Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

La mansión / Capí­tulo 1

Esta Mansión comenzó a construirse pues la ciudad no contaba con un centro de reclutamiento y adiestramiento de esclavos.

Los amos y amas que deseaban reclutar siervos, debían dirigirse a lugares distantes de la ciudad, y su entrenamiento se realizaba en sus dominios con los elementos que cada uno disponía.

Este centro esta estratégicamente ubicado, con personal de amos, amas, y criados de excelente nivel que se encargan del reclutamiento y entrenamiento de los futuros siervos.

Se han integrado al equipo: médicos dado que es sumamente necesario el control de la salud de los mismos, psicoanalistas, para no malgastar dineros y energías en mercadería que puede no ser apta y a la vez para una correcta categorización de los mismos, y abogados a fin de redactar los contratos de sumisión y compraventa.

El edificio consta de 5 plantas y 3 subsuelos. En el lobby se encuentran las dependencias administrativas, y los salones sociales de La Mansión.
Los subsuelos están dedicados a las cuadras.

Las del primer y segundo sótano cuentan con equipamiento de calabozos, pisos de tierra, camastros, letrinas y luz en cada celda.

Los del ultimo subsuelo son iguales, pero no poseen camastros ni letrinas, la luz esta sectorizada en un pasillo central, el cual solo es iluminado tenuemente para el deposito o traslado de siervos, cuenta con un sistema de riego automático que mantiene constantemente húmedo el piso y posee un sistema antiflama que permite convertir el lugar en un lodazal.

Mas adelante iréis notando la utilidad de cada cubículo.

La mansión funciona como un instituto de reclutamiento y formación. El reclutamiento esta a cargo de personal especializado que envía desde cualquier lugar del mundo a las futuras esclavas. También los amos suelen enviar a sus ejemplares para adiestramiento o perfeccionamiento. Otros en cambio nos los envían cuando sus actitudes necesitan de una severa corrección, sea por desobediencia o falta de sumisión.

En la actualidad contamos con 10 ejemplares, 8 mujeres y 2 hombres. Las mujeres están divididas en tres grupos de acuerdo con su grado de adiestramiento, 4 de reciente ingreso en nivel de principiantes, 2 con un aceptable nivel de adiestramiento grado III, los niveles son cinco el más bajo es el V y el mayor, difícilmente alcanzable el I. Existe un nivel premium que es la delicia de cualquier amo, difícil de lograr y de altísima cotización. Las restantes dos mujeres han sido enviadas por sus amos una por reiteradas desobediencias y la otra por un debilitamiento de su vocación de esclava, para su recuperación y posterior venta.

Cuando el animal pierde vocación es conveniente su pronto deshecho, a fin de no ver afectado el patrimonio del amo.

Los hombres son propiedad de la mansión, con un nivel II y se utilizan en fiestas privadas, y para determinadas tareas de adiestramiento de las esclavas.
Las principiantes han sido renombradas como Noelia, Gisela, Ana y Anabela.

Comenzare por narrarles el ingreso de Noelia y Ana pues son de actitudes similares y cuerpos contrapuestos.

Su reclutamiento se efectuó en una importante ciudad de América. Sus deseos de servir y ser sometidas están latentes en grado superlativo. Su ingreso tuvo lugar el 2 de octubre. Como todas las recién arribadas son entrevistadas por una criada de recepción que luce un uniforme compuesto por liguero, medias y sostén negros, top con espalda descubierta gris a rayas, guantes blancos, zapatos de tacón de 12 centímetros, collar con su nombre grabado, y muñequeras y tobilleras con argollas. Por supuesto no llevan bragas.

Estas criadas de recepción toman sus datos, medidas antropométricas, y las derivan al consultorio. Les diré que Noelia mide 1,70 metros, pesa 58 kilos, sus medidas son 100-62-98, tiene el cabello renegrido y rizado y se presentan al reclutamiento sin ningún tipo de marcas, esto es de suma importancia, pues permite la creatividad del amo y marcado en cualquier zona, su sexo esta cubierto de una enorme mata negra, no se depila, edad 25 años.
Ana en cambio tiene la tez blanca, como leche mide 1.56 metros, su peso es de 62 kilos y sus medidas son 85-65-105, cabello lacio, rubio natural y su sexo apenas depilado. Posee un tatuaje pequeño en una nalga que puede ser utilizado como parte de alguna marca del registro de amos que tenemos, en consecuencia no representa problema.

