañana. Acerqué a Juan a su casa y cuando iba arrancar para irme a casa se me acerca a la ventanilla y me comento: ¿quieres subir?

— …no se ¿a qué?

— Venga nos tomamos la penúltima.

— Ok.

Aparqué el coche y subimos a su casa. Una vez en el salón nos servimos otros dos whiskys, no hacíamos ruido ya que Ana estaba durmiendo.

De repente Juan volvió con la conversación perversa, bueno en realidad no la dejó en ningún momento, pero ya no parecía interesarse por lo que le hacia a Rosa si no por lo que se lo podría hacer a Ana. De repente y casi sin venir a cuento.

— ¿Sabes que Ana duerme desnuda?

Eso me puso a cien… “joder macho cállate ya que con el calentamiento que tengo”

Se dio la vuelta y se adentro en el pasillo en dirección al dormitorio:

“Benjuí, ven pero no hagas ruido”

Me quede unos segundos quieto y me levante, entramos en el dormitorio encendió la luz del pasillo para que entrase la suficiente luz como para ver la cama y el cuerpo tapado por el edredón así como la cara angelical de Ana completamente dormida.

El echo de ver sus hombros desnudos ya hizo que me empalmase al máximo imaginándome lo que se escondía bajo el edredón.. Juan, irreconocible, se colocó al lado mío a los pies de la cama y empezó a tirar del edredón hacia abajo, deslizando el edredón por la blanca piel mostrando cada vez mas brazo y hombros hasta que apareció el pecho desnudo de Ana, es cierto que ya se las había visto pero en otras circunstancias muy distintas. Ver sus tetas erguidas con las aureolas rosadas y algo abultadas apuntando al cielo y los pezones sobresaliendo ligeramente, me dejó impresionado y tragando saliva mire a Juan quien siguió con su particular show.

Retiro el edredón hasta ver al vientre liso de Ana, empezaba a ver el comienzo de la cadera desnuda, los huesos de la pelvis sobresalían, siguió bajando vi su mata de pelo, perfectamente recortada y el edredón siguió deslizándose mostrando las largas piernas hasta que callo por completo al suelo.

Ana estaba completamente desnuda, tenia su culo blanco con forma de corazón, con un tamaño proporcionado a su cuerpo delgado y firme. Al tener una de las piernas doblada dejaba entrever su coñito y su rajita cubierta de pelos negros. Me incline para y acerqué hacia su trasero, por la postura había un apertura de nalgas suficiente incluso como para ver su ano. A través del pantalón empecé a masturbarme, viendo el gran espectáculo.

Juan se arriesgó y la medio empujó para que cambiase de postura, lo hizo entre quejidos y se colocó boca arriba manteniendo la pierna doblada, así que ahora veía perfectamente su coñito: con sus dos grises labios gruesos entre abierto se entreveía la piel rosa brillante, y se podía observar donde se unían los labios menores y su clítoris.

Para entonces no pude mas que sacarme la polla y empezar a masturbarme, Juan me miró y se rió estaba bajándose la bragueta cuando de repente Eva abrió los ojos.

Yo reculé hasta el fondo de la habitación y metí mi erecta polla en el pantalón.

“que pasa …mmmmh dijo estirándose… hola cariño… fue cuando se miró y vio que no tenia el edredón y estaba desnuda… con una sonrisa muy picarona (aun no me había visto) Joder como vienes ¿eh?

— …SI… y quiero marcha…

—Ahora no cariño estoy dormí….

No la dejó acabar.

— CALLATE, y además no vengo solo…

¿EH? Ella confusa por el grito y mas por lo que le dijo empezó a mirar y fue cuando miró al frente y me vio

PERO … — rápido se tapó como pudo… pero animado por el tono utilizado por Juan y viendo que parecía aunque confundida no cabreada, la grite:

— DEJALO EVA si ya te hemos visto todo… y no solo visto si no grabado…

Se quedo parada….hubo un silencio terrorífico…

— Pero …. os habéis vuelto locos… .. cariño…..

— SE QUE TE GUSTA , eres una guarra y lo que yo no te sé dar te lo va a dar Benjie….

— Pero es que….

