Mi querida prima

Hola, mi nombre es Jorge y hoy siento la necesidad de contar lo que hice…..
Yo tenia 28 años vivía con mis padres, trabajaba de noche por lo que llegaba a casa todos los días en la mañana y me encontraba solo en casa, un día de verano llego a casa mi tía que venia con sus dos hijos y venia de visita habitualmente por un par de semanas ya que ella vivía en Arica me llamo tremendamente la atención mi prima aunque ella solo tenia 18 años demostraba unos 20 me fije en su de inmediato en su culo que estaba mucho mas grande de la ultima vez que lo había visto, con su hermano no teníamos buena relación ya que era un pendejo de 8 años muy pesado, pero eso no importa.

Por motivos de espacio mi tía dormía en el dormitorio de visitas con el pendejo chico y mi primita dormía en mi dormitorio ya que yo no estaba por la noche y habían dos camas en el . Todos los días cuando llegaba de mi trabajo cansado me encontraba con el espectáculo mas excitante que había visto, no se si seria a propósito pero mi prima Luisa se encontraba durmiendo sobre la cama solo con su ropita interior y un camisón blanco traslucido se le veía un pequeño colaless que apenas podía cubrir esa rica conchita y el filamento que se perdía en ese virginal culito mi excitación era tanta que sin darme cuenta comenzaba a masturbame delante de ese espectáculo tan excitante para mi…
Esto era casi todos los días hasta que un día me di cuenta que mi tía no estaba y Luisa se había levantado temprano le pregunte por mi tía y me dijo que había partido donde mi abuela junto con el pendejo o sea que estabamos solos por que mis padres trabajaban y mi hermano iba al colegio, ella no se había vestido aun y me pude dar cuenta de que no llevaba sostén ya que su camisón transparente me dejo ver sus pequeños pechos que se notaban duros y con un pezón que sobresalía como una exquisita guinda que de inmediato me dieron ganas de morder… todo comenzó cuando ella que se encontraba haciendo la cama puso una pierna sobre ella y me dejo ver toda su colita y ese colaless que se perdía en ese culito , mi excitación fue tanta al ver lo que me ofrecía que me fui al baño y me corrí una feroz paja para calmar mis instintos pero no fue así pues cuando salí del baño seguía igual de duro fui hasta mi pieza y ella todavía estaba sin vestirse tirada en la cama viendo tele , yo le dije me das permiso para desvestirme y ella me dijo riendo con cara de inocencia y malicia “que te da vergüenza como yo estoy en ropa interior frente a ti” a lo que yo respondí, “lo que pasa es que o no uso ropa interior”, mi excitaron creció al ver su cara como se le subían los colores cuando me dijo y que tiene quiero ver algo nuevo a lo que lo accedí con algo de pudor por que estaba totalmente duro … cuando al fin me saque el pantalón vi sus ojos como crecían al ver mi pico acto seguido me dijo “eres cosquilleso” a lo que respondí con voz entrecortada por la excitación “no” ella se abalanzo sobre mi y comenzó a hacerme cosquillas por todo el cuerpo a lo que yo respondí de inmediato haciendo lo mismo sus manitas recorrían todo mi cuerpo con tal fuerza que era imposible zafarme de ella así es que comencé a tocarla sin pudor alguno subí mi mano hasta esos firmes pechos que tantas veces había querido tocar, al ver que ella no opuso resistencia seguí con mi toqueteo como loco mis manos fuero bajando de a poco para no asustarla baje por su barriga y pude sentir como se contraia y a ratos dejaba escapar algún tímido gemido seguí mi camino hasta que llague a su conchita se la acaricie por sobre el colaless y podía sentir la humedad y el calor que salía de esa conchita así es que no espere mas y de un movimiento rápido metí mi mano debajo de esa frontera de tela húmeda y pude tocar por completo su deliciosa conchita masajee con mis dedos la entrada mientras ella gemía y solo se dejaba acariciar , le tome la mano y la lleve hasta mi pico que estaba como fierro ardiente , hinchado y las venas que casi reventaban ella comenzó a moverlo de arriba a abajo yo casi explotaba intente hundirle un dedo en la concha pero parece que fui un poco brusco por que se retiro de inmediato y me dijo no eso no yo le dije pero que pasa y me dijo que hasta aquí llegaba el jueguito y se levanto de la cama.. me enfurecí y le replique que así no se jugaba y mostrándole el pico le dije que hago yo con esto a lo que respondió pajéate, me enfurecí tanto que la ira y la excitación me cegaron y le dije mejor te culeo y salte sobre ella y trate de sacarle el calzón pero se resistía así es que tome mi corbata que estaba en el suelo y como pude le amarre las manos a la cabecera de la cama ella comenzó a llorar y me pedía que la soltara que solo era un juego yo le dije no te gusta jugar con fuego ahora quémate y empece de nuevo a sacarle el calzón quedando a mi disposición toda esa rosada y húmeda conchita, la que trate de besar pero sus patadas me lo impedían , ella seguía llorando e implorando que me detuviera pero yo estaba totalmente fuera de control le dije o te quedas tranquila o te pego tomando un cinturón de cuero que estaba en el colgador, era tan excitante ver su cara mojada por el sudor y las lagrimas peor lo que mas me excitaba era que me dijera que no , que me rogara que no ,eso me volvió aun mas loco , le rompí el camisón dejándola totalmente desnuda y amarrada de manos a mi completa disposición me encime a ella y la bese desde el cuello bajando hacia sus pechos en los que me detuve para gozar de su dureza y por fin comer esas guindas ricas y dures que eran sus pezones, ella seguía llorando y pidiéndome que la soltara y me juraba que no contaría nada de lo que había pasado pero yo le dije que no me importaba nada a estas alturas que solo quería metérselo y tirarle todo el jugo en la concha… seguí besándola por la barriga hasta que llegue a esa conchita rica jugosa y casi sin vellos , le pase la lengua por el clítoris y por esos rosados labios hasta que pude introducirla en ese estrecho, húmedo y virgen orificio, pude saborear esos jugos que brotaban no se si por excitación o por miedo a lo que le estaba haciendo, la di vuelta y la puse en cuatro patas para pasarle la lengua en el culo y así lo hice, ella ya casi no ponía resistencia hasta que le dije ahora te llego el momento ahí empezó a patalear como loca tratando de soltarse pero le di unos correazos en el culo hasta que se quedo quieta, le abrí las piernas de una forma muy brusca para que sintiera miedo y no se opusiera, tome mi pico y lo comencé a pasar por la entrada húmeda de su concha, ella me pedía que no lo hiciera por favor pero yo le dije el que juega con fuego se quema.. y empuje con fuerza , sin piedad, sintiendo como se abrían esas carnes vírgenes, ella soltó un grito desgarrador pero no me importo seguí con lo mío, embestí nuevamente hasta que pude metérselo completo la vista que tenia era tan excitante por que la tenia en cuatro patas con todo el culito a mi vista le pregunte con voz suave “¿te gusta?” ella me decía “sácalo por favor me duele mucho no te das cuenta que soy tu prima …” “si pero ahora eres mi perra” le dije “así es que disfruta” en eso seguí hasta que casi estallaba, la soltaba un poco para durar mas pero lo único que quería era acabar ella me pedía que no lo hiciera por miedo aparte de quedar embarazada y todo lo que le dolía entonces le saque el pico de la concha y pude ver que sangraba mucho tenia el pico lleno de sangre pero estaba dispuesto a terminar lo que había comenzado, le bese el cuello, baje por la espalda llegue a su culo y le metí la lengua en él. le dije “para que no te duela” , me pidió que no pero tenia que acabar así es que puse mi pico en la entrada de su culo y apreté despacio, estaba mucho mas estrecho que su concha pero seguí insistiendo, apreté con mas fuerza hasta que pudo entrar la cabeza , ella soltó un suspiro y cayo desmayada pienso que era por el dolor así es que la apreté con mas fuerza y sin parar hasta que se lo metí completo y empece con un mete y saca tan violento y continuo que podía sentir como mi pico llegaba a sus entrañas sin importarme nada, lo único que quería era acabar mis manos apretaban sus nalgas dejando los dedos marcados en su blanca piel , veía mi pico con sangre saliendo y entrando a ese pequeño hoyito hasta que sentí que reventaba mi cuerpo se contraia como si millones de voltios lo atravesaran de pronto solté una descarga de chorros de semen tan grande que inunde todo su culo. Después de esto me quede rendido sobre su transpirado cuerpo ahí despertó y empezó a apretar el culo diciendo que le dolía mucho que me bajara que ya había terminado que la dejara sola, yo le dije te dejo pero te diré algo antes …si dices algo a mi tía o mis padres les diré que tu tuviste la culpa que tu me calentaste….
Ahora después de varios años no me siento orgulloso de lo que hice, ya que ella guardo silencio y nadie hasta ahora sabe lo que le paso a mi querida prima Luisa.

Leave a Reply

*