Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

El culo de mi esposa

Hola soy Guillermo y vivo en la ciudad de Tijuana b.c., México, tengo 34 años de edad y mi esposa tiene 32, les voy a platicar cuando ella decidió regalarme su tan preciado virginal ano. Todo sucedió hace algunos años, cuando yo estaba viendo una película porno, donde se lo haciían analmente, cuando ella entro a la habitación y me dijo que también ella quería ver la película, por lo que accedí, ya que cuando ambos vemos una película así, nos ponemos a mil por hora, y así fue, comenzamos después de un rato a besarnos y acariciarnos, hasta quedar un delicioso 69, posteriormente se puso encima de mi y comenzó a galoparme como ella solo sabe hacerlo, por lo que ella estando arriba, comencé a tocarle los pechos y a morderle sus pezones, posteriormente acaricie su húmeda panocha y su clítoris, que estaba bastante erecto, no se cuanto estuvimos así, pero tuvimos un orgasmo fenomenal, quiero decirles que ella cuando logra su orgasmo grita, y vaya que gritó, pero como yo todavia lo tenia parado, le pedí que me la chupara, a lo cual ella es una maestra, luego le pedí que si me dejaba penetrarla por atrás, poniéndose ella en la posición de cuatro ( perro ), comenzando a bombearla y en una de esas, que se me sale, ya que no la tengo muy grande ( 15 cm. ), y al tratar de meterla que resbala y que le doy un gole en su anito. Ella grito y dijo que no era ese el lugar correcto, no contestándole y comenzando a besar su grandes nalgas, hasta llegar a su anito, el cual al sentir mis labios, lo apreto, sin que ella se diera cuenta comence a llenarle de saliva, y acariciar su ano, lo cual ella dice que le gusta mucho y sin decir mas que la empiezo a penetrar, pero sorpresa, que se niega, por lo que la tuve que convencer poco a poco y al momento que dijo si, ya la tenia bien puesta en la entrada de su hoyito, poco a poco se le fui metiendo y ella queriendo que se lo sacara, le dije ya va la mitad, y para cuando ella ya no quería, la tenia toda adentro, dejándola por unos segundos en su interior para que se acostumbrara al tamaño, acariciándole su clítoris, y su vagina, la cual ya estaba mojada, comenzando el saca y mete, poniéndonos de lado sobre la cama, acariciando yo su clítoris, y ella a comenzar los movimientos, los cuales fueron arreciando al momento de aproximarse su orgasmo, el cual fue intenso, yo como todavía no me venia, me dijo ya papi dale mas duro, eso me aloco, me alucine y le dije no hay proble, tonto me dijo claro que puedes, ya me lo dejaste bien abierto, y que la pongo en cuatro nuevamente y yo de pie que comienzo a darle bien duro, escuchando como pegaban mi tanates en su colita, hasta que tuve un orgasmo fuertísimo, inundando sus entrañas hasta el fondo, no lo podía creer, me lo había permitido, no lo queria sacar, hasta que me dijo ya es hora, tengo que limpiarme, sácalo, obediente lo hice, y al hacerlo note como le salía de su hoyo, una parte de mi esperma, el cual con uno de sus dedos lo toco y se lo unto en sus nalgas, lo cual hizo que le dijera “ya no lo hagas o te lo hago de nuevo”, ella solo cerro un ojo y yo con eso que ya se había puesto en servicio, que la vuelvo a penetrar teniendo como lubricante mi propio esperma, no pudiendo tardarme tanto que me vine nuevamente en abundancia, yo creo que la había llenado demasiado que tuvo que salir corriendo de la recamara a limpiarse ya que se iba escurriendo, lo único que atine a gritarle fue gracias mi amor.

Espero les haya gustado, si quieren tener comunicación conmigo manden sus correos a wilis_8@hotmail. o elmemo_12000@yahoo

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


6 comentarios en “El culo de mi esposa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*