Ya cogí las riendas… LEVANTATE Ana y obedece…

Juan vete a por la cámara… tardó en reaccionar unos segundos y se arrancó. Mientras Ana se había levantado, estaba preciosa con esa carita asustada y tratando de tapar sus partes con las manos.

— VEN ACERCATE QUE TE OBSERVE MAS DE CERCA… se lo que piensas Ana estas pensando que estábamos rompiendo una amistad de muchos años, además de complicar la continuidad de nuestros matrimonios. Sin embargo te equivocas: esto nos va a unir mucho mas, ya que acabaras pidiendo mas encuentros y a Rosa también le gustara, además si no es así solo sé romperá tu matrimonio ya que si hablas mas de la cuenta con Rosa, hará que absolutamente todos tus amigos, compañeros de trabajo, vecinos vean la súper peli que te vamos a grabar.

No habló… se quedo parada en el medio de la habitación.

— SEPARA LAS PIERNAS… las putas como tu no pueden juntarlas, y levanta tus manos, colócalas en la cabeza.

Obedeció esto iba sobre ruedas, para entonces Juan grababa mal que bien ya que mientras no paraba de masturbarse.

QUE TETAS MÁS PEQUEÑAS TIENES PUTITA, agacho la mirada al suelo como humillada y colocado por detrás aprovechando sus brazos en alto le agarré con ambas manos las tetas, pellizcando ligeramente los pezones. Mire a Juan que se estaba masturbando, decidí ir bajando por su vientre hasta su pubis agachándome cogí ambos muslos y subí por los mismos hasta agarrara sus labios gruesos y juntarlos como si quisieran enviar un beso.. De vez en cuando Ana se retorcía… pero para entonces sabia que era de placer ya que estaba completamente encharcada, empecé a tocarle las nalgas y a separárselas y con mi dedo anular maliciosamente fui directo a su agujerito negro, al sentir el contacto de mi dedo, ella pego un saltito.

NO DISIMULES ZORRA que ni este le tienes virgen… ya me lo ha contado todo tu maridito… separé aun mas sus nalgas (vi como Juan se colocaba estratégicamente para grabar el momento) , y como humillándola fui buscando su agujerito para dejar entrar medio dedo en su interior.

Me coloqué frente a ella y mirándola a la cara, ella por supuesto con la mirada bajada, la coloque la palma de la mano en su raja, que tenía completamente encharcada deje que un par de dedos se perdiesen y adentrasen ligeramente en su vagina. Mientras la palma de la mano masajeaba su clítoris. Ana no podía mas que retorcerse del placer.

Yo estaba que no podía mas, la dije … ARRODILLATE PUTA… … me abrí frente a su cara la bragueta y saque mi polla que para entonces estaba a punto de estallar me masturbe a escasos centímetros de su boca y sacando mi glande la dije:

CHUPA ZORRA… y sin contemplaciones empezó lamiendo en glande para acabar metiéndoselo en la boca para que de repente le empujase la cabeza y bruscamente engúllase la polla por completo. Con toda la tranca en la boca. Juan no pudo mas y dejo la cámara apoyada en una de las mesillas y se coloco a mi lado..

CHUPA ESTA TAMBIEN y pegándose a mi notando como ambas pollas chocaron dejamos que Anita se trabajase ambas.

Yo no lo pude evitar y me corrí rápidamente y abundantemente en su boca. TRÁGATELA… ordeno Juan, cosa que hizo Ana hasta la ultima gota.
Mientras continuaba con la polla de Juan que ya se había corrido anteriormente, era la polla de su marido , pero en este caso era mucho mas que una mamada casera, me quede mirando a la pareja Ana estaba preciosa… me la hubiese tirado pero hubiese sido demasiado para la primera sesión retiré la cinta del video , me vestí y justo cuando escuche como Juan gemía corriéndose también como un loco. Cerré la puerta y me marche. Al día siguiente Juan me llamó y me comentó que a ver cuando quedábamos para ver la peli que a Ana le había encantado la sorpresa y yo le conteste…

Tranquilo dame unos días que la película esta inacabada falta la “segunda actriz” que no es otra que mi Rosa….

Espero sugerencias para la continuación de la película … ¿qué la preparamos a Rosa? (prometo contarlo) no os paséis… aquí tenéis mi correo : benjie50@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*