Seguidamente pasan a revisión medica, ambas poseen sus vaginas en perfecto estado, su dentadura completa, y sus anos ligeramente usados, reaccionando muy bruscamente al suave tacto anal al que son sometidas, carecen de hemorroides.

La entrevista psicológica, es satisfactoria para esta primer etapa, por lo que son aceptadas y enviadas al segundo piso para su preparación.
La criada de dicho piso es la encargada de la higiene. A tal fin les coloca muñequeras y tobilleras con argollas y las lleva a las duchas. Amarra sus pies bien abiertos a los tiradores del piso y las hace arquear apoyándose en una vara existente, casi a 90 grados amarrando sus manos a otros tiradores en el piso, en esa incómoda posición, procede a tomar la manguera de presión y a recorrer con agua fría cada parte de su cuerpo.

Se utilizan excelentes productos para el lavado del cabello y acondicionadores, para resaltar la belleza del ejemplar. Idéntico procedimiento pero reduciendo la presión para no dañar a la sumisa se efectúa con la vagina introduciendo la manguera en la misma y el ano. En este ultimo se efectúa unareducción más importante colocando en la punta una cánula, pues sus anos tienen poco uso y se genera un llenado y un vaciado de las tripas constante, no olvidéis que carecen de todo tipo de entrenamiento de retención.

Luego de una media hora se consigue una sumisa reluciente tanto exterior como interiormente.

Se las deja en esa posición otra media hora y luego son desatadas secadas, y se procede a colocar cremas adecuados en su cuerpo.

Especial atención merecen las mamas y pezones, los que son tratados con acondicionadores especiales para generar en los mismos piel suave pero dureza y resistencia, para el entrenamiento por venir.

Seguidamente son enviadas a la sala de corte, allí se acondiciona el cabello. Los cortes responden a las tendencias de la moda y se pone especial hincapié en la depilación, axilas, pubis y ano son prolijamente depilados y para que entiendan la importancia de esto, una vez culminada la depilación son atadas con brazos y piernas bien abiertas, amordazadas y untadas con alcohol. La mordaza es a los simples fines de dominación pues el recinto se encuentra perfectamente aislado, sus gritos no serían escuchados, como cada uno de los pisos de La Mansión.

Terminado esto se le coloca el collar, el que aun no tiene nombre, son enviadas al comedor donde se les sirve una cena frugal y luego trasladadas al calabozo del segundo subsuelo.

Se las ata al catre con las muñecas por sobre la cabeza, otorgando a la cadena un largo que permita movilidad, pero no acceso a sus sexos ni siquiera a sus senos.

Se las cubre con un lienzo y se apaga la luz.

La recepción de Gisela, que mide 1.65 metros, pesa 67 kg y sus medidas son 98-70-95, tez cobriza, pelirroja, de cabello corto y lacio, de 24 años y Anabela, de tez blanca, con una estatura de 1,68, 65 kg de peso, 21 años, cabello negro mas bien largo, y medidas de 110-65-95, fue similar a la descripta anteriormente.

La diferencia estuvo en que Anabela confeso haber parido hacia unos seis meses y haber dado a su hija en adopción, por lo que sus enormes mamas aun tenían leche.

Inmediatamente el ginecólogo logra que de las mismas manara leche, por cuanto recomendó al encontrarnos frente a una nodriza, un trato especial, con un adiestramiento más light en una primera época, dado que su leche podía ser utilizada para la fabricación de una crema que es muy requerida.
Asimismo es el tamaño de los senos permitiría la practica de estiramiento, por medio de pesas, con lo que se podría lograr unas soberanas tetas para culminada la época de nodriza practicar diversas artes con látigos y fustas.

Gisela también poseía una virtud. La misma consistía en el gran uso que ya tenia su culo. Si bien había sido siempre mal utilizado por vergas o dildos se le notaban a simple vista inmejorables condiciones para ser utilizado por ejemplo como urinario directo, con la simple colocación de un especulo anal, fist fucking, empaladas y muchas otras técnicas, dado lo excelente de su dilatación.

La respuesta a la lavativa efectuada con la manguera depresión fue excelente y su resistencia por ser la primera vez supero los limites estadísticos. Aparte se la nota muy guarra, pues disfruto enormemente la limpieza interior y los olores que de ella manaban.

