Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

La Talabarteria

La Talabarteria

Esta es mi primera historia, ademas es la mas reciente y la que me impulso a crear este espacio, para los que no estan familiarizados con el termino, una talabarteria es un lugar donde se fabrican articulos de cuero, este blog a pesar de ser virtual, nace en una talabarteria y su primera historia es protagonizada por el talabartero del lugar.

Hoy es 25 de diciembre de 2006, ayer como es costumbre en el mundo se repartieron regalos a diestra y siniestra, en suerte, y porque lo habia pedido con mucha insistencia, mi papa me compro una correa, pero como el es hombre es evidente que no tiene ni la mas remota idea de tallas, asi que la compro dos tallas mas de la que uso yo, se imaginaran que cuando me la medi, lo unico que la dichosa correa no hacia era sostener mis pantalones, y de decorativo mas bien poco pues lucia caida y floja. En la ciudad donde vivo, el 25 de diciembre usted puede cortarse las venas en medio de la plaza del centro de la ciudad al frente de la alcaldia y nadie se va a dar cuenta, la gente no abre sus almacenes, no sale de sus casas a no ser que vaya para el rio a hacer un sancocho de olla (Eso lo explico en una historia otro dia), por lo que me habia resignado a no poder cambiar mi correa hasta el dia de mañana. A eso de las 9 de la mañana y respetando una vieja costumbre, mi padre se levanto a no dejar dormir a nadie y me encomendo la mision de ir al centro a buscar un desgraciado par de pilas. Hagame usted favor!!!! Un par de pilas el 25 de diciembre en este pueblo!!!, pero como decir que no no era una opcion me toco levantarme y arreglarme para salir a cumplir con el encargo. Cuando me estaba arreglando le heche un ojo a mi correa nueva y decidi llevarla conmigo, quiza alguna talabarteria estuviera abierta y podria hacerla recortar de una vez y no esperar hasta el dia siguiente, la cogi de la silla en que estaba y sali hacia el centro.

De camino recorde una talabarteria en que habia estado dos años atras, quedaba en un lugar alejado del centro, sin embargo no vino a mi memoria por algun trabajo sino porque en ella habia vivido una aventura algo extraña que rayaba en la homosexualidad, pero cuyo significado real nunca pude esclarecer. Esavez habia ido a cumplir algun encargo y al entrar habia encontrado a un muchacho de unos 20 años, de piel morena y ojos castaños con un aspecto que realmente cortaba el aliento, estaba solo sentado junto a una maquina de coser cuero con el torso desnudo, sudoroso a causa del calor y del trabajo, no recuerdo exactamente a que iba pero recuerdo muy bien al tipo.

Le explique a que iba mas pensando en lo bueno que estaba que ne lo que le estaba diciendo y el me respondio que si podia hacerlo. Cuando yo ya me iba a ir, relamente en contra de mi voluntad y porque me habia quedado sin excusas para quedarme el me pregunto la talla de mis pantalones, yo me asombre pero respondi “32″ rapidamente, el sonrio y me dijo que si podia pedirme un favor, sucede que estaba haciendo un cinturon de vaqueria y el cliente no le habia dejado bien las medidas, que si podria tomar las mias porque su cliente casualmente tambien era 32. La perspectiva de quedarme un rato mas y ademas de tenerlo cerca mio, con el torso desnudo casi que manoseandome para tomarme las medidas del cinturon me llamo la atencion, asi que rapidamente dije que si. El me señalo un zarso (Especie de segundo piso) que habia en su almacen y me dijo que subieramos para tomar las medidas, yo le dije que mejor las tomaramos donde estabamos y el me dijo “Es que estos cinturones deben quedar muy ceñidos al cuerpo, y como se usan sin ropa interior, tendras que quitarte la ropa”. Yo me quede de una pieza, una cosa era que estuviera tan bien, y otra era que yo me fuera a desnudar delante suyo, sin embargo pudo mas la gana. Subimos al segundo piso, el ajusto las puertas del local y subio tras de mi, el lugar era estrecho y a duras penas cabia la mesa de trabajo y un butaco, el se acomodo en este ultimo y me dijo “bajate los pantalones”, yo algo timido me los baje pero me deje puestos los calzoncillos, el sonrio y me dijo que necesitaba que me bajara los calzoncillos tambien, “Y en serio esto se usa sin ropa interior?” pregunte yo y el solo se encogio de hombros. Me baje un poco los calzoncillos y el empezo a justarme unas piezas de cuero alrededor del cuerpo, el asunto estuvo asi, en una silenciosa tension durante unos 3 o 4 minutos que s eme hicieron eternos, luego el se levanto y me dio las gracias, yo lo mire y balbucee de nada, tome mis cosas y me fui.

Eso fue hace unos 2 años, nunca pude saber si de verdad los cinturones de vaqueria se usan sin ropa interior, os i eso fue solo una disculpa para poder verme semidesnudo o si de verdad necesitaba las medidas. El caso es que iba con mi correa nueva en el carro y recorde este episodio, un poco por el morbo y un poco por sacarme la duda de la cabeza me dirigi al lugar donde se encontraba aquella Talabarteria, grande fue mi sorpresa al ver que no solo seguia alli, sino que ademnas estaba abierta en medio de una calle casi desierta. Estacione el carro mas adelante y decididamente blandi mi disculpa recien regalada y tome camino al lugar, al menos tenia una disculpa en la mano para poder ir.

Entre al local y mi sorpresa fue mayuscula al ver al mismo muchacho de la otra vez sentado en la maquina, de nuevo estaba solo, pero esta vez por desgracia tenia puesta su camiseta. Lo salude y el parecio reconocerme, eso me encendio un poco, pero no dije nada, le conte la historia de mi correa y el solicito la reviso y me dijo que podia arreglarla, le pregunte cuanto tardaba y me dijo que si queria podia esperar serian solo 5 minutos. Ante la idea de seguri viendo su cuerpo esta vez con mas detenimiento dije que claro, que esperaria, su espalda estabaun poco mas ancha, sus brazos mas marcados de lo que recordaba, la camiseta se le pegaba deliciosamente al cuerpo, y dejaba lo suficiente a la imaginacion como para no perder su encanto, esta vez detalle su cuerpo, tenia una cintura estrecha y unas nalgas bien formadas, definitivamente el tipo era hermoso, el me dio la espalda y esto me permitio verlo trabajar y dejar volarmi imaginacion, cuando termino me paso la correa y me dijo “Midetela”, me levante la camiseta mas de lo que necesitaba para que el hechara unamirada, como el pantalon que llevaba me quedaba algo grande mi ropa interior alcanzaba a asomarse y meimagino que los pelitos que corren camino al pubis se veian en todo su esplendor, el se quedo mirando fijamente, yo me puse la correa y dije “Perfecta”. Ya no tenia mas excusas, era hora de que algo pasara y asi fue, “Que talla de pantalon eres?” Me pregunto y la impresion de que todo iba a pasar de nuevo me asalto. “36″ le conteste (He subido un poco de peso). “Precisamente necesitaba tomar la medida de un protector genital que estoy haciendo para alquien que practica Taekwondo”, pense que excusas no el faltaban y que evidentemente era mucha coincidencia que siempre mis medidas le sirvieran para proyectos de ese tipo, “Es uno de esos que se ponen debajo de la ropa interior” me aclaro y entonces supe que algo iba a pasar. Es demasiada coincidencia que las dos unicas veces que yo haya ido alla el siempre haya necesitado tomarme medidas de la entrepierna casi desnudo, muy excitado accedi, me indico el segundo piso, “Deberias cerrar las puertas, no vaya a entrar alguien” le dije yo, el parecio entender y lo hizo antes de unirse conmigo arriba, el lubar no habia cambiado mucho, de nuevo tomo el banquito y se sento delante mio con su cara a la altura de mi entrepierna. Yo simulando algo de timidez empece a desabrocharme el pantalon y lo deje caerdeliberadamente hasta el suelo, luego tome el protector que el habia puesto a mi lado y me lo puse sobre la ropa interior, el me miro la cara y nuestros ojos se cruzaron, habia entendido el mensaje. “No, necesito la medida exacta y tu ropa interior me estorba para tomarla”, sin decir mas, tomo los elasticos y metio sus dedos para bajar mis boxer, yo senti morir al sentir como se deslizaban hacia abajo, los llevo hasta la altura de mis rodillas y agarro el protector que yo tenia enmi mano izquierda, puso su mano sobremis genitales como acomodandolos y puso el protector encima, se acerco a mi mas aun y paso las correas por debajo de mis piernas para ajustarlas en la parte superior de la prenda mientras rozaba mis nalgas (Admito que no se si fue intencional o no). A mi se me empezo a parar y el se dio cuenta, sostuvo firmemente el protector y tomo su medida, luego repitio la operacion con la otra pierna. Mientras esto ocurria a mi me pasaban mil cosas por la cabeza, pero no sabia como iniciar, si estaba equivocandome podria matarme en un dos por tres, las puertas estaban cerradas y la calle desierta. Enonces el retiro el protecto y mi pene que estaba en su mejor momento salto poniendose frente a su cara cuan largo era, el levanto los ojos divertido, “Veo que te excitaste” Me dijo, “Tranquilo, no es al primero que le pasa”, yo no hice el intento de vestirme, “La vez pasada no se me paro tanto” Le dije y el se carcajeo “Estaba esperando que te acordaras”. “Bueno, y ahora no me vas a decir que es casualidad que siempre necesites empelotarme pa tomarme medidas de la entrepierna”, no se de donde me salio eso, pero el se sorprendio. “No, la vez pasada si fue una excusa y como no me diste pie, pense que era mejor dejar asi, esta vez si necesitaba la medida y pues la oportunidad la pintan calva, queria verte desnudo de nuevo”.

Yo lo mire, estaba hermoso, su piel morena algo humeda de sudor, su cabello castaño y sus manos fuertes de trabajador, me quite la camiseta que llevaba puesta y le dije “Desnudo es asi, y te va a tocar desnudarte porque empiezo a sentir pena de ser el unico”, el se levanto y empezo a quitarse la camisa, el lugar era estrecho y estaba practicamente encima mio, yo no resisti y le puse una mano en el abdomen que estaba duro pero no marcado, tal como me gusta, el no se aparto sino que al contrario se acerco un poco mas mientras se quitaba el pantalon, se agacho y rozo sus nalgas con mi verga que seguia estando como un fusil, y cuando esperaba que se quitara el calzoncillo se sentod e nuevo en la banquita y sin mediar aviso se empaco toda mi verga en la boca. No puedo describir la sensacion, pero imaginense el mejor sexo oral que les hayan hecho, subia y bajaba como una locomotora atascada y con cada envion yo sentia que el mundo se borraba a mi alrededor, estaba tan excitado que no le tomo mucho extraer mi semen de su empaque original y tomarselo mientras yo gemia como nunca en mi vida pense que me pudieran hacer gemir en un lugar publico. En el ultimo envion quede recostado contra la pared del cuartito y el aun estaba sentado delante mio, relamiendose me imagino.

Se levanto y se apoyo en mi, aun por encima de su boxer se podia sentir el vigoroso animal pugnando por salir, la verdad yo aun no estaba listo para nada mas, pero por reflejo baje mi mano al encuentro de su paquete y suavemente la meti para acariciarlo, se sentia delicioso como sus pelitos me hacian cosquillas en las manos, y sin decir nada aun, el se acerco a mi cuello y empezo a besarlo, para mi el cuello es como un interruptor, me enciende de inmediato y entonces saque su verga y empece a masturbarlo, sin darme cuenta que empezaba a ponerme erecto de nuevo, el estaba esperando eso y se dio vuelta, abrio una gaveta y me paso un preservativo. “Aun te queda un orificio por explorar”, me puse el condon como el rayo y el me dio la espalda y se agacho un poco “Metela toda que llevo semanas sin tirar”, eso eramas una orden que una peticion asi que tuve que obedecerle, al principio costo un poco pero una vez entro todo fue mas facil empece a moverme suavemente y lo pegue a mi cuerpo para poder masturbarlo mientras lo penetraba, mi ritmo empezo a acelerarse a medida que me iba llenando de placer y ahora el que gemia como loco era el que estaba sintiendo el placer por partida doble, no tardo mucho en eyacular copiosamente sobre el piso del almacen, yo intente sacarlo, pero el me lo impidio “Adentro” fue todo lo que dije, yo redoble mi ritmo y un momento despues termine dentro suyo.

Mi primera reaccion fue buscar un baño, pero en el lugar no habia ninguno visible, el se apresuro a quitarme el condon y cumpli con su boca la labor de limpieza que yo pretendia realizar con agua. “Genial, llevaba dias sin coger asi” dijo mientras me pasaba mi ropa que no se a que horas habia puesto sobre la mesa de trabajo. “La verdad yo tambien, y todo me imagine menos que esto pudiera pasar hoy”, mentira vil, si me lo imagine, por eso fui alla. “La primera vez que te vi desee que hicieramos esto mismo, por eso me invente lo del cinturon, pero como no me diste señas preferi no exponerme, he sufrido mucho por eso”. Yo sonrei, “Lo mismo me sucedio, yo no supe si estabas insinuandoteme o no”. Reimos un poco, “Cual estu nombre” Le pregunte y el se carcajeo, “Como buenos colombianos, primero se tira y luego se habla. Manuel y el tuyo?”, “Luis”. Bajamos ya vestidos y le pregunte cuanto le debia. “El polvo fue gratis y por la correa 3000 pesos, pero no te preocupes, vienes otro dia y me los pagas, siempre que vengas”, me guiño el ojo y yo le sonrei, se veia mas bonito que de costumbre, varonil, bello. “Estare un mes mas por aca, podria necesitar mas de tus servicios” Le dije con picardia, el se rio y me estrecho la mano, nos despedimos con la tacita promesa de vernos de nuevo, hubiese ido esta misma tarde pero no quise parecer desesperado, pero creo que tengo unos zapatos que empiezan a necesitar una buena mano de pintura, quiza el martes los lleve, digo, hay que aprovechar que se puede.
sus comentarios pueden enviarlos a hstoria.gay@gmail.com o visitar mi blog http://homoaventurasineditas.blogspot.com/ Espero sus comentarios con ansias.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


5 comentarios en “La Talabarteria

  1. DESDE GIRON SANTANDER COLOMBIA, TU HISTORIA MUY EXCITANTE ME HE PAJEADO CON GANAS, ALGO PARECIDO CON UN TIPO EN SU ALMACEN DE ROPA ACA EN GIRON.
    ABRAZOS

  2. ES LA MEJOR DE MUCHAS QUE HE LEÍDO. LA REDACCIÓN ES PERFECTA Y ESO LE PERMITE TRASMITIR TODO TIPO DE SENSACIONES. (Quisiera saber si se hacen reparaciones en botas de cuero, estoy interesado)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*