Rompiendole el c… a una z…

Me había casado con una chava, su nombre era Laura, tenia como tres años menos que yo, pero se veía mas grande, me gustaba, tenia unas piernas preciosas, me ponía caliente cuando se ponía medias, con sandalias, me daban ganas de cojerla por el culo. Sus senos eran firmes, redonditos, algo medianos, con el tiempo crecieron tanto que podía juntar sus pechos y masajearme la verga, me gustaba eyacular en sus pechos.
Su hermana la más chica, también me gustaba pero no se me hizo, nunca le pude llegar. Antes de casarme con Laura, cuando andaba de novio con Laura, pensaba terminar con ella, y hacerme novio de su hermana A… para poder cojermela.
Desde hace tiempo tenia sospechas de que mi esposa me engañaba, no me importaba, ya tenia a otras zorras para satisfacerme, pero no quería dejarla ir sin que le rompiera su culo pero, no se me había hecho. Habíamos estado jugando cuando éramos novios pero no aflojaba el culo me la había masajeado, y mamado, se la había metido en la vagina pero le tenia ganas a su culo, que por lo que sospechaba era ¡Virgen….!, vaya, nadie se lo había metido, era un zorra mediocre Tipo 2.
Como de costumbre ella, se comenzó a desvestir para hacer el amor, era bastante fría para hacer el amor. Le aplique la técnica uno, cuatro, que siempre me había funcionado con las chamacas.
-Te lo meto en el culo –le dije, ansioso
-No por que me duele –contesto, torciendo la boca
-Nada más la pura puntita –le dije, en mi mente pensaba, si se la meto, se la dejo ir hasta el cabo, se ve que nadie le a metido la verga por el culo, perfecto.
-Bueno -contesto no muy convencida
Fui al tocador de ella y agarre su crema Hinds, era de color rosado, me puse suficiente en la mano y le aplique en el hoyo, primero le metí un dedo para que se fuera acostumbrando.
-Despacio, no tan duro –me dijo- ¡Aaah! Despacio por q.. ¡augghh! ¡Ah, ah, ah!
Le saque el dedo para meterle los dos, y así sucesivamente hasta que le entraron los cuatro dedos, se los metía y se los sacaba suavemente, ya que estuvo lista, me aplique crema en el pene y se la fui metiendo poco a poco.
-¡Haaaa!, despacio, no tan duro que me lastimasss, ¡auch! No tan ¡Aaayy! despaci… ¡Aaay!, ¡Aaahh! ¡No!, ¡para!, ¡para!, ¡espera…!
-Si voy despacio –y le metí la mitad de la verga
-¡Aaah!, ¡Aaaaaaayyy!, me lastimas, no ¡esperate no te muevas!. –lo dijo agarrando la sabana, y apretandola, su cara de dibujaba una mueca de dolor, por dentro sonreía, ya era una zorra tipo 3, y solo de pensar que nadie le había cojido el culo me enardeció más y le empuje toda la verga.
-Ya te la metí toda
-¡AAAyyyy!, esperate, nada más metemela pero no temuevas –dijo, pujando de dolor-, pero ya no te muevas, ¡esperate!, ¡Aaah!, ¡ay, Ay!, tantito, ¡Aaayy!, no te muevas tan durooo…
Yo sentía que mi verga palpitaba dentro de su anillo desflorado.
-Ya termina ya –dijo con una mueca de dolor- ¡Aaauuch!.. ¡Nooo!, ¡Jjjjmmm!, quiero ir al baño, ¡ya!, ¡ya! ¡Sacamela!, siento que se me sale la mier… ¡Aaaahh!. Ya no aguanto ¡Ya, ya! Por favor, termina, que ya no aguanto quiero al baño a cagar.
Y comencé a meterle y a sacarle la verga, sentía como limaba su rico ano virginal, o exvirgen, podía sentir mi pene tocando su mierda.
Su ano se resistía a ser penetrada, me apretaba mi pene, podía sentir sus contracciones anales en mi pene.
Hasta hace unos minutos era ¡Virgen!
Hasta que ya no aguante más y vomite en su rico ano, me separe de ella, vi como salía semen de su anillo era precioso, se resbalaba por su hermoso trasero hasta llegar a la sabana, hasta formar una mancha, de semen revuelto de mier…
Me separé de ella, tenia el pene lleno de su rica mierda, toda la corona del glande, me fui al baño a lavarme, oí que ella se levantaba de la cama y me asome, estaba quitando las sabanas estaban llenas de mierda se veía asquerosamente delicioso
-Apurate ¡auh!, como duele esto –dijo ella.
Venia caminando, se veía curiosa, paraba el culo y lo apretaba, agarrandose el vientre. -Quiero ir al baño, siento que se me sale la… Ahí se estuvo por espacio de varios minutos, yo podía oír los sonidos que emitía su trasero al estar descargando su mier.. junto con el semen.

Este día, no lo olvidare jamás pues perfore su ano ¡virgen!.
Cuando ella se iba a quedar con sus papas, de sábado para domingo, yo me iba a quedar con mi bombón al hotel a coger.

ATTE
HYDE

Leave a Reply

*