También se les sirvió cena y se las llevo a sus dormi. Pero el trato difirió con las otras principiantes. Anabela no fue atada por sus muñecas al camastro, sino que se le ataron las manos por atrás, ello porque de esa manera el roce de sus tetas con la colchoneta permitiría por la mañana un mejor ordeñe.
En cuanto a Anabela se la ato con cadena corta como ya hemos explicado, pero para aprovechar al máximo su virtud anal, se le coloco un pequeño tapón anal de 2 cm y unos seis de largo, para ir acostumbrando el mismo a la dilatación permanente.

Luego de esto se apago la luz.

El nuevo día en esta etapa comienza a las 7,30 AM, las cuatro aprendices son despertadas y emplazadas a que efectúen sus deposiciones en las letrinas. Luego son trasladas a los baños y se les efectúa una limpieza integral con la técnica ya descripta de la manguera de presión, luego del secado y untado del cuerpo se las conduce a desayunar.

Culminado el desayuno, Anabela es llevada para su primer ordeñe. Las diestras manos de la criada logran obtener casi 200 cm3 de leche. El medico recomienda ante esto que ingiera gran cantidad de líquidos para fomentar la lactancia.

Mientras tanto las restantes fueron llevadas a la presencia del Amo dueño de La Mansión, se les da la bienvenida, y les coloca etiquetas con sus nombres en los collares, que son lo que ya veníamos utilizando.

Cumplido esta breve ceremonia las envía al letrado, que les lee y explica el contrato de adiestramiento y sumisión que habrán de firmar, de estar de acuerdo. Se les explica claramente que el mismo tiene una duración de un año. Transcurrido el mismo y por única vez podrán rescindirlo si no lo hicieran su duración será lo que dure su vida o su amo de turno las libere.

Todas asienten los términos por lo que se procede a atarlas a la pared de pies y muñecas. Seguidamente él medico procede a pinchar sus labios vaginales, sin amordazarlas, para que de los mismos mane sangre, con la cual cada una firmara su respectivo contrato.
Una vez cumplida esta formalidad son derivadas al comedor, para un ligero almuerzo, luego del mismo y tras un pequeño intervalo comienza el entrenamiento.

El amo encargado de esta etapa asistido por una criada, les explica que nunca deberán salvo su orden mirar sus ojos, ni dirigir la palabra sin autorización previa. Las manos deberán estar siempre en la espalda y permanecerán de rodillas o en la posición para la que sean entrenadas. Dicho esto, cogió de la bandeja de la criada un látigo golpeó, con él, el suelo, y dijo en cuatro patas, putas.

Todas obedecieron al instante, salvo Ana que dudo unos segundos.

El Amo se dirigió a Ana, le increpo la duda y ordeno diez latigazos, en cada nalga. A cada uno de ellos debería escuchar fuertemente su agradecimiento. La cuenta comenzó y en el sexto y séptimo fruto quizás del dolor y la carencia de preparación, su voz sonó muy débil. Culminada la serie de latigazos, el Amo ordeno que no se le sirviera cena, y fuera llevada a pasar la noche a un calabozo del ultimo subsuelo. Ordeno que el riego mojara levemente la tierra, que el sistema antiflama funcionara un minuto por hora, hasta el nuevo día, y que fuera atada a las argollas de pies y manos con cinco cm de movilidad en cada extremidad.

Previamente a ser traslada debería beber dos litros de agua, en esa posición, con la ingesta y el frío del agua mearia toda la noche.
Las restantes aprendices que presenciaron toda la escena y que habían sido previamente autorizadas expresamente a mirar, entraron en pánico. Ya aprendían lo que la desobediencia al Amo ocasiona.

El Amo decidió continuar con el entrenamiento de las tres y el día de hoy consistió en caminar como perra en cuatro patas siguiendo al Amo. Como recompensa este arrojaba cada tanto una galleta de perros por vez que las tres debían disputarse y la ganadora comerla. La advertencia fue que si alguna no ponía empeño en obtenerla seria castigada.

Todas pusieron empeño y tratándose del primer día luego de unas horas caminando, dio por finalizado el entrenamiento ordenando que se pararan y fueran al comedor, para su cena.

Posteriormente serian enviadas a la cuadra, Anabela ordeñada y Gisela, mantendría el mismo tamaño de tapón anal.

Hasta el próximo día. edusix@yahoo